Herramienta de precisión

Desde hace más de una década, la Forester es el modelo más vendido de Subaru en la Argentina. Y esto ocurre en varios países más también. Nació como una evolución de la clásica Station Wagon 4WD de los ’80 y fue metaformoseándose de rural, a crossover y finalmente –en esta cuarta generación- como una SUV hecha y derecha.

Subaru la llama All New Forester porque es justamente eso: completamente nueva. Salió a la venta en la Argentina hace un mes y durante una semana manejamos la versión 2.5 CVT Limited Sport (59.900 dólares).

La crítica completa se reproduce a continuación.

 

Por fuera

Como dijimos, la Forester ya no es más una rural todo terreno. Ni tampoco tiene un diseño crossover. Hoy es una SUV clásica, que se posiciona por tamaño en el segmento compacto, pero que por motorizaciones también robará algunos clientes a las SUV del segmento mediano.

Con 4,59 metros de largo, es seis centímetros más grande que una Honda CRV y su distancia entre ejes creció hasta 2,64 metros (dos más que la CRV).

Su diseño ahora es más agresivo y deportivo, con aristas afiladas y dos notables branquias que enmarcan a la parrilla frontal. Este es el principal rasgo de identidad de la All New Forester y es una lástima que en América Latina no se ofrezca con las tiras de leds verticales dentro de esas branquias. En su lugar, las luces diurnas de leds se ubican en al parte superior de los faros de Xenón.

El nuevo diseño es más moderno y agresivo.

El nuevo diseño es más moderno y agresivo.

La nueva Forester tiene uno de esos diseños que se aprecian más en persona que en fotos. No es bonita, pero resulta original y transmite una gran sensación de robustez. Es un típico Subaru.

Además, la carrocería es muy eficiente. De una generación a otra, el coeficiente aerodinámico bajó de 0,37 a sólo 0,33. Es un buen valor para una SUV.

Esta versión 2.5 Limited Sport se diferencia de las versiones básicas (2.0i) por traer llantas de aleación de 18 pulgadas, apliques laterales cromados, rieles superiores satinados y techo corredizo. Por encima de ella todavía hay una versión más equipada y deportiva, la 2.0XT Turbo, que se distingue básicamente por la doble salida de escape cromada.

 

Por dentro

Como es tradición en los autos japoneses, el interior no tiene un gran diseño ni transmite la exclusividad de algunas marcas premium. Pero el puesto de comando es práctico y está bien equipado.

La butaca del conductor tiene ajustes eléctricos (sólo en las versiones más equipadas) y el volante se regula en altura y profundidad. La posición de manejo es bien americana: cómoda y relajada.

El tablero es sencillo y cae en un olvido cada vez más común en la industria: no tiene indicador de temperatura del motor. Sólo hay una luz azul que se prende cuando la mecánica está fría y una roja que, supuestamente, se encenderá cuando el motor ya haya sufrido.

FORESTER8

El portón trasero tiene apertura y cierre automáticos.

El portón trasero tiene apertura y cierre automáticos.

En el centro del panel de instrumentos hay una pantalla LCD de 4,3 pulgadas, que muestra gráficos muy completos de consumo en tiempo real y parcial, además del diagrama del sistema Symmetrical All Wheel Drive: indica en todo momento cuál es la rueda que tiene mayor capacidad de tracción y cómo los diferenciales trabajan para distribuir el torque de la manera más apropiada.

Adentro hay espacio cómodo para cinco adultos.

Adentro hay espacio cómodo para cinco adultos.

La pantalla central muestra en tiempo real cómo trabaja el sistema Symmetrical All Wheel Drive con XMode.

La pantalla central muestra en tiempo real cómo trabaja el sistema Symmetrical All Wheel Drive con XMode.

Interior práctico, aunque austero, como en todo auto japonés.

Interior práctico, aunque austero, como en todo auto japonés.

No tiene navegador satelital, pero al menos sí cuenta con cámara de retroceso y un equipo de audio con seis parlantes, Bluetooth y enchufes para Aux/USB.

En las plazas traseras hay espacio cómodo para tres adultos, la altura del techo es generosa y hay buen lugar para las piernas. El baúl tiene capacidad para 505 litros (hasta la altura de la cortina cubrecarga, pues hay mucho más volumen por encima de ella) y, si se rebate el respaldo trasero (por un tercio o dos tercios, con prácticos botones one-touch) se puede alcanzar una capacidad de 1.564 litros.

Bajo el piso del baúl se oculta una rueda de auxilio de uso temporario. Es una solución pobre, sobre todo para un vehículo off-road.

La calidad de terminación es muy buena, aunque no lujosa. Los comandos no parecen pensados para impresionar a un vecino, sino para durar muchos años.

 

Seguridad

Todas las nuevas Forester vienen de serie con seis airbags, excepto la versión básica 2.0X, que trae apenas dos frontales. Lo que sí es estándar es el control de estabilidad, los frenos ABS, el asistente al arranque en pendiente, las barras de refuerzo laterales y los anclajes Isofix.

Necesitaría neumáticos con un poco más de taco para el uso sobre barro.

Necesitaría neumáticos con un poco más de taco para el uso sobre barro.

Subaru considera como un dispositivo de seguridad a su sistema de tracción integral permanente y realmente lo es, sobre todo en superficies deslizantes. No hay que circular por el barro para notarlo. Bastará un adoquinado mojado para sentir su claro rol en la seguridad activa.

Una All New Forester fue sometida a las pruebas de choque de EuroNCAP y logró la calificación máxima de cinco estrellas, con 91% de protección para adultos y niños, y 73% para peatones.

 

Motor y transmisión

Como Indumotora cuenta con la ventaja de importar la gama Subaru también para Chile y Perú, se dio el lujo de homologar tres motorizaciones diferentes para la Argentina, todas nafteras y de cuatro cilindros tipo Bóxer: una 2.0 atmosférica de 150 cv, una 2.5 atmosférica de 172 cv y una 2.0 Turbo de 240 cv.

Hay que recalcar que este último motor es el que despega a la Forester de sus competidoras del segmento compacto y que la posiciona casi como rival de varias SUVs medianas.

Pero volvamos a la unidad probada por Lubri-Press. Tenía el 2.5 de 172 cv a 5.800 rpm, con 240 Nm de torque a 4.100 rpm. Este motor se puede combinar con dos tipos de caja CVT (variador continuo, con dos conos unidos por una correa): hay una CVT simple (versiones XS y Dynamic) y otra con levas al volante, para seleccionar seis marchas preprogramadas (como en la Limited Sport probada).

Motor cuatro cilindros Bóxer. Mantenimiento cada 15 mil kilómetros y cinco años de garantía.

Motor cuatro cilindros Bóxer. Mantenimiento cada 15 mil kilómetros y cinco años de garantía.

Todas las Forester que se venden en la Argentina, con excepción de la 2.0X Manual, cuentan con el sistema SI Drive, que consiste en un cambio en el mapeo del acelerador: el modo “I” es el más suave y eficiente, recomendado para la ciudad y para crucerear en autopistas. El modo “S” ofrece una respuesta más rápida del acelerador y prioriza la entrega de torque a bajas vueltas. La versión 2.0 Turbo tiene una función “S#” todavía más extrema y deportiva.

La tracción, como mencionamos, es permanente en las cuatro ruedas. De serie, como en todos los Subaru que se venden en la Argentina.

 

Comportamiento

La combinación de caja CVT y de motor Bóxer hacen que el funcionamiento mecánico de la nueva Forester sea muy suave, silencioso y sin vibraciones. Realmente sorprende lo poco que se percibe la mecánica en un manejo tranquilo.

Por suerte, al exigirlos a fondo, los cuatro cilindros opuestos comienzan a emitir ese sonido tan característico –grave, profundo- que alguna vez fue el sello de identidad de los Subaru campeones de rally.

La caja CVT es de las mejores que manejé en los últimos tiempos. Sí, todavía produce ese extraño efecto de que las RPM trepan más rápido que los KMH. Pero eso sólo pasa cuando acelerás a fondo. Y para eso sirve el modo secuencial con levas al volante: para anular el efecto, con sus cambios preprogramados.

En el uso normal, es una transmisión lineal y tremendamente eficiente. Comienzo a entender por qué los fabricantes apuntan cada vez más a este tipo de cajas.

La nueva Forester es un vehículo muy ameno y dócil para el manejo cotidiano, pero todos sabemos que no fue creada sólo para ello. El comprador de este tipo de vehículo busca algo más que una SUV para incursionar cada tanto por la playa: necesita un verdadero todo terreno. Y ahí la Forester no defrauda.

El sistema de tracción integral cuenta con tres diferenciales: uno delantero, otro central y otro trasero, que en todo momento identifican a la rueda con mayor capacidad de transmitir potencia al suelo, liberan de trabajo a la que patina y concentran todo su esfuerzo en avanzar, avanzar y avanzar.

La All New Forester tiene un excelente desempeño en el asfalto. Pero todos saben que nació para el off-road.

La All New Forester tiene un excelente desempeño en el asfalto. Pero todos saben que nació para el off-road.

La tracción permanente en las cuatro ruedas garantiza un buen equilibrio y agarre en toda condición.

La tracción permanente en las cuatro ruedas garantiza un buen equilibrio y agarre en toda condición.

Tuvimos la oportunidad de probar el sistema X-Mode en tierra y un poco de barro. Realmente impresiona. Es un programa especial para uso off-road, que exacerba todas las funciones anteriores, extremando el celo del control de tracción y estabilidad. Y transmitiéndole al conductor la impresión de que la transmisión está escaneando el terreno en todo momento, para que nada te obligue a detenerte.

Es una sensación muy divertida, porque te invita a explorar terrenos que tal vez no te animarías con otro vehículo, pero que por sobre todas las cosas brinda una gran impresión de seguridad y control. El conjunto sería perfecto si además ofreciera de serie neumáticos de uso mixto, en lugar de asfalto.

A eso hay que sumar la robustez legendaria de los Subaru, con una puesta a punto de la suspensión un poco más firme que en la Forester de anterior generación –era muy cómoda, pero “navegaba” demasiado, leer crítica-, aunque el seteo actual no llega a ser tan duro como para molestar a los ocupantes.

Las prestaciones son correctas. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos, alcanza una velocidad máxima de 189 km/h y el consumo medio es de 12 litros cada 100 kilómetros. En ruta, viaja a 120 km/h con el motor trabajando a sólo 2.000 rpm.

Con un chasis tan equilibrado y con un sistema de tracción soberbio, resultó inevitable devolver la Forester en Indumotora con un pedido cantado: “¿Podríamos probar también la 2.0T de 240 burros? ¿Por favor?”

 

Conclusión

Con precios a partir de 46.900 dólares, la Forester de entrada a gama (2.0X) ofrece un vehículo con tracción a las cuatro ruedas por un precio bastante inferior que el de las Honda CRV y Toyota Rav4 integrales. Ese es el valor agregado de Subaru: son 4×4 de serie, en todas las versiones.

Pero esa versión tiene sólo 150 caballos contra los 180 de sus rivales japonesas. La versión 2.5 de 172 cv eleva su valor un poco por encima de la competencia, hasta llegar a los casi 60 mil dólares de la unidad probada.

Todavía está por verse cómo se acomodará el precio de cada modelo en función de cómo se ubique en la franja de los nuevos impuestos internos, que está debatiendo el Congreso por estos días.

Pero, a diferencia de las rivales mencionadas, la Forester no es una SUV urbana pensada para alguna excursión off-road. Es, justamente, lo contrario: un vehículo todo terreno, apto también para el uso diario.

Parece una diferencia semántica, pero es mucho más profunda en la realidad. Los “Subaristas”, como se conoce a los históricos seguidores de la marca, son usuarios que necesitan un vehículo para todo tipo de caminos y no tan sólo un auto con aspecto aventurero. Circulan con frecuencia fuera del asfalto y sólo confían en la robustez mecánica de un Subaru.

FORESTER1

La All New Forester tiene un diseño más moderno, un funcionamiento mecánico de suavidad sorprendente, seguridad y un amplio espacio para la familia. Pero es, ante todo, un vehículo especializado. Una herramienta de precisión.

Apunta, desde ya, a un nicho del mercado más pequeño que la mayoría de sus rivales. Pero, en ese pequeño y tradicional coto de caza, no tiene competencia.

 

Carlos Cristófalo

Producción fotográfica: Cacho Desanzo y Jacinto Campos

 

FICHA TECNICA

Modelo probado: Forester Subaru 2.5i AWD CVT Limited Sport

Origen: Japón

Precio: 59.900 dólares (versiones desde 46.900 dólares)

Garantía: Cinco años o 100 mil kilómetros.

Comercializa: Indumotora Argentina (www.subaru.com.ar)

 

MOTOR

Tipo: naftero, delantero tipo Bóxer (cilindros opuestos), cuatro cilindros, 16 válvulas, inyección electrónica secuencial multipunto, distribución variable.

Cilindrada: 2.498 cc

Potencia: 172 cv a 5.800 rpm

Torque: 240 Nm a 4.100 rpm

 

TRANSMISIÓN

Tipo: tracción integral permanente, con función X-Mode y control electrónico.

Caja: Automática, tipo CVT (variador contínuo) con seis velocidades preprogramadas, palanca con modo secuencial y levas al volante.

 

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora.

Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con amortiguadores hidráulicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora.

Frenos delanteros: discos ventilados.

Frenos traseros: discos macizos

Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

Neumáticos: Bridgestone Dueler 225/55R18 (rueda de auxilio de uso temporario)

 

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 189 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,4 segundos

Consumo urbano: 14,2 l/100km

Consumo extraurbano: 9,2 l/100km

Consumo medio: 12,0 l/100km

 

MEDICIONES

Largo / ancho / alto: 4.595 mm / 1.795 mm / 1.735 mm

Distancia entre ejes: 2.640 mm

Peso en orden de marcha: 1.531 kilos

Capacidad de baúl: 505 / 1.564 litros

Capacidad de combustible: 60 litros

 

EQUIPAMIENTO

Symmetrical All Wheel Drive (tracción integral permanente)

Control de estabilidad (VDC)

Frenos ABS con EBD

Asistencia al arranque en pendiente

Doble airbag frontal

Doble airbag lateral delantero

Doble airbag de cortina

Apoyacabezas delanteros activos

Cinturones de seguridad de tres puntos en las cinco plazas con pretensores

Anclajes Isofix en las plazas traseras

Barra de refuerzo en las puertas

Volante regulable en altura y profundidad

Levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas

Tapizado en cuero

Butaca del conductor con ajuste eléctrico

Respaldo trasero rebatible con sistema one-touc

Sistema de arranque sin llave y por botón

Sistemas SI Mode y X-Mode

Control de crucero

Climatizador bizona

Limpiaparabrisas automático

Equipo de audio con Radio/CD/MP3 y seis parlantes

Entradas para Aux y USB

Pantalla color central de 4,3 pulgadas con cámara de retroceso

Tres tomacorrientes de 12v

Pedales de aluminio

Faros de Xenón

Luces de posición de leds

Techo solar corredizo

Llantas de aleación de 18 pulgadas

Doble salida de escape cromada

Spoiler sobre el techo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.