El cambio de aceite más caro del mundo

Cuesta 21 mil dólares. Incluye el lubricante y los filtros. Lo bueno: viene con una revisión integral del vehículo.

La Bugatti Veyron pertenece a la empresa de alquiler Royalty Exotic Cars.

A pesar de que no se fabrica más, la Bugatti Veyron es uno de los autos más exclusivos y veloces del planeta. Cuando se la vendía como 0 kilómetro, su precio arrancaba en el millón y medio de dólares, sin contar los opcionales que la mayoría de los clientes pedía.

A pesar de ese valor, no deja de sorprender que un cambio de aceite y de filtros para este deportivo cueste casi 21 mil dólares.

Si bien se puede considerar un procedimiento casi de rutina en cualquier auto convencional, la revisión y el cambio de fluidos en el modelo de Bugatti puede resultar una verdadera aventura, debido a todos los pasos que hay que llevar a cabo para poder alcanzar los depósitos.

Esto lo vivió en persona Houston Crosta, propietario de una empresa de alquiler de autos exóticos en Las Vegas, EE.UU., quien se unió al equipo del taller para hacer la revisión y terminó documentado en video todo el procedimiento. El material dura 20 minutos, lo que demuestra en parte que no se trata de una tarea sencilla.

El primer inconveniente ya apareció al momento de levantar el vehículo en el elevador: esta cupé está tan pegada al suelo que hubo que utilizar un adaptador para levantarlo un poco y recién ahí calzarlo sobre los soportes del elevador.

Luego de una inspección visual de los extremos de cada eje, se quiso revisar una fuga hidráulica proveniente del alerón trasero del Veyron. Para llegar allí hubo que quitar decenas de tornillos, tapas, cubiertas y paneles.

Cuando se desarrolla un vehículo de este tipo, la prioridad es acercarse lo más posible a la perfección mecánica y aerodinámica, lo que deja en un segundo plano sus procesos de producción y de mantenimiento. Empezando por su motor de 16 cilindros, que se corre completamente de cualquier condición de normalidad.

Una vez finalizada la revisión de la fuga hidráulica, los técnicos aprovecharon para cambiar el aceite del motor. Mientras que para vaciar el depósito del lubricante en un auto común basta con quitar uno, a lo sumo dos tapones: el Bugatti Veyron tiene 16.

Comparado con eso, el reemplazo de los distintos tipos de filtros resulta bastante sencillo.

Los mecánicos estimaron que la dificultad del cambio de aceite es de 20 en una escala de 1 a 10. Al menos durante la primera hora, hasta que lograron sacar el panel trasero. “Después de que todo se desarma, algunas de estas cosas son simples y fáciles”, dijo Crosta. “Pero sacar todo para llegar a este punto, es un proceso que puede llevar un par de días”.

Si bien retirar la cubierta superior del motor no sería estrictamente necesario para realizar el cambio de aceite, un técnico oficial de la marca no dejaría de realizar esa tarea sólo para poder inspeccionar al menos visualmente el propulsor.

Lo bueno para la empresa que alquila este Veyron es que el costo del cambio de aceite lo recuperará muy rápido: para usar este superdeportivo durante 24 horas hay que pagar, justamente, 20 mil dólares.

También te puede interesar...