El mantenimiento de las motocicletas

Las motos tienen características operacionales muy distintas de las de un auto y por eso requieren atenciones especiales para alargar sus vidas.

Mobil tiene una amplia variedad de lubricantes para motores de motos y para el mantenimiento de todas las piezas que demanden protección.

El primer elemento en el que se debe poner atención es el combustible, debido a que su calidad es fundamental para una buena operación del motor. Un combustible de mala calidad o contaminado puede dañar válvulas, bujías, disminuir la vida del aceite del motor y, consecuentemente, la vida del propio motor. Por eso es clave que se elija una buena estación de servicio y comprar combustible de calidad. Además, siempre se debe utilizar combustible conforme a las especificaciones del fabricante de la moto y seguir sus recomendaciones para el mantenimiento del sistema de combustible, como por ejemplo:

  • Nunca permitir que se agote el combustible en el tanque, porque los residuos pueden tapar el filtro de combustible o las líneas de alimentación, carburadores o inyectores.
  • Inspeccionar el sistema y cambiar el filtro de combustible conforme las recomendaciones del fabricante.
  • Inspeccionar y cambiar las bujías de acuerdo con las prescripciones del manual del propietario.
  • Como el combustible requiere aire para ser quemado, siempre hay que cambiar o limpiar el filtro de aire de acuerdo con los requerimientos del fabricante de la moto.

Un buen mantenimiento siempre ocurre con la lubricación adecuada del conjunto motor de cualquier vehículo, pero con las motocicletas 4T hay una particularidad única: el cárter del aceite lubricante es solamente uno para lubricar y proteger el motor, el embrague y los engranajes. Adicionalmente, al buscar conjuntos motores compactos, los motores tienen mayor densidad de potencia, trabajan en rotaciones más elevadas y tienen volúmenes de cárter más pequeños, lo que tiene como consecuencia temperaturas operacionales más elevadas, tornando aún más crítico el trabajo del aceite.

Las altas temperaturas contribuyen a la oxidación del aceite, que tiene como consecuencia el espesamiento del lubricante, pérdida de su fluidez a bajas temperaturas, con peor arranque en frío, mayor desgaste, y formación de depósitos y barros.

Siempre al cambiar el aceite hay que seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a la viscosidad y nivel de calidad, así como también con respecto al cambio o limpieza del filtro del aceite lubricante.

El embrague de las motos 4T es del tipo multidisco en baño de aceite. Para el perfecto desempeño del embrague es necesario que el lubricante tenga una fricción adecuada, pues si es demasiado alta, el embrague va a tener una operación áspera y, con baja fricción, va a ocurrir un deslizamiento y pérdida de torque en la rueda. Por eso, cuando se va a cambiar el aceite de la moto, siempre se deben buscar aquellos específicamente diseñados para motos con desempeño comprobado en las pruebas de fricción prescritas por la JASO, una organización japonesa para la implementación de estándares de aceites para motor.

La JASO estableció dos clasificaciones de fricción para aceites de motos: MA (de alta fricción, apropiado para transmisiones manuales de motos) y MB (de baja fricción, con aplicación exclusiva en scooters con transmisiones del tipo CVT). A su vez, la JASO MA tiene dos subclasificaciones: la MA1, con fricción intermedia, y la MA2, con alta fricción.

Las pruebas de fricción de la JASO simulan el desempeño del embrague en las siguientes situaciones típicas del uso de una moto:

  • Arranque, como si se estuviera saliendo después que la señal cambia para verde;
  • Acoplamiento, como cuando se cambian las marchas mientras se mueve en la calle;
  • Mantenimiento del torque, como cuando se sube una rampa con carga en la moto.

En los dos primeros casos, los límites de la JASO están en rangos donde no hay deslizamiento del embrague y tampoco ocurren golpes o una operación brusca. El último, evalúa si puede ocurrir deslizamiento del embrague, con consecuente pérdida de rendimiento en la subida.

Además de las propiedades friccionales, la JASO establece los niveles mínimos de desempeño conforme las clasificaciones de servicio del API (Instituto Americano del Petróleo), ILSAC (Comité Internacional de Normalización y Aprobación de Lubricantes) o de la ACEA (Asociación de los Constructores Europeos de Automóviles). Dichos niveles son:

  • API SG, SH, SJ, SL, SM, SN
  • ILSAC GF-1, GF-2, GF-3
  • ACEA A1/B1, A3/B3, A3/B4, A5/B5, C2, C3, C4

La JASO también estableció especificaciones para propiedades fisicoquímicas de los aceites involucrando: Viscosidad. Índice de viscosidad. Espuma. Pérdida por evaporación. Estabilidad al corte. Elementos químicos. Ceniza sulfatada. TBN. TAN.

Mobil posee una amplia oferta de aceites formulados con la más alta tecnología para las motos modernas:

  • Mobil 1 Racing 10W-40: aceite 100% sintético para motos de alto desempeño, como algunos modelos de Kawasaki, Suzuki, Yamaha y Ducati;
  • Mobil Super Moto 4T 20W-50: aceite mineral para motos Honda anteriores al año 2010, algunos modelos de Yamaha, Bajaj y varios otros fabricantes;
  • Mobil Super Moto 10W-30 MX: aceite semisintético para motos Honda producidas después del año 2011 y algunos modelos de Bajaj;
  • Mobil Super Moto 10W-40: aceite semisintético recomendado para motos de Kawasaki, Suzuki y varios modelos de Yamaha;
  • Mobil Super Moto 15W-50: aceite semisintético recomendado para algunos modelos de Yamaha y Suzuki, además de algunas aplicaciones en motos de Indian y Harley Davidson.

Es importante destacar que siempre se debe consultar las recomendaciones del fabricante antes de elegir el aceite para la moto y cambiarlo siempre en el kilometraje sugerido.

Para el buen mantenimiento de la moto es muy importante seguir las especificaciones del fabricante respecto de la horquilla, cuyo fluido debe ser cambiado regularmente, y mantener el nivel del líquido de freno y cambiarlo regularmente, que es relevante para la seguridad del conductor y de todos que le rodean.

Adicionalmente, la cadena necesita de limpieza, ajuste y lubricación adecuada, normalmente cada 1000 km, utilizándose un aceite de buena adhesividad y viscosidad apropiada. Los cojinetes de ruedas requieren grasas de alta calidad y superior resistencia a altas temperaturas y deben ser regularmente inspeccionados.

En este sentido, Mobil tiene una línea de productos de alto desempeño para ayudar al buen mantenimiento de las motos:

  • Mobil Super Moto Chain Lube: lubricante aerosol especial para cadenas;
  • Mobil Super Moto Fork Oil: fluido para horquillas;
  • Mobil Super Moto Brake fluid: líquido de frenos DOT 4;
  • Mobil Super Moto Grease: grasa de complejo de litio NLGI 2 y aditivos de extrema presión para aplicaciones a altas temperaturas.

Por último, y como siempre, se debe poner la seguridad en primer lugar, verificar regularmente las lámparas de los faros y señalizadores, y cambiarlas inmediatamente cuando se observe algún problema. También chequear la presión de los neumáticos semanalmente, siguiendo siempre la recomendación del fabricante acerca de cuanto es la presión adecuada.

SU PUBLICIDAD EN LUBRIPRESS!