Alta protección en sistemas neumáticos de frenos

En los vehículos industriales medianos y pesados a partir de un peso de aproximado de 7,5 toneladas, algunos componentes funcionan con accionamiento neumático. Para ello, un compresor (accionado por el motor del vehículo) succiona el aire limpio a través del filtro de aire y lo comprime a unos 11 bares de sobrepresión. El aire comprimido se almacena en varios recipientes de aire comprimido situados en el vehículotractor y el remolque. Desde estos recipientes se abastecen todos los componentes.

Los Mahle Original y Knecht se compone de perlas granuladas de aproximadamente 1 a 3 mm, fabricadas a partir de un material muy poroso.

Estos son algunos elementos que (entre otros) están bajo presión en un vehículo industrial:

  • La suspensión neumática del vehículo y del remolque.
  • La regulación en altura del camión durante la carga y descarga.
  • El asiento del conductor con suspensión neumática.
  • El embrague (en caso de asistencia neumática para embrague). El cambio (en caso de cambio automático neumático).
  • El sistema de limpieza de los gases de escape (mediante la dosificación neumática de urea).
  • Las conexiones externas para herramientas (destornillador percutor, medidor de presión de neumáticos, etc.).

En función de la región donde se utiliza el vehículo, de la temperatura ambiente y de la humedad relativa del aire, el aire puede contener hasta 50 gramos de vapor de agua por metro cúbico. Estos contenidos de agua nunca deben penetrar en el sistema neumático, ya que darían lugar a corrosión y los daños consecuentes serían graves. Para proteger el sistema se incorporan secadores de aire

La carcasa del secador de aire se compone de un cartucho de acero de gruesas paredes y un disco de cierre con rosca para el atornillado. En el interior del secador de aire se encuentra el elemento principal: un recipiente relleno de secante. El secante se compone de perlas granuladas de aproximadamente 1 a 3 mm fabricadas a partir de un material muy poroso. Debido a la gran cantidad de pequeños y regulares poros, canales y huecos se crea una enorme superficie activa interna. Así, un gramo de secante cuenta con una superficie activa de más de 1.000 metros cuadrados. En el caso de un kilo de secante, la cantidad que suele utilizarse en los camiones, se dispone por tanto de una superficie aproximada de 1.000.000 de metros cuadrados. Esta equivale a la superficie de 200 campos de fútbol.

Desde el punto de vista químico y estructural, el granulado está concebido de forma que en su superficie se pueda depositar el vapor de agua del aire. Este fenómeno se denomina adsorción (en contraposición a la absorción, ver más abajo). Después de un tiempo de funcionamiento del compresor de aproximada mente 3 a 5 minutos, la mayor parte de la superficie del granulado está ocupada y debe regenerarse. Para ello se interrumpe el trabajo de transporte del compresor, el aire comprimido pro cedente del recipiente de aire de regeneración independiente es soplado en dirección contraria a través del secador de aire y se evacúa hacia el exterior. Debido a la des carga de presión en el secador de aire, el vapor de agua retenido por el secante se desprende, es arrastrado por el flujo de aire y es conducido junto con el aire de regeneración hacia el exterior a través de un silenciador.

 

La regeneración periódica del secador de aire es una condición imprescindible para que pueda  trabajar  con normalidad. Al mismo tiempo, la fase de regeneración permite al compresor enfriarse, debido a la pausa en el funcionamiento. En un funcionamiento ininterrumpido, el compresor se sobrecalentaría, por lo que aumentaría considerablemente la proporción de aceite en el aire comprimido. Además, debido al sobrecalentamiento, el aceite se desintegraría químicamente en el aire.

Por esta razón, el sistema de aire comprimido está diseñado de forma que el compresor trabaje como máximo dos tercios del tiempo y el tercio restante se use para protegerlo contra un sobrecalentamiento.

¿Qué ocurre cuando el sistema neumático no es estanco? Las posibles causas pueden ser, por ejemplo, un cilindro de freno defectuoso en el vehículo tractor o el remolque, un acoplamiento de manguera no hermético en el suministro de aire comprimido del remolque, una grieta en un fuelle de tubo o un bloqueo en la manguera de escape de aire. A veces también puede ser una simple negligencia humana, por ejemplo, cuando el conductor se olvida de volver a cerrar la válvula después de extraer aire. En todos estos casos, el compresor alcanza la presión de sistema requerida demasiado tarde (o nunca). Si no se alcanza la presión de sistema, la unidad de mando no recibe ningún impulso para regenerar el secador de aire. Esto significa que el secador no se regenera con la suficiente frecuencia, o no se regenera en absoluto.

Cuando el secante está saturado, es decir, su superficie está completamente cubierta por una capa de humedad, el agua se condensa dentro del secador e inunda el granulado. En lugar de adsorción se produce una absorción: todos los poros del granulado se llenan de agua. En consecuencia, la humedad y el condensado siguen penetrando en el  sistema neumático con efectos devastadores, ya que muchos componentes, como las válvulas distribuidoras, cilindros de freno o piezas del cambio están fabricados de aluminio y acero. Si el agua alcanza estas piezas, la corrosión será imparable. Las piezas móviles, como las válvulas electromagnéticas, se bloquean. El secante también se ve afectado: debido a la excesiva proporción de agua aumenta considerablemente de peso, se apelmaza y el granulado literal mente se desintegra y se convierte en fino polvo a causa de las vibraciones que se producen durante la conducción, así como de las pulsaciones del compresor.

Este polvo fino que se ha generado sale del secador de aire mezclado con el agua con densada y contamina el sistema neumático. Esta  harina de granulado abrasiva destruye todos los componentes mecánicos del sistema neumático.

Dentro del sistema neumático, el secador de aire es un componente importante, fundamental para la seguridad. Cualquier defecto en el sistema neumático siempre afecta también al secador de aire, impide su funcionamiento y lo destruye. Son indispensables para la seguridad y el  mantenimiento de valor del vehículo la comprobación periódica de la estanqueidad de la instalación neumática del vehículo (y del remolque), la atención a las advertencias del sistema electrónico de a bordo, así como el mantenimiento y la sustitución del secador de aire conforme a los intervalos.

Para preservar el valor de la reparación están disponibles los secadores de aire de Mahle Original y Knecht. Mahle Aftermarket también trabaja activamente en lo que respecta al corazón de la instalación de aire comprimido, el compresor, al ampliar continuamente la gama básica de compresores de aire Mahle Original de reciente lanzamiento. Además, también se pueden adquirir piezas de recambio y kits de reparación para muchos compresores.

También te puede interesar...

3 Respuestas

  1. HUGO OLIVERA dice:

    ME DEDICO A LA REMANUFACTURACION DE VALVULAS NEUMATICAS. POR ESTE OTIVO ES QUE MIS CLIENTES ME PIDEN CONTINUAMENTE LES PROVEA DE ESTOS FILTROS . NECESITARIA SABER SI UDS. PUEDEN PROVEERME PARA LA COMERCIALIZACION DE DICHOS FILTROS ( MAHLE AL12 ), LAS CONDICIONES DE COMPRA Y EL PRECIO.

  2. Guillermo dice:

    A q kilometraje se cambia el filtro secador o cuando uno sabe q esta malo
    Gracias.

  3. jose fco. salgado acosta dice:

    buenas tarde por medio del presente me permito dirigirme aquin correponda para ver la cotizacion de un regulador de presion para camion tipo international

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.