“El cuento del aceite para todos los coches”

La firma alemana de lubricantes explica por qué existen tantos aceites de motor distintos en el mercado.

La cantidad de tipos de aceite está lejos de disminuir. Más bien al contrario.

Hace mucho, mucho tiempo las cosas eran sencillas: No había que pensar mucho para hacer el aceite correcto, porque el mismo aceite se podía utilizar en casi todos los coches. Pero hoy ya no es así. Oliver Kuhn, director adjunto del laboratorio de aceites de Liqui Moly, explica las razones por las que no existe un aceite de motor universal.

En el pasado daba prácticamente igual qué aceite se le ponía al coche: Había muy pocos tipos de aceite y los coches aguantaban casi todo lo que se les echase. Con el tiempo fueron apareciendo más tipos de aceite, aun así, las diferentes viscosidades 10W-40 o 15W-40 servían para orientarse. Con ellas se indica lo espeso o ligero que es el aceite cuando está frío o caliente. Pero hoy en día, la viscosidad es sólo una de las muchas propiedades y no es gran ayuda a la hora de encontrar el aceite adecuado, en palabras de Oliver Kuhn.

Las normas industriales son hoy las que marcan las pautas para los aceites de motor, como por ejemplo la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) o el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés). Adicionalmente, los fabricantes europeos de coches en particular han ido desarrollando sus propias especificaciones para el aceite. “A día de hoy existen más de 50 especificaciones para aceites de motor”, explica Oliver Kuhn.

¿Cómo se explica que la cantidad de tipos de aceite siguiera creciendo? En su empeño constante por reducir el consumo de combustible, y con ello las emisiones de gases contaminantes, los fabricantes europeos en particular vieron que el aceite de motor era un parámetro más a tener en cuenta. Cuando desarrollan un nuevo motor, se establecen ya en una etapa muy temprana, cuáles deben ser las propiedades del aceite. Son entonces los fabricantes de aceite los que deben desarrollar el aceite adecuado. Debido a que cada fabricante de automóviles tiene un planteamiento tecnológico distinto, las propiedades que se requieren del aceite, pueden diferir bastante. A veces se pueden combinar diferentes características en un único aceite, pero otras veces no.

Así hemos pasado de tener un lubricante genérico en las décadas pasadas a disponer de un líquido altamente especializado hoy en día. Y por eso, en la actualidad no podemos tener un aceite universal que sirva para todos los coches. “El que sostenga lo contrario, no tiene ni idea o quiere engañar a la gente”, afirma Oliver Kuhn. Liqui Moly produce sólo en Alemania y tiene el aceite adecuado para prácticamente cualquier coche.

Por lo tanto, la pregunta sobre el cuál es el “mejor aceite” no se puede responder de manera general. En lugar de esto, se trata más bien de utilizar el aceite correcto para cada coche. Hoy en día, el aceite de motor es como una pieza de recambio líquida. Utilizar el aceite equivocado es como montar una pieza de recambio que no encaja. Los riesgos que se corren van mucho más allá del lodo que se puede formar. Cuando se combinan ciertos aceites con determinados motores, el motor puede quedar totalmente inservible tras unos cientos de kilómetros. El manual de su vehículo o la guía de aceite de www.liqui-moly.com le indican cuál es el aceite indicado. Basta con introducir la marca, el modelo y la motorización para obtener una lista con los aceites recomendados.

La cantidad de tipos de aceite está lejos de disminuir. Más bien al contrario: La diversidad de aceites seguirá creciendo en el futuro al igual que la tendencia hacia tipos de aceites cada vez más específicos. “Con ello, las cosas se van a complicar tanto para los conductores como para los mecánicos”, en palabras de Oliver Kuhn. “Nosotros los fabricantes también lo tendríamos más fácil, si hubiera menos tipos de aceite.” Pero esta tendencia no la marcamos nosotros, sino los fabricantes de automóviles.”

También te puede interesar...