El nuevo “Landie”

El clásico todo terreno inglés se renovó por completo. Más confortable y seguro, pero con la promesa de ofrecer los mismos niveles de aventura.

El diseño recuerda un poco al viejo Defender, pero es completamente nuevo.

Incomparable e imparable: La reinterpretación de un icono para el siglo XXI.

Diseño práctico, ingeniería espectacular: Inteligente y lleno de carácter, su inconfundible silueta incluye elementos emblemáticos del anterior Defender, como los cortos voladizos, delante y detrás, que le proporcionan mejor maniobrabilidad en situaciones extremas.

Parece resistente porque lo es: La nueva y resistente arquitectura D7x se ha desarrollado para soportar la prueba de fenómenos extremos, que van más allá de los estándares habituales para un SUV.

Father & Son, el clásico y el nuevo.

Prestaciones de talla mundial en carretera y situaciones todoterreno: El nuevo Land Rover Defender redefine su abanico de prestaciones con una capacidad todoterreno incuestionable y un confort en carretera que realza su carácter.

Listo para explorar el mundo: La carga máxima de 900 kg, la carga en estática en el techo de hasta 300 kg, la carga en movimiento en el techo de 168 kg, la capacidad de remolque de 3.500 kg, y la profundidad de vadeo de hasta 900 mm se combinan para convertir al nuevo Defender en el todoterreno definitivo para las expediciones terrestres.

Enorme cambio en el interior. Más equipado, confortable y seguro que nunca.

Tecnología todoterreno inteligente: La innovadora tecnología Terrain Response 2 de Land Rover vuelve a revolucionar el panorama actual con el nuevo programa de vadeo y el primer sistema Configurable Terrain Response todoterreno del mundo, que permite a conductores expertos y principiantes optimizar la tracción en cualquier circunstancia.

Confort sobre el asfalto: El nuevo Defender se mantiene estable sobre cualquier superficie para garantizar el máximo confort incluso en los viajes más largos.

Como siempre, habrá versiones de tres y cinco puertas.

Eficiencia intrínseca: Las versiones electrificadas llegan al Defender con avanzadas alternativas de Mild-Hybrid (MHEV) o el híbrido enchufable (PHEV), así como potentes y eficientes versiones de motores diésel y gasolina.

Tecnología del siglo XXI: Incorpora en primicia el nuevo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro con una interfaz intuitiva, mientras que las actualizaciones por software inalámbrico proporcionan el software más reciente en todo momento en cualquier lugar del mundo.

Interior minimalista y práctico: Su interior resistente, funcional y versátil se convierte en algo único, incorporando elementos estructurales a la vista y un asiento auxiliar central en la parte delantera para vivir las aventuras en familia.

Un todo terreno inglés, pensado para vivir off-road.

Una familia excepcional: El Defender 110 está disponible con una configuración 5+2, cuatro paquetes de accesorios diferentes (Explorer, Adventure, Country y Urban) y 170 accesorios individuales. Además, la familia se completa con un Defender 90 más pequeño y versiones comerciales versátiles y resistentes.

Listo para llegar muy lejos: El Defender dispone de la fuerza interior necesaria para lograr hazañas increíbles. Es el mejor compañero de aquellos con el coraje suficiente para ayudarles en lugares donde otros no se atreven o no pueden llegar.

Asociación global: Land Rover continúa su larga colaboración humanitaria con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) con el Defender como protagonista.

El nuevo Defender está pensado para los más aventureros y curiosos, que aprecian los valores de la comunidad y se esfuerzan por impulsar el cambio.

La inconfundible silueta resulta tan familiar como novedosa. Parece resistente porque lo es, aunque ofrece un diseño práctico y una ingeniería espectacular. Además de ser emblemático por su nombre, forma y capacidad, el Defender puede personalizarse para que los propietarios aprovechen al máximo sus prestaciones.

Durante siete décadas de innovación pionera, los vehículos de Land Rover se han ganado un lugar muy especial en el corazón de los exploradores, las organizaciones humanitarias y las familias más aventureras de todo el mundo. El nuevo Defender se ha probado en los entornos más duros del planeta para garantizar que hace honor a su linaje.

El nuevo Defender completa la dinastía de Land Rover al unirse al lujo y el refinamiento sin igual de la familia Range Rover y a las altas prestaciones de los versátiles SUV Discovery. La versión 110 es solo el comienzo de una familia compuesta por los vehículos todoterreno con más prestaciones y más resistentes del mundo. En breve le seguirán la versión compacta 90 de batalla corta.

La pasión y el respeto que despierta el modelo original son la base del nuevo Defender, que ofrece extraordinarias capacidades todoterreno. Las innovadoras tecnologías avanzadas redefinen las aventuras en el siglo XXI sin perder la autenticidad del espíritu pionero que ha caracterizado a Land Rover durante 71 años.

El nuevo Defender es inconfundible gracias a su distintiva silueta con mínimos voladizos delanteros y traseros para conseguir ángulos excelentes de ataque y salida. Los diseñadores de Land Rover han reinterpretado las señas de identidad del Defender para el siglo XXI al darle una funcional presencia angular con pequeñas ventanas alpinas en el techo, pero manteniendo a la vez el portón trasero con bisagras laterales y la rueda de repuesto instalada en el exterior que siempre ha caracterizado al modelo original.

Gerry McGovern, Director de Diseño de Land Rover, declaró:”El nuevo Defender es respetuoso con su pasado, pero no está atado a él. Este es un nuevo Defender para una Nueva Era. Su personalidad única se acentúa por su silueta distintiva y sus equilibradas proporciones, lo que lo hace altamente deseable y muy capaz: un 4×4 visualmente atractivo que lleva su integridad de diseño e ingeniería con un compromiso inquebrantable”.

La personalidad minimalista del Defender original se conserva en el interior, donde los elementos estructurales y las sujeciones, que suelen estar ocultos, se dejan a la vista para aumentar la sensación de sencillez y funcionalidad. Una de las características innovadoras es el cambio de marchas en el salpicadero que posibilita la instalación del asiento auxiliar central opcional en la parte delantera para crear una fila de tres asientos, como en los primeros modelos de Land Rover.

El resultado es que el Defender 110 ofrece configuraciones de cinco, seis o 5+2 plazas con un espacio de carga detrás de la segunda fila de hasta 1.075 litros y hasta 2.380 litros cuando la segunda fila está plegada. El Defender 90 se ha diseñado con seis plazas y la longitud de un vehículo compacto de cinco puertas.

Entre las características fáciles de usar se incluyen detalles prácticos e innovaciones tecnológicas avanzadas. El resistente suelo de caucho resulta fácil de limpiar. Repele gran parte de los “restos” de las aventuras del día a día y de esos “viajes” que se hacen una vez en la vida. La capota de lona plegable opcional que abarca todo el techo ofrece una sensación descapotable. También permite a los pasajeros de la segunda fila del Defender 110 levantarse cuando el vehículo está aparcado para vivir un auténtico safari**.

La arquitectura funcional D7x de Land Rover (la “x” es un guiño a “extremo”) se basa en las construcciones monocasco de aluminio ligero para crear la carrocería más rígida de Land Rover fabricada hasta el momento. Es tres veces más rígida que los diseños tradicionales de carrocería sobre bastidor, sirve como base para la suspensión neumática o helicoidal totalmente independiente, y posibilita la incorporación de los motores electrificados más novedosos.

El nuevo Defender ha superado más de 62.000 pruebas antes de dar por finalizada la fase de desarrollo, mientras que la arquitectura de la carrocería y el chasis se ha diseñado para soportar la prueba de fenómenos extremos de Land Rover, que consiste en someter al vehículo a impactos repetidos y mantenidos, por lo que va más allá de los estándares habituales para SUV y turismos.

Durante las pruebas de desarrollo, los prototipos han recorrido millones de kilómetros en algunos de los entornos más duros del planeta: desde los 50 °C del desierto hasta los -40 °C del Ártico, pasando por los 10.000 pies de altitud de las Montañas Rocosas de Colorado.

El abanico de prestaciones innovadoras del nuevo Defender marca la diferencia. La tracción permanente a las cuatro ruedas, la caja de cambios automática de dos velocidades, el diferencial central y el bloqueo del diferencial trasero activo opcional garantizan que cuenta con todos los componentes mecánicos necesarios para conducir con seguridad por la blanda arena del desierto, la tundra congelada del Ártico o cualquier otro terreno.