Ensayo de dureza extremo

Los filtros deben ser resistentes. Deben soportar una presión elevada, temperaturas extremas y fuertes vibraciones y, según las condiciones de la carretera, también deben ser capaces de retener mucho polvo o arena. Por este motivo, antes de incorporarlos  en los vehículos, los filtros Mahle Original y Knecht, no solo se comprueban a fondo, sino que también se someten a condiciones extremas que superan en mucho  las condiciones que deberán soportar durante su vida útil normal bajo el capó.

Este proceso tiene lugar en Mahle Filtersysteme Austria GmbH en St. Michael, donde además de las medidas de control de calidad directamente integradas en el proceso de fabricación, existe un laboratorio de ensayos. En alrededor de 1000Ym2 hay instaladas más de 30 estaciones de prueba, en las que 40 ingenieros  y técnicos someten el material hasta el límite y más allá.

Por ejemplo, con una presión de hasta 40 bar o pulsos de presión a temperaturas extremas de -40 °C o 150Y°C, a los que los módulos de filtro completos deben resistir varios cientos de miles de veces. También deben superar sin sufrir ningún deterioro: agresiones químicas, fuertes vibraciones y polvos finos.

El proceso hasta la autorización para la fabricación en serie es largo y duro, y los primeros pasos son virtuales. Las cargas de los diseños se determinan con simulaciones en ordenadores de alto rendimiento. Para ello, los componentes altamente complejos de los filtros se descomponen en piezas más pequeñas y fáciles de calcular y se combinan entre sí. “Con este denominado “método de elementos finitos” pueden analizarse resistencias, soldaduras y deformaciones de manera cercana a la realidad, sin tener que construir voluminosas estructuras de montaje y fabricar costosas piezas de fundición”, explica Hans-Peter Lang, jefe de Desarrollo en St. Michael. Las primeras piezas no se producen hasta finalizar esta fase de desarrollo, y con frecuencia proceden de impresoras 3D.

En el laboratorio, los filtros se comprueban mecánicamente.

En el laboratorio, los filtros se comprueban mecánicamente.

En funcionamiento normal, un elemento filtrante nunca llegará a presentar tal grado de suciedad.

En funcionamiento normal, un elemento filtrante nunca llegará a presentar tal grado de suciedad.

A continuación, el departamento interno de construcción de modelos fabrica las herramientas para los componentes de los módulos de filtrado.

En el desarrollo de los filtros se trabaja estrechamente con los ingenieros de la industria automovilística y de motores, que con frecuencia plantean a los ingenieros de Mahle grandes desafíos.

Lo cierto es que las carrocerías atractivas y las formas aerodinámicas a menudo también son sinónimo de poco espacio. A fin de lograr un buen rendimiento, una filtración fina de los combustibles e intervalos de cambio lo más extensos posibles, los ingenieros de Mahle deben revolver el fondo del cajón de los trucos y recurrir a materiales especiales. Por ejemplo, entre otras cosas, se utilizan papeles de filtrado reforzados con fibra de vidrio o sofisticados productos de laboratorio para la carcasa. Además, para que los productos Mahle puedan cumplir con su tarea de manera fiable durante el mayor tiempo posible, deben llegar primero a su destino seguros y en buenas condiciones. Por esta razón, los ingenieros también desarrollan los embalajes y unidades de transporte óptimos, tanto para el equipamiento original como para el recambio libre.

 

Servicio al cliente

Los ingenieros de Mahle en St. Michael no sólo son expertos en desarrollo, sino que también ayudan a responder sus preguntas y reclamaciones. Y se comprueba una y otra vez: por regla general no es el filtro el origen del problema, sino la forma en que se montó. Aquí unos consejos para el taller.

* “Sin esquinas ni cantos, por favor”: Si después de un cambio de filtro, el motor ya no arranca, en el laboratorio se suele determinar que las juntas están dañadas, por lo que sale aire del depósito en lugar de combustible. Por eso nunca se debe utilizar una herramienta afilada (como un destornillador) para el montaje de juntas y juntas tóricas.

* “¿Buena lubricación?”: En general es recomendable lubricar la junta con el mismo medio que esta después debe retener: es decir, combustible diésel limpio para juntas en filtros de combustible y aceite de motor para los cartuchos de filtro de aceite y para filtros de aceite roscados.

* “¡Saber cómo… Y dónde!”: n la página web www.mahle-aftermarket.com, el taller y el distribuidor pueden registrarse para recibir el boletín “Technical Messenger”. Desde aquí también se puede descargar la “TechCheck”, que brinda ayuda al taller con consejos técnicos actuales para los conductores. El centro de descargas o “Download Center” ofrece mucha más información útil.