Aceite para motores refrigerados por aire

Los clásicos son autos generalmente mimados por sus dueños, por lo que existe un importante negocio entorno a estos. Porsche no es ajena a la situación. El fabricante con sede en Stuttgart lanzó al mercado europeo una nueva gama de aceites de motor para sus modelos clásicos con motores refrigerados por aire.

Estos lubricantes fueron desarrollados para garantizar la mejor protección para todos los motores de la marca refrigerados por aire, desde el primer Porsche, el 356, hasta el icónico 911 993, el último de la estirpe de los “aircooled”.

Este aceite está disponible en dos especificaciones diferentes: 20W50 para los modelos 356, 914 y 911 con motores de hasta 2.7 litros de cilindrada y 10W60 para los motores bóxer de seis cilindros de más de 3.0 litros, llegando hasta el 911 993.

Estos motores refrigerados por aire precisan de una mejor lubricación, debido a que trabajan a temperaturas más altas que un motor convencional refrigerado por aire, por lo que las cualidades disipadoras del calor del aceite son fundamentales en estos motores. Este es uno de los motivos por los que estos motores llevan mayores cantidades de aceite, de forma que este alcanza menos temperatura.

Es un lubricante pensado para los motores de modelos como el 356, el 911 y el 914.

Es un lubricante pensado para los motores de modelos como el 356, el 911 y el 914.

Podríamos pensar que aceites con estas gradaciones no son lo más adecuado para cuidar de todo un clásico de la talla de un Porsche, pero no es así. Un aceite moderno es mejor sobre el papel, pero si es demasiado fluido (algo bueno para motores modernos) en los modelos más antiguos y con más kilómetros se traduciría en fugas de aceite y menor presión en el circuito. Las tolerancias de los motores antiguos son mayores que las de los modernos, a lo que hay que sumar el desgaste.

Los nuevos aceites tienen muy buenas protecciones detergentes, que limpian los residuos del motor. Esto que a priori puede ser beneficioso no lo es si hasta ahora no se ha usado un aceite de esas características. Si el toda la suciedad del motor se desprende al cárter en un breve período de tiempo, esta permanecerá ahí hasta que se cambie el aceite. Un aceite con menores capacidades disolventes limpia poco a poco y no resulta tan agresivo con las juntas.

El Porsche Classic Motoroil es también para esos usuarios de clásicos que no los mueven de forma habitual y acostumbran a hacer recorridos relativamente cortos. Este aceite previene la acidificación al tener una importante reserva alcalina y protege de la corrosión a las partes más débiles.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.