Focus Group: Chevrolet Camaro SS Coupé y Convertible

Los lectores de Lubri-Press y Autoblog manejaron y opinaron sobre el deportivo de Chevrolet. Probaron las versiones Coupé y Convertible. Invitado sorpresa: Agustín Canapino.

Lubri-Press y Autoblog organizaron en el Sofitel de Cardales un encuentro muy especial: el Focus Group más potente de la historia, protagonizado por los Chevrolet Camaro Coupé y Convertible.

Los participantes pudieron manejar y opinar sobre los dos muscle-cars V8, en una tarde que contó con un invitado sorpresa: Agustín Canapino, piloto oficial Chevrolet, nuevo campeón de Turismo Carretera y flamante Olimpia de Oro 2018. El deportista argentino más ganador del año pasado dedicó un par de horas de su agenda para hablar ante los invitados sobre su auto favorito.

“El Camaro es, para mí, el deportivo perfecto. Es el auto de seguridad del Súper TC2000 y el que manejo en todos los circuitos donde corro, llevando siempre a algún invitado en la butaca del acompañante. Lo manejé en todos los autódromos del país y me encanta: tiene muchísima potencia, acelera, dobla, frena, hace todo bien”, declaró Canapino ante los presentes.

A su turno, Agustín Mazzola, responsable de Marketing de Producto de General Motors Argentina, detalló las características del Camaro Six: un auto con un motor V8 6.2 de 461 caballos. “Los invito a manejar el Camaro más potente y tecnológico que hemos comercializado en la Argentina, con diferentes modos de manejo que permiten que sea un auto que se pueda disfrutar todos los días”, señaló Mazzola.

Por fin, llegó el turno más esperado por todos los presentes: tuvieron la posibilidad de manejar el Camaro SS Coupé (95 mil dólares) y el Camaro SS Convertible (103 mil dólares), en un recorrido de media hora de duración, que combinó calles y autopistas.

La opinión de los participantes se reproduce a continuación.

Los protagonistas del evento: Chevrolet Camaro Six Convertible (103 mil dólares) y Camaro Six Coupé (95 mil dólares). La coupé es el auto de seguridad que Agustín Canapino suele manejar en autódromos de todo el país, en la previa de cada carrera.

Opinaron propietarios del Camaro Five y también un coleccionista de Chevy.

Y también de otras marcas. Algunos dejaron sus autos a la intemperie.

Otros prefirieron guarecerse bajo el techo, por el pronóstico de tormenta.

Fue un evento donde no faltó nada.

Mientras la ciudad de Buenos Aires se inundaba, el cielo de Cardales invitaba a descapotar el Convertible.

Agradecimientos: GM Argentina (Susana Pini, Bernardo García, Agustín Mazzola y equipo), Agustín Canapino y Hotel Sofitel La Reserva Cardales.

Agustín Mazzola (GM Argentina) realizó la presentación del producto.

Campeón del TC, ex campeón del STC2000, múltiple campeón del Top Race y flamante Olimpia de Oro, Agustín hizo un lugarcito en su agenda para hablar con los lectores de Lubri-Press y Autoblog sobre su deportivo favorito.

 


TESTIMONIO I

  • Nombre: Oscar Campana (48 años)
  • Ocupación: Comerciante (maneja 40 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Chevrolet Camaro Five SS (2014) y Chevrolet Cruze (2017).
  • Vehículos anteriores: Jeep Grand Cherokee y Peugeot RCZ.

Me gustó: “Manejé el Convertible y me gustó todo. Soy un admirador del Camaro y obviamente este es muy superior al mío, sobre todo en términos de tecnología. Es un auto que conserva las bondades de altísimas prestaciones, pero con un equipamiento mucho más moderno y completo. Me gustaron los diferentes modos de conducción, que hacen que el auto tenga múltiples personalidades. Mi Camaro es un auto un poco más duro para el uso diario, mientras que el nuevo es realmente un deportivo que se puede usar todos los días. El sonido es realmente atrapante”.

No me gustó: “En el Convertible, cuando abrís la capota, el baúl se anula por completo. No es un auto que se pueda usar para hacer un viaje largo. Sigue teniendo también el problema de que las plazas traseras son muy limitadas, sobre todo para el tamaño que tiene el vehículo: es realmente enorme, pero con un habitáculo chico, sobre todo en el asiento trasero”.

¿Me lo compraría?: “Sí, porque es un auto claramente superior al mío. Sólo me frena el tema del precio, que si bien sigue siendo el mismo en dólares de siempre, la situación del peso argentino cambió mucho en los últimos meses. Tengo entendido que hay muchos descuentos en los concesionarios. Será cuestión de averiguar”.

 


TESTIMONIO II

  • Nombre: Javier Szuldiner (48 años)
  • Ocupación: Empresario (maneja 20 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Porsche 911 (1989), Porsche 911 (1968) y VW Golf GTi (2018)
  • Vehículos anteriores: Mercede-Benz C250 (2011) y Porsche 911 (1996).

Me gustó: “Me sorprendió la brusquedad del motor. Los caballos realmente se notan cuando lo acelerás. Es un auto muy agresivo. El precio de lista es de 95 mil dólares, pero estuve averiguando y en este momento hay unos descuentos muy buenos para este auto. Realmente los precios que ofrecen algunos concesionarios son baratos para un auto de esta potencia”.

No me gustó: “La visibilidad por el parabrisas es muy limitada. El diseño exterior me gusta, pero de adentro no: los deportivos americanos tienen siempre una calidad inferior a los deportivos alemanes, que es lo que estoy acostumbrado a manejar. Usé los diferentes modos de manejo y me parecieron interesantes, pero en realidad lo usaría siempre en modo Sport. No pude probar el modo Track. La próxima vez me gustaría manejarlo en un circuito”.

¿Me lo compraría?: “No, porque estoy acostumbrado a otro estilo de autos deportivos”.

 


 

TESTIMONIO III

  • Nombre: Gustavo Becerra (47 años)
  • Ocupación: Martillero (maneja 30 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Chevrolet Camaro SS (2013) y Ford Econoline V8 ex Embajada de EEUU (ver nota).
  • Vehículos anteriores: Dodge Ram 1500, Toyota Hilux y Fiat 500 Abarth.

Me gustó: “Me encantó todo lo que le mejoraron con respecto a mi Camaro: le pusieron un volante decente, un sonido de motor más presente, sistema multimedia con Apple CarPlay y toda la tecnología que el anterior no tenía. Los 50 caballitos extra de potencia también se notan mucho”.

No me gustó: “El diseño de la parte trasera no me termina de gustar. El restyling del 2019, que está por salir, está mejor resuelto”.

¿Me lo compraría?: “Sí, aunque no sabría decir si prefiero esperar al 2019, porque me gusta mucho el diseño de la cola del nuevo, pero no tanto el de la trompa. Un Camaro tiene que identificarse al instante de verlo. La marca no tiene que olvidar eso”.


TESTIMONIO IV

  • Nombre: Patricio Canillas (41 años)
  • Ocupación: Comerciante (maneja 25 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: BMW M3 Manual.
  • Vehículos anteriores: Audi S3 y Audi TTRS.

Me gustó: “Me gustó muchísimo la estética, sobre todo el diseño exterior. El interior también me pareció muy bueno. El motor y su sonido me encantaron. La caja secuencial es muy buena, está muy bien relacionada con el motor. Los precios que están promocionando son muy buenos. El valor de lista sigue siendo de 95 mil dólares, como siempre, pero estuve consultando en concesionarios oficiales y llegaron a ofrecerme descuentos más que interesantes”.

No me gustó: “Las terminaciones del interior podrían ser mejores: hay muchos plásticos duros. GM Argentina debería ofrecer la opción de caja manual, hoy sólo se consigue automático. Manejé el Coupé, justamente porque la opción Convertible no me interesa”.

¿Lo compraría?: “Sí, pero sólo si lo ofrecieran con caja manual. Suelo participar en track days y me gustan los deportivos con caja manual”.

 


TESTIMONIO V

  • Nombre: Guillermo Jakimczuk (43 años)
  • Ocupación: Empresario (maneja 12 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: BMW M135i Coupé Kit 480 cv (2013)
  • Vehículos anteriores: VW Gol GTi y Seat León

Me gustó: “La tenida en ruta es muy buena. Tiene muy buen agarre y es algo que no esperaba. La caja automática es bárbara y te ayuda mucho a manejar bien el auto. Es un auto confortable, un deportivo que se puede usar todos los días. El diseño es espectacular: el Camaro es un auto que siempre me gustó, desde el ’68 -salvo alguna aberración que hubo en el medio- es un deportivo que siempre me gustó. El motor suena hermoso”.

No me gustó: “A pesar de que el motor suena bien, estoy acostumbrado a los gritos del motor de mi BMW. Este es un V8, tiene que roncar todavía más fuerte. Los neumáticos son Run-Flat, no me gustan los autos sin rueda de auxilio. Manejé el Convertible y me pareció que la cabeza me quedaba muy al descubierto, pero fue sólo una sensación. Tal vez se podría solucionar con la posibilidad de bajar la butaca todavía un poco más”.

¿Me lo compraría?: “Sí, sin dudarlo. El precio de lista del Convertible es de 103 mil dólares, pero en el evento estuvo presente el dueño de un concesionario (Rubén Loiácono, de Roycan) y después de charlar un rato me lo terminó ofreciendo con un muy buen descuento. Creo que me voy a mandar una macana y me lo voy a comprar”.

 


TESTIMONIO VI

  • Nombre: Sergio Silva (54 años). Fue un invitado especial, que se seleccionó entre los coleccionistas de Chevrolet clásicos que se postularon para este evento.
  • Ocupación: Industria siderúrgica (maneja 15 mil kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Chevrolet Cruze LT y Chevy Serie 2 (1973).
  • Vehículos anteriores: Chevrolet Vectra y Chevrolet Corsa II

Me gustó: “Lo que más me gustó es la caja secuencial, nunca había manejado una transmisión así. Me gustan las cajas manuales, pero esta caja realmente me sorprendió, es increíble. La reacción del motor es sorprendente. Es un auto muy sereno hasta que lo acelerás en serio, ahí realmente es espectacular. La estética es espectacular, me encanta”.

No me gustó: “Es difícil encontrarle algo que no me guste. El corazón, además, me tira. No puedo decir que haya algo que no me guste en un Chevrolet. Y menos en un Camaro”.

¿Me lo compraría?: “Sí, claro que sí. ¿Cómo podría decir que no? Hay que ver si puedo, que es otra cosa”.

También te puede interesar...