Ahorrar en el cambio de aceite puede resultar caro

El aceite juega un papel fundamental en la vida útil del motor: asume una multitud de funciones que son decisivas para que todos los procesos del motor se desarrollen correctamente, desde la lubricación y la amortiguación hasta la protección anticorrosiva, pasando por la limpieza, la refrigeración y el sellado.

Para que el aceite pueda realizar de manera óptima todas sus funciones existen algunos requisitos: por un lado que el aceite sea de alta calidad y, por el otro, un cambio periódico del aceite y del fi ltro de aceite. Lo que muchos usuarios no saben es que cuando se conduce frecuentemente por ciudad y cuando se utilizan biocombustibles, deben acortarse los intervalos de cambio de aceite. Por tanto, es recomendable tener en cuenta siempre el comportamiento individual en la conducción y, en caso necesario, renovar el aceite más a menudo de lo que indica el fabricante.

OE-Flyer OE-Flyer

A la hora de cambiar

Solo se debe usar aceite con la calidad especificada para el vehículo. Con cada cambio de aceite también conviene cambiar el filtro, ya que solamente un filtro limpio tiene la capacidad adecuada para eliminar las impurezas del aceite como polvo, partículas metálicas y residuos de la combustión.

Durante el funcionamiento del motor, partículas de resina del aceite pueden mezclarse con el polvo del asfalto, residuos sueltos de la combustión y el agua de condensación, y formar lodos en el aceite. Un indicio inequívoco de este problema son los sedimentos sobre la tapa de llenado de aceite.

Los lodos y otros sedimentos en el aceite pueden provocar a su vez una avería de la válvula reguladora de presión de la bomba de aceite que, en función del ajuste de la válvula, puede tener consecuencias diversas:

* Lubricación deficiente dado que la mayor parte del aceite aspirado por la bomba es evacuada al cárter directamente a través de la válvula.

* Presión de aceite descontrolada con altos picos de presión, reconocible por el filtro de aceite hinchado.

Cuando aparecen estos daños ya no basta con cambiar solamente el aceite y el filtro, ya que, tal y como se ha explicado anteriormente, los sedimentos también han afectado a la válvula reguladora de presión de aceite. A fin de evitar mayores daños, incluso daños en el motor, es imprescindible que en el taller se determinen y reparen con precisión las averías y sus causas. Por ejemplo, en el caso de un filtro hinchado se detectarán marcas de abrasión en la carcasa y en el pistón de la válvula reguladora de presión de la bomba de aceite, lo cual puede requerir el cambio de la bomba de aceite.

Así que ya ve: si bien una demora en el cambio de aceite permite ahorrar dinero a corto plazo, al mismo tiempo aumenta el riesgo de daños graves con elevados costes de reparación.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.