Desarrollos junto a Ducati

Shell tiene una larga historia en el mundo de la competición, buscando las condiciones más exigentes para probar sus productos, tanto en naftas como en lubricantes.

Desde 1999 Shell acompaña a Ducati en el World Superbike Championship. Y, desde 2003, en el Moto GP.

Si funciona en la pista, funciona en la calle. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, una de las alianzas técnicas más conocidas es la de Ferrari en la Fórmula 1, pero también existe una alianza de la misma calidad técnica en el mundo de las motos, también de la mano de una marca italiana, Ducati. Desde 1999 Shell acompaña a Ducati en el World Superbike Championship y desde 2003 en el Moto GP, habiendo logrado títulos en ambas categorías. Juntos suman más de 150 victorias utilizando naftas Shell V-Power y lubricantes Shell Advance. Comentaremos algunas de las exigencias de la categoría y las ventajas que pueden otorgar los productos.

Ducati corre con la moto Desmosedici GP de 157 kg, motor de 1000cc, V4, superando los 250 HP y alcanzando los 350 km/hora a 17.000 RPM. Dada la baja cilindrada con la que logra esos 250 HP, la densidad de potencia del motor resulta extremadamente alta, dando justamente un rendimiento sobresaliente en pista. La exigencia para los lubricantes es realmente muy alta, teniendo que soportar muy altas temperaturas y regímenes muy amplios de vueltas. La lubricación implica cubrir tres partes principales en la moto, el motor, la transmisión y el embrague. En el motor, es muy importante la limpieza del mismo, la baja evaporación de aceite por las altas temperaturas, y la correcta formación de película lubricante en todo el rango de rpm. En la caja, la lubricación de los engranajes debe asegurar un mínimo desgaste de los mismos para una transmisión de potencia óptima. En el embrague, debe asegurarse un correcto acople especialmente en los momentos de mayor desarrollo de potencia, donde un deslizamiento en los discos implicaría una pérdida sustancial de potencia.

Ducati utiliza en la competición y en el primer llenado en su planta de Bologna, el combustible Shell V-Power y lubricante Shell Advance 4T Ultra 15W-50. Este lubricante está formulado con bases 100% sintéticas del tipo GTL (gas to liquid), indicado como PurePlus en el envase. Estas bases tienen una pureza del 99,5% y su diferencia principal radica en la materia prima utilizada, que ya no es petróleo crudo, sino como dijimos el gas natural. Esta mayor pureza limita la formación de lacas y depósitos, normalmente provenientes de compuestos más inestables y oxidables como los aromáticos, que virtualmente no están presentes en los básicos PurePlus. Además le otorga una excelente respuesta tanto en baja temperatura, es decir óptima fluidez en los arranques, y una muy baja evaporación en alta temperatura. La baja evaporación, medida con el ensayo NOACK, se correlaciona con un menor consumo de aceite. Sumado a los básicos del gas natural, la formulación suma aditivos de Limpieza Activa, garantizando la limpieza del motor y evitando la pérdida de potencia por depósitos indeseados producto de la combustión.

Shell Advance 4T Ultra 15W-50 cumple las más avanzadas normas, JASO MA-2 y API SN. Las normas API corresponden al Instituto Americano del Petróleo, como bien conocemos de los productos para autos, sin embargo, no incluyen especificaciones de ahorro de combustible como las ILSAC. Esto es una diferencia clave por la cual ya no podemos usar productos de auto en la moto, dado que se necesitan buenas propiedades de acople en el embrague. Agregar aditivos modificadores de fricción y bajas viscosidades para lograr ahorro de combustible podría causar una pérdida de rendimiento en el embrague, cosa que no es problema en los autos. Las normas japonesas JASO pasan a certificar el buen funcionamiento del lubricante en el embrague. Cumplir con JASO MA-2, indica que el lubricante cumple en el rango más alto cada uno de los tres índices que mide, a diferencia de solamente especificar JASO MA o MA-1. Los índices son: Stop Time Index (tiempo que demora el embrague en acoplar), Static Friction Index (capacidad del embrague de manejar potencia una vez cerrado, sin patinar) y Dynamic Friction Index (suavidad en el proceso de acople).

Podemos resumir los beneficios de Shell Advance 4T Ultra en los siguientes puntos clave: limpieza del motor, evitando la formación de depósitos que restan caballos con el correr de los kilómetros, protección superior contra el desgaste en motor y engranajes, excelente propiedades de acople del embrague, óptimo rendimiento en bajas y altas temperaturas. Shell Advance 4T Ultra formulado a partir del gas natural, sumado a la excelencia del combustible Shell V-Power con su paquete de aditivos Dynaflex, aseguran el mejor rendimiento tanto en la pista con Ducati, como en la calle todos los días.

Por Bernardo Seguí
Asesor Técnico Shell Lubricantes.

SU PUBLICIDAD EN LUBRIPRESS!