Campo de pruebas

Focus Group: Mitsubishi L200 3.2 CR

En otra producción exclusiva entre Lubri-Press y Autoblog, convocamos a usuarios del segmento de las pick-ups medianas a probar y opinar sobre la última evolución de la L200.

Los caminos rurales de Mercedes, en el Oeste bonaerense, fueron el escenario perfecto para este séptimo Focus Group.

Alfacar cedió tres unidades de la L200 3.2 CR para este evento, una de ellas con caja automática.

La estabilidad a altas velocidades fue uno de los puntos más destacados por los participantes.

Los precios de la L200 oscilan entre 49.900 y 51.750 dólares.

El equipamiento es bueno, aunque varios participantes pidieron más ayudas electrónicas.

El motor 3.2 aumentó este año su potencia de 160 a 165 caballos.

La posición de manejo y el espacio en las plazas traseras fueron otros puntos a favor. Los usuarios de L200 tailandesas extrañan los tapizados.

La caja de carga de la L200 es ancha, pero no tiene la profundidad de sus competidoras.

Los Focus Group de Lubri-Press y Autoblog -el programa exclusivo de tests drives donde los lectores prueban y opinan sobre las últimas novedades del mercado- volvieron a sus fuentes.

La primera edición se realizó hace más de un año en el campo, con la Volkswagen Amarok, y este séptimo capítulo volvió a tener como protagonistas a una chata por caminos rurales.

El mes pasado, diez usuarios de pick-ups del segmento mediano pudieron evaluar sobre los polvorientos caminos de Mercedes, provincia de Buenos Aires, a la Mitsubishi L200 3.2 CR, la última evolución de la camioneta fabricada en Brasil.

En términos de organización, la gente de Alfacar –importador oficial de Mitsubishi en la Argentina- fijó nuevos parámetros para este tipo de eventos, con el armado de un lounge en una estancia de 1908, una completa merienda para amenizar el debate, tres L200 a disposición de los participantes (una con caja automática) y tres instructores de manejo del Mitsu Club, para que la experiencia fuera tan completa como segura.

La L200 3.2 CR está a la venta desde marzo pasado y se ofrece en dos versiones: 4WD manual (49.900 dólares) y 4WD automática (51.750 dólares). Ambas llevan el mismo motor cuatro cilindros turbodiesel con 165 caballos de potencia.

El equipamiento de serie incluye doble airbag frontal, frenos ABS delanteros y traseros, climatizador automático, tapizado en cuero sintético, control de crucero (sólo en versión automática), levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas y espejos retrovisores eléctricos, con plegado automático.

 

Testimonio I

Nombre: Mercedes Castro (39 años)
Ocupación: Empleada administrativa (maneja 12 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Ford Ranger 4×4 Limited 2006
Vehículos anteriores: Otra Ford Ranger Limited, Mitsubishi L200 y Fiat Punto.

Me gustó: “El habitáculo es muy cómodo, sobre todo en las plazas traseras. El diseño me encanta, me parece divino. La trayectoria de Mitsubishi me transmite mucha confianza, sobre todo por la confiabilidad mecánica y por cómo están hechos sus sistemas de transmisión”.

No me gustó: “La suspensión delantera me pareció demasiado blanda. El pedal de freno tiene un recorrido largo y esponjoso. El interior tiene materiales demasiados sencillos. Por el precio, le faltarían más ayudas electrónicas, como asistencia en pendiente, ESP y control de tracción. Me gusta hacer travesías off-road y tendría que levantar bastante la suspensión para mejorar su desempeño”.

Testimonio II

Nombre: Luis Alberto Tobal (55 años)
Ocupación: Especialista en mantenimiento de maquinaria vial (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Mitsubishi 2.5 1996
Otros vehículos actuales: Chevrolet S10 2010, Peugeot Partner, Citroën Berlingo, BMW 328i 1996 y BMW 325i 1995.

Me gustó: “Me sorprendió el funcionamiento del motor. Tiene mucha potencia. Casi demasiada para una chata. La calidad del interior me pareció buena, lo mismo que el andar, muy suave comparado con mi vieja Mitsubishi. Me parece una pick-up espectacular para andar en la ruta, en la ciudad y en la playa. Me gusta el diseño de la trompa”.

No me gustó: “Me cuesta imaginarla como una pick-up de trabajo. La caja de carga debería ser unos centímetros más grande y los salpicaderos traseros tendrían que ser más largos, para no lanzar piedras cuando se anda en el ripio. No me gusta el diseño de la parte trasera. Me gustaría que Alfacar ofreciera una versión más simple destinada sólo para trabajar”.

Testimonio III

Nombre: Marcelo Pucci (51 años)
Ocupación: Fabricante de accesorios para pick-ups (maneja 40 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Volkswagen Amarok 4×4 Highline 2011
Vehículos anteriores: Toyota Hilux 3.0 y Ford Ranger

Me gustó: “Me pareció una camioneta muy fácil de maniobrar, con las dimensiones justas para el tránsito y una muy buena dirección. Probé la versión con caja automática, que me gustó mucho. El torque del motor es excelente, lo que ayuda mucho a la agilidad. También me agradó el diseño, tiene personalidad, no es copia de otras pick-ups. Otros puntos a favor son el climatizador y la insonorización, son detalles cuidados como si fuera un auto y no una pick-up”.

No me gustó: “El tren delantero lo noté demasiado blando para mi gusto, no así el tren trasero, que tiene buen agarre. La cabina es un poco más angosta que en la Amarok y la caja de carga no es tan profunda”.

Testimonio IV

Nombre: Ramiro Beatriz (22 años)
Ocupación: Estudiante y empleado en una fábrica de accesorios para pick-ups (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Volkswagen Amarok 4×4
Vehículos anteriores: Ford Ranger 2.5, Ranger 2.8 y Toyota Hilux

 

Me gustó: “Me encantó el motor, tanto el torque como la potencia. Me gustó el trabajo de la suspensión, tiene una gran estabilidad y es muy maniobrable. Las relaciones de caja son muy buenas y ayudan mucho a la salida que tiene desde parada. El interior no es más grande que en la Amarok, pero me pareció más confortable, sobre todo la posición de manejo. También me gustó el diseño”.

No me gustó: “Por el precio que tiene debería ofrecer control de estabilidad, control de tracción y más airbags. También butaca con regulación eléctrica. Con el último restyling se eliminaron la luneta trasera de apertura eléctrica y el techo corredizo, un accesorio que sólo tenía la L200”.

Testimonio V

Nombre: César Beatriz (48 años)
Ocupación: Fabricante de accesorios para pick-ups (maneja 60 mil kilómetros al año).
Vehículo actual: Mitsubishi L200 3.2
Vehículos anteriores: Isuzu, Toyota Hilux, Chevrolet S10, Ford Ranger, Dodge Ram, VW Amarok y Nissan Frontier 2.5.

Me gustó: “La estabilidad y la dirección son muy buenas. La amortiguación está muy bien puesta a punto. La aceleración y la capacidad de tracción me sorprendieron. La camioneta tracciona a la misma velocidad que el motor trepa de vueltas. Esto debe ser una cuestión del torque y la cilindrada 3.2. Es algo que no ocurre con la Amarok 2.0 y la Frontier 2.5”.

No me gustó: “La calidad del cuero sintético de esta versión brasileña no está a la altura del tapizado de mi L200 tailandesa. Perdió el techo corredizo y la luneta trasera de apertura eléctrica. Las Nissan y Mitsubishi que llegaron desde Asia tienen mecánicas indestructibles. No me generan la misma confianza los productos provenientes de Brasil. Alfacar debería tener una red de postventa más extensa en todo el país”.

Testimonio VI

Nombre: Martín Mainé (34 años)
Ocupación: Propietario de manquinarias viales (maneja 100 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Toyota Hilux 4×4 SRV AT 2010
Vehículos anteriores: Dodge Ram y Ford Ranger

Me gustó: “La caja automática es muy buena y para mí eso es algo imprescindible, por la cantidad de kilómetros que manejo al año. También me gustaron la posición de manejo y la estabilidad. Es genial que venga de serie con el enganche desmontable para remolque. Me gustó el diseño de la trompa”.

No me gustó: “El diseño de la caja de carga no me termina de cerrar. Tengo una moto que suelo llevar en mis pick-ups y en la L200 no entraría, o tendría que llevarla con la tapa abierta. El tren delantero me pareció demasiado saltarín, algo blando para mi gusto”.

Testimonio VII

Nombre: Santiago Carcasson (27 años)
Ocupación: Empleado de empresa autopartista (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Ford Ranger 4×4 2006
Vehículos anteriores: Volkswagen Golf y Senda

Me gustó: “La posición de manejo me pareció muy cómoda. Las plazas traseras también están muy bien. El diseño exterior me encanta. El motor no es tan rabioso como esperaba, pero tiene muy buena respuesta. La computadora de abordo es muy completa, viene con gancho de remolque de serie y me gustaron detalles de terminación del interior, como los comandos del climatizador”.

No me gustó: “La caja de carga es chica o tiene dimensiones poco aprovechables. El tren delantero es algo blando. El precio está un poco más barato que las Hilux y Amarok, pero le falta más equipamiento de seguridad. En el interior escuché algunos ruidos a plásticos”:

Testimonio VIII

Nombre: Juan Manuel Casas (23 años)
Ocupación: Estudiante de Administración de Empresas (maneja 20 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Toyota Hilux4x4 SRV 2006
Vehículos anteriores: Otra Hilux

Me gustó: “Me encantó la estabilidad, incluso a altas velocidades. No se va de cola. Va muy agarrada al piso, transmite una gran sensación de seguridad. El habitáculo es muy silencioso. Probé la versión con caja automática y me gustó su funcionamiento. Las plazas traseras son muy cómodas”.

No me gustó: “El diseño no me termina de cerrar. Tendría que ser más robusto. En el interior tiene algunos detalles simples, como el tablero. También vi demasiados plásticos”.

Testimonio IX

Nombre: Dominico Lee (20 años)
Ocupación: Administrador de empresas y estudiante de Diseño de Transportes (maneja 16 mil kilómetros al año).
Vehículo actual: Toyota Hilux SW4 2006
Vehículos anteriores: Ssangyong Musso

Me gustó: “El diseño exterior es muy bueno. Transmite una imagen más deportiva que utilitaria. El motor y la transmisión tienen muy buen rendimiento. Los frenos son potentes. El precio me parece razonable para lo que ofrece en términos de equipamiento, motor y calidad de terminaciones”.

No me gustó: “La suspensión delantera es un poco saltarina, aunque el comportamiento general me pareció muy estable y seguro”.

Testimonio X

Nombre: Jacinto Campos (66 años)
Ocupación: Productor rural (maneja 60 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Chevrolet S10 4×4 2006
Vehículos anteriores: Toyota Hilux SW4, Ford F-100 y Chevrolet Blazer

Me gustó: “La posición de manejo es muy buena, sobre todo la visibilidad hacia adelante. Me gusta que la selectora de la doble tracción sea con palanca y no con un botón electrónico, me transmite una mayor sensación de confianza y robustez. La caja de carga es más grande que en mi S10. El motor tiene buen torque y es muy elástico, se viaja desahogado. Los guardabarros tienen buenas dimensiones y los frenos son muy buenos”.

No me gustó: “El equipamiento me pareció modesto para el precio que tiene. No me gustó el diseño de la parte trasera, tan redondeado. La suspensión es más dura que en mi S10, pero todas las pick-ups son más duras que la Chevrolet. La caja de cambios automática debería ofrecer más de cuatro velocidades”.

 AGRADECIMIENTO ESPECIAL

A la gente de Alfacar: Andrea Russo (responsable de Comunicación de Mitsubishi), Carolina Ricci (departamento de Marketing), Juan Carlos Barbini, Pablo Rivero y Nicolás Minisini (pilotos del Mitsu Club).

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.