Chiquito, pero el más seguro

El mercado de los citycars, también conocido como Segmento A, no para de crecer en la Argentina. El año pasado se lanzaron a la venta los nuevos Hyundai i10, Chevrolet Spark, Smart ForTwo y Fiat 500.

Son todos autos de dimensiones pequeñas, ágiles para la ciudad, muy fáciles de estacionar y con algunas limitaciones de espacio y prestaciones para viajar.

El mes pasado salió a la venta en la Argentina el nuevo Kia Picanto. Lubri-Press lo manejó durante una semana y acá se reproduce la crítica completa.

Por fuera

El nuevo Picanto comparte varios componentes estructurales y mecánicos con el Hyundai i10. Recordemos que las dos marcas coreanas son primas-hermanas y tienen varias plantas de producción en común.

Sin embargo, el nuevo Kia no sólo es más grande que el viejo Picanto. También se desmarca del i10: mide 3.595 milímetros de largo (10 mm que el i10 y 60 mm que el anterior Picanto), 1.595 mm de ancho (igual que su antecesor y que el i10), 1.490 mm de alto (10 mm más que el viejo Picanto y 60 mm menos que el i10). La distancia entre ejes también creció un poco: 2.385 mm contra 2.370 del primer Picanto y 2.380 del i10.

Más allá de los números, el nuevo Kia se destaca por su diseño. La carrocería fue creada en el estudio que la marca tiene en Alemania bajo las órdenes de Peter Schreyer, autor del Audi TT original, del VW New Beetle y de varios aciertos para Kia, como Cerato Forte Koup, Soul y Sportage, entre otros.

El color marrón de esta unidad no ayuda a lucir sus líneas, pero en tonos pastel o blanco se lo ve moderno y simpático al mismo tiempo -aunque sin llegar al nivel encantador de un Cinquecento-.

La versión con caja manual tiene llantas de aleación de 14 pulgadas, pero –por una cuestión de costos- la variante automática calza llantas de chapa con tazas de plástico. Esta diferencia entre Manual y Automático se repetirá varias veces a lo largo de esta crítica.

Los neumáticos son Hankook Kinergy Eco 165/60R14 y la rueda de auxilio es temporal, en medida 105/70D14.

Hay un nuevo chico en el tránsito argentino. Y llegó de Corea del Sur.

Hay un nuevo chico en el tránsito argentino. Y llegó de Corea del Sur.

El diseño es un claro punto a favor del nuevo Picanto.

Por dentro

El Picanto está homologado para cinco pasajeros, pero en la práctica sólo entran cuatro adultos con comodidad. En las plazas traseras, tanto el i10 como el Spark ofrecen más altura para las cabezas.

La posición de manejo es cómoda, a pesar de que el volante no se regula en profundidad y la butaca no se ajusta en altura.

La calidad de terminación es buena y, como ocurre con casi todos los citycars, está un escalón por encima de los autos chicos (Segmento B) fabricados en el Mercosur. Todos los plásticos son duros, pero los encastres son a conciencia. La unidad probada tan sólo tenía un chirrido molesto detrás de la zona de la guantera.

Y, hablando de ruidos, en las plazas traseras hay una práctica ranura para enganchar las hebillas de los cinturones de seguridad –cuando no se usan- y así evitar que golpeteen contra las puertas.

El toque de diseño en el interior corre por cuenta del volante, revestido en cuero en la parte superior y con una curiosa “boca de payaso” en la parte de abajo, en plástico que imita el aluminio. El volante cuenta además con los comandos para el manejo del equipo de audio (con CD/MP3/USB/iPod).

Todos los dispositivos tienen botones grandes y de uso intuitivo. El tablero es sencillo y viene con computadora de abordo, pero los de Kia se sumaron a la costumbre generalizada de eliminar el reloj para la temperatura del agua del motor. En cambio, sí tiene una luz verde “Eco”, que congratula al conductor cuando está haciendo un manejo ahorrativo.

El baúl no tiene bandeja para ocultar la carga y su volumen es bastante limitado. Tiene apenas 200 litros de capacidad. Es más grande que el del 500 y el Spark, pero más chico que el baúl del i10 y el Smart. Si se rebate el respaldo trasero (se puede hacer por partes, un tercio o dos tercios), la capacidad de carga se puede ampliar hasta 870 litros.

A la hora de hablar del equipamiento, otra vez hay que hacer referencia a las diferencias entre el Picanto Manual y el Automático. El Automático tiene levantavidrios eléctricos en las puertas delanteras (el Manual, en las cuatro) y espejos retrovisores con mando manual (en el Manual, eléctricos).

Está homologado para cinco pasajeros, pero en la práctica caben sólo cuatro adultos con comodidad. La butaca del conductor no se regula en altura.

Seguridad

Tiene cinco apoyacabezas y cinco cinturones de seguridad inerciales, aunque carece de anclajes Isofix. Viene de serie con frenos ABS, doble airbag frontal y es el auto más barato de la Argentina con control de estabilidad, siempre y cuando tomemos su precio al cambio oficial en dólares. Excelente y destacable.

Sin embargo, para que el costo extra del ESP y de la caja automática no dispararan su precio final, se hicieron otros recortes en materia de seguridad. Por ejemplo, los faros antiniebla son exclusivos de la versión Manual, lo mismo que los intermitentes colocados en los espejos retrovisores (mucho más visibles que aquellos ubicados dentro de la óptica tradicional).

Este Picanto, fabricado en Corea del Sur, ya fue sometido a una prueba de choque por EuroNCAP: obtuvo cuatro estrellas de puntuación, con una protección de 86% para adultos y 83% para niños, aunque la unidad impactada sí tenía Isofix.

La versión Automática no trae faros antiniebla, llantas de aleación ni intermitentes en los espejos retrovisores.

Motor y transmisión

El motor es el mismo del Hyundai i10, que desde el año pasado fue revisado por completo e incorporó distribución variable: 1.2 naftero de 16 válvulas, con 86 cv de potencia a 6.000 rpm y 123 Nm de torque a 4.000 rpm.

Es un propulsor muy silencioso, que en el caso de la unidad probada estaba asociado a una caja automática de cuatro velocidades, con un selector que incluye tres marchas de fuerza.

La versión con caja manual de cinco marchas cuesta mil dólares menos y, como ya se mencionó, no tiene ESP pero sí tiene un equipamiento bastante más completo.

El control de estabilidad es exclusivo de la versión Automática. Es desconectable.

Comportamiento

Además de haber aumentado un poco la distancia entre ejes, el nuevo Picanto también tiene trochas más anchas que el i10. Por eso, esperaba encontrarme con un auto de andar más confortable.

Pero ocurrió lo contrario.

La puesta a punto de la suspensión del Picanto es bastante más dura que la de su primo-hermano. Esto puede ser debido a la planta de origen de cada modelo. Mientras que el i10 llega a la Argentina importado de India (fábrica especializada en los llamados “mercados emergentes”), el Picanto viene de Corea del Sur (producido por la misma planta que abastece a Europa).

Es decir, el Picanto tiene una puesta a punto pensada más para las calles europeas que para las indias (o argentinas): no se lleva bien con los pavimentos ásperos ni poceados. Tampoco con el empedrado desparejo.

Pero, en cambio, tiene un desempeño ejemplar en las curvas. Dobla sin inclinaciones de la carrocería y todo el conjunto responde a la perfección a las órdenes del volante.

Y eso que no tiene una dirección que pueda llamarse deportiva: la asistencia eléctrica está pensada para maniobrar en ciudad. No es muy comunicativa.

La caja automática tiene un funcionamiento correcto y es muy recomendable para quienes vayan a usar el auto en ciudad. Sólo tiene reacciones lentas –espera algunos segundos, como si estuviera “pensando”- cuando se pisa el acelerador a fondo.

En estos casos, que puede ser cuando se suben pendientes pronunciadas o cuando se hace un adelantamiento en ruta, lo mejor es utilizar las tres marchas de fuerza. De esta manera, se puede bloquear la primera, segunda o tercera velocidad con todo su empuje. Así, el motor trepa de vueltas hasta llegar al corte de inyección (a 6.500 rpm) sin pasar en ningún momento al cambio superior.

Que sea un citycar no limita al Picanto exclusivamente al uso en ciudad. De hecho, el motor está más que capacitado para mantener un buen ritmo en ruta (en D, acelera de 0 a 100 km/h 12,9 segundos y alcanza una máxima de 172 km/h).

Las limitaciones para viajar, en todo caso, vienen sólo por el lado del baúl pequeño y el diminuto tanque de combustible: tiene sólo 35 litros de capacidad y se agota con rapidez cuando se viaja a buen ritmo. El Picanto automático consume 9,5 litros cada 100 kilómetros en ciudad y 8,8 en ruta.

A 120 km/h y en cuarta velocidad el motor trabaja un poco esforzado, a 3.700 rpm. No es ruidoso, eso ya se destacó, pero una quinta marcha ayudaría a extender un poco la autonomía.

Los frenos son correctos para ciudad, pero en ruta se nota cierto cansancio cuando se los usa con frecuencia.

El control de estabilidad es exclusivo de la versión Automática. Es desconectable.

Elegante, moderno y seguro. El Picanto es el nuevo referente de los citycars.

Conclusión

El nuevo Kia Picanto es un auto que cae simpático por su diseño y que llama la atención por su practicidad en ciudad. Pero también hay argumentos más racionales que convencen. El ejemplo más claro es el equipamiento de seguridad, con el ESP más accesible del mercado, y la garantía de cinco años o 100 mil kilómetros.

Sin embargo, y en un esfuerzo por mantener un precio competitivo, el Picanto Automático tiene numerosos baches en el equipamiento.

Sí, el Picanto 4AT tiene control de estabilidad, algo que el Picanto 5MT no equipa. Pero, a cambio, el Manual ofrece llantas de aleación, intermitentes en los espejos retrovisores, faros antiniebla, levantavidrios eléctricos traseros y espejos con comando eléctrico.

Poner al usuario en la posición de elegir entre equipamiento de confort y de seguridad es una práctica bastante común de las automotrices del Mercosur. En este caso la disyuntiva la plantea una marca coreana, de quien no esperábamos semejante contagio.

La postura editorial de Lubri-Press es recomendar siempre al auto con el mayor equipamiento de seguridad. Y el Picanto no deja margen para la duda en este aspecto: en aquellos concesionarios donde lo vendan al cambio oficial, ofrece la mejor relación precio/seguridad de la Argentina.

Tan sólo eso alcanza y sobra para convertirlo en el nuevo referente de los citycars.

 

C.C.

 

FICHA TECNICA

  • Modelo probado: Kia Picanto 1.2 Automático
  • Precio: 18.600 dólares (17.600 dólares con caja manual de 5 marchas).
  • Garantía: Cinco años o 100 mil kilómetros.
  • Comercializa: Kia Motors Argentina (www.kia.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, distribución variable, inyección electrónica multipunto.
  • Cilindrada: 1.248 cc
  • Potencia: 86 cv a 6.000 rpm
  • Torque: 123 Nm a 4.000 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera.
  • Caja: automática, de cuatro velocidades (con tres marchas de fuerza).

CHASIS

  • Suspensión delantera: Independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales.
  • Suspensión trasera: Eje torsional rígido, con resortes helicoidales.
  • Frenos delanteros: discos ventilados
  • Frenos traseros: a tambor
  • Dirección: piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Hankook Kinergy Eco 165/60R14, con llantas de chapa.
  • Rueda de auxilio: Temporal, en medida 105/70D14.

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 172 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 12,9 segundos
  • Consumo urbano: 9,5 l/100km
  • Consumo extraurbano: 8,8 l/100km
  • Consumo medio: 9,1 l/100km

MEDICIONES

  • Largo / ancho / alto: 3.595 mm / 1-595 mm / 1.490 mm
  • Distancia entre ejes: 2.385 mm
  • Peso en vacío: 1.050 kilos
  • Capacidad de baúl: 200 litros (870 con el respaldo trasero rebatido)
  • Capacidad de combustible: 35 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal
  • Frenos ABS
  • Control de estabilidad
  • Tercera luz de stop
  • Manijas de puertas cromadas
  • Espejos color carrocería
  • Apertura de puerta con mando a distancia
  • Cierre centralizado
  • Levantavidrios eléctricos delanteros
  • Aire acondicionado
  • Apertura de tanque de combustible desde el interior
  • Tapizados bitono
  • Posavasos delantero y trasero
  • Equipo de audio con AM/FM/CD/MP3/iPod/USB
  • Comandos de audio en el volante
  • Computadora de abordo
  • Toma de 12v

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.