Cómo entender una hoja técnica

Las hojas técnicas de los aceites presentan información necesaria para la correcta selección de un lubricante, y permiten además una comparación objetiva entre productos.

Motor oil level

La propuesta para hoy es repasar cuál es la información presente en las hojas técnicas de los lubricantes Shell, para poder sacarles mayor provecho y entenderlas correctamente. Nos centraremos especialmente en los ensayos de laboratorio típicos que se realizan sobre los aceites nuevos.

Toda hoja técnica comienza con el nombre del producto como título, seguido de un subtítulo que define qué clase de aceite es, por ejemplo “Aceite de motor de servicio pesado”. En la parte superior derecha se destaca una o varias ventajas puntuales del producto, como puede ser el bajo contenido de cenizas, o el ahorro de combustible.

En el cuerpo de la hoja técnica encontramos distintos puntos que se desarrollan en cuanto a rendimiento, características y ventajas. Suelen detallarse las principales aplicaciones de los productos, es decir, para qué fue diseñado el aceite. Se incluyen logos que simplifican la visualización, por ejemplo en el caso de la familia Rimula dedicada a motores diésel de trabajo pesado, veremos logos de camiones y colectivos.

La sección de especificaciones, aprobaciones y recomendaciones es una de las más importantes ya que detalla las especificaciones técnicas del producto. Es de gran ayuda al comparar productos de forma objetiva. Tomando como ejemplo el caso del Rimula R4 X 15W-40 se mencionan normas de fabricantes y asociaciones como API, ACEA, Cummins, MACK, MAN, Mercedes-Benz, Renault, Volvo, entre otros.

* Características físicas típicas: Aquí se detallan valores típicos de ensayos de laboratorio en forma de tabla. Dependiendo de la clase de producto, cambiará la cantidad y tipos de ensayos reportados. Por ejemplo Shell Rimula R5 E 10W-40 cuenta con 9 ensayos reportados, mientras que Shell Diala S4 ZX-I siendo un aceite dieléctrico cuenta con 25 ensayos reportados. Explicaremos puntualmente algunas características normalmente incluidas en aceites de motor:

  • Viscosidad cinemática: Se mide según el método ASTM D445, y es una indicación de la resistencia a fluir por gravedad de un aceite a cierta temperatura. Se utiliza un tubo capilar calibrado por el cual se deja pasar aceite por gravedad. Cuanto mayor el tiempo que demore el aceite en recorrer dicho tubo calibrado, mayor la viscosidad. Las dos temperaturas de referencia son 40°C y 100°C, siendo la segunda necesaria para categorizar a un aceite dentro de un rango SAE, por ejemplo SAE 40. Las unidades de medida son centistokes (cSt).
  • Índice de viscosidad: Este parámetro se calcula a partir de las dos viscosidades cinemáticas mencionadas (@40°C y @100°C), según la norma ASTM D2270. Sabemos que la viscosidad sufre variaciones con la temperatura, es decir, baja la viscosidad a medida que aumentamos la temperatura del aceite. El índice de viscosidad es un indicador de cuanto varía la viscosidad con la temperatura. Un lubricante de alto índice de viscosidad será superior a uno de menor índice. Es decir, se mantendrá más fluido en frío, y mantendrá mejor la viscosidad en alta temperatura para una mejor lubricación.
  • MRV (Mini Rotary Viscometer): Este ensayo según norma ASTM D4684, es un indicador de la fluidez en frío del aceite, simulando la bombeabilidad a muy baja temperatura. Las unidades de medida son centipoise (cP). En el caso más extremo, la temperatura de ensayo para un aceite 0W-XX es de -40°C.
  • Densidad: indica cuántos kilos tiene el aceite por unidad de volumen, por ejemplo 840 kg/m3. Si bien los aceites de motor tienen densidades muy similares, podemos decir que un tambor de un aceite más denso será más pesado que un tambor de un aceite menos denso. Es importante no confundir densidad con viscosidad.
  • Punto de inflamación: Es la temperatura a la cual se desprenden suficientes vapores para producir una mezcla combustible, en presencia de una llama (método ASTM D92).
  • Punto de escurrimiento: Medido según el método ASTM D97, es la mínima temperatura a la cual el aceite fluye por gravedad.

La sección de seguridad, higiene y medioambiente detalla buenas prácticas y recomendaciones para la manipulación y disposición del producto. Para mayor información es necesario recurrir a la Hoja de Seguridad (MSDS: Material Safety Data Sheet).

Todas las hojas técnicas de Shell Lubricantes pueden ser obtenidas de http://www.epc.shell.com y mantienen la estructura detallada arriba para hacer más fácil la lectura y comparación de productos. Representan un material de consulta práctico y en constante actualización a medida que evoluciona el portafolio de lubricantes.

Asesor Técnico – Shell Lubricantes

También te puede interesar...