Cómo acabar con el mal olor de hongos y bacterias

Para el profesional mecánico, trabajar en el aire acondicionado era una cuestión de temporada: carga de gas, cambio de correas, verificación de pérdida de gas, etc. Pero desde que la mayor parte de los autos tienen un ingreso continuo de flujo de aire al habitáculo, la presencia de mal olor es algo que puede suceder todo el año. Aún con el cambio periódico del filtro de habitáculo, el mal olor persiste.

Este olor se debe a la presencia de polución, biomasa y humedad que luego de cierto tiempo de uso se notará, especialmente al conectar el sistema de aire acondicionado. No sucede cuando el automóvil es nuevo, pero posiblemente al año de uso esto se note, o lo peor es que no lo note el usuario por el acostumbramiento y sí lo notará quien no sube frecuentemente al vehículo. Y aunque apliquemos un desodorante o perfume solo enmascaramos el mal olor en forma momentánea, sin eliminar el factor lo que lo genera, que es la biomasa descompuesta adherida a las paredes del evaporador que también puede alojarse en los conductos y cubeta colectora de condensado.

Se trata de microorganismos que, no solo generan mal olor, sino que forman el ambiente ideal para su propio cultivo, productores de enfermedades de contagio por las vías respiratorias.

Para una solución efectiva necesitamos hacer contacto directo con los microorganismos, aplicando una espuma biocida que moja esta biomasa al punto de enjuague hasta diluirlo, eliminando absolutamente todo y dejando el sistema totalmente libre de olor y microorganismos.

LOCX01

La sensación posterior es igual a la del automóvil nuevo. Locx presenta una solución práctica, sencilla y eficaz con su producto de Limpieza de Aire Acondicionado con su manguera aplicadora que se la introduce en la tobera central hasta hacer tope en el evaporador, se agita y se presiona el pulsador del aerosol durante unos 15 segundos, esto hará que se llene de espuma el evaporador y se moje toda la superficie interior, luego se deja actuar unos 10 minutos.

En este tiempo la espuma se fluidifica, pero es suficiente para enjuagar y aflojar, hasta diluir, el barro que produce la humedad con polución y biomasa que se hubiera juntado.

Todo esto se elimina por el drenaje del evaporador. Pasados 10 minutos de la aplicación se conecta el sistema normalmente. El poder residual del biocida es muy prolongado, pasarán muchos meses para que se generen nuevamente estos microorganismos.

 

Importantes ventajas

 

• Elimina bacterias nocivas para la salud.

• Elimina olores desagradables.

• Aplicación simple y rápida.

• Muy alto rendimiento, un aerosol rinde hasta 7 aplicaciones.

• No es inflamable.

• Desarrollado bajo normas de calidad ISO 9001.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.