La chata de dos palos

La Cayenne comienza un nuevo capítulo de su exitosa historia en Argentina a casi dos años del lanzamiento del renovado modelo. Nordenwagen S.A., representante de la marca alemana Porsche en el país, presenta la sexta versión del vehículo deportivo utilitario (SUV) ya disponible en nuestro país.

A las cinco versiones ya disponibles del modelo Cayenne: Cayenne V6, Cayenne Diesel, Cayenne S, Cayenne S Hybrid y Cayenne Turbo, ahora se le suma la posibilidad de adquirir en nuestro país la Cayenne Turbo S de 550 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 283 km/h. Precio público al que llega esta versión asciende a los $ 2.060.000.

Con la Turbo S, ya son seis las versiones de Cayenne que se venden en la Argentina.

Con la Turbo S, ya son seis las versiones de Cayenne que se venden en la Argentina.

Al banco de pruebas no solo se subieron los valores de potencia de la Cayenne actualmente más potente, sino también las emociones no menos potentes de las que es exponente. Y, por tanto, junto a las prestaciones también aspectos como el diseño, la aptitud para la vida diaria y la multiplicidad de equipamientos. El objetivo declarado de nuestros ingenieros: perceptiblemente más exclusivo.

La consecuencia en cifras: 405 kW (550 CV) y 750 Nm de par motor. Eso significa 37 kW (50 CV) y 50 Nm más que la Cayenne Turbo. La velocidad punta: 283 km/h.

Tecnologías adicionales de serie como el sistema de regulación del chasis Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) o el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus) propician una dinámica de conducción que no tiene parangón.

Se trata más bien de algo más que de nuestra nueva marca de referencia en el ámbito de los denominados «todocamino» (SUV). Se trata de la máxima instancia.

No sólo es veloz, cara y potente. También se ubica en la cima del lujo de la gama Porsche.

No sólo es veloz, cara y potente. También se ubica en la cima del lujo de la gama Porsche.

Responsable de esa superioridad: Intelligent Performance. Además de valores punta en lo relativo a la potencia, ello implica también un consumo comparativamente moderado.

Se trata sobre todo de una exigencia. Su exigencia. Exigencia de un grado especialmente alto en cuanto a tecnología y a emoción. Pero también de una buena dosis de lujo. También el equipamiento y el diseño siguen esta máxima: nobles, elegantes y modernos. En una palabra: exclusivos. Como el equipamiento de cuero en el nuevo concepto bicolor y materiales como el carbono.

De este modo surge una vez más un automóvil deportivo absolutamente fascinante.

Con su toma de aire central sobredimensionada y sus pronunciadas cúpulas, la Cayenne Turbo S deja inconfundiblemente claras sus reservas de potencia. Antes de rendir a lo grande, procede respirar profundamente.

Típicamente Cayenne: un claro enfoque hacia la deportividad y la dinámica. Entre ellas está el trazado de líneas de la parte delantera que discurren hacia el observador. El ADN de automóvil deportivo se hace patente en la fluida silueta de coupé, así como en las musculosas aletas traseras. El portón trasero está ornamentado por otro indicio de elevada potencia: el anagrama cromado «Cayenne turbo S».

De serie, y con carácter exclusivo para la Cayenne Turbo S, las llantas 911 Turbo II de 21 pulgadas (esmaltadas en Negro Brillante) con insignia Porsche a color. Para personas que plantean elevadas exigencias en lo relacionado con la estética y las prestaciones. Las salidas de escape deportivas, realizadas en aluminio pulido al brillo, están fabricadas en estética cuádruple: el acorde final de un diseño exterior extraordinario. Y que es solo el principio de mucho más.

CAYENNE1

El equipamiento de cuero de serie, con su nuevo concepto bicolor, proporciona una atmósfera deportiva y elegante: Negro/ Beige Luxor o Negro/Rojo Carrera. Sobre todo en el entorno directo del conductor y del acompañante hay más elementos todavía acabados en color de contraste. Alfombrillas negras con costuras decorativas perimetrales y anagrama «Porsche» en color de contraste completan el exclusivo interior bicolor. Además también puede revestir con carácter opcional el interior de su vehículo con muchos más colores, con paquetes de equipamiento alternativos o adicionales (cuero natural o maderas nobles, por ejemplo), e incluso de forma aún más lujosa.

¿Recostarse relajadamente o mantener una actitud deportiva? Nuestra sugerencia: las dos cosas. Los asientos deportivos adaptables con paquete de memoria confort combinan un elevado confort con una posición al volante típica del automovilismo deportivo. Por medio del ajuste eléctrico de dieciocho vías podrá adaptar los asientos óptimamente a sus necesidades. Los reposacabezas del asiento del conductor y del acompañante, así como de las plazas traseras están decoradas con una insignia Porsche grabada.

Una sensación intensiva de automovilismo de competición es la que transmite también la consola central ascendente, el volante SportDesign con levas de cambio y los cinco instrumentos redondos con el anagrama «turbo S» en el cuentarrevoluciones situado (típicamente Porsche) en el centro.

La nueva Cayenne Turbo S es propulsada por un motor biturbo de 8 cilindros en V y 4,8 litros de cilindrada, con inyección directa de gasolina (DFI), VarioCam Plus y refrigeración del aire de sobrealimentación. Desarrolla 405 kW (550 CV) a un régimen de 6.000 rpm, con un par motor máximo de 750 Nm a un régimen entre las 2.250 y las 4.500 rpm. Resuelve la aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Si lo desea acelera su mundo de sensaciones hasta alcanzar la velocidad máxima de 283 km/h.

El cambio Tiptronic S de ocho velocidades de serie transforma la potencia en una progresión impresionante. El sistema se adapta a su estilo de conducción y al perfil del trayecto y selecciona el programa de conducción oportuno. Las dos levas de cambio del volante SportDesign de serie posibilita la realización de deportivos cambios de marchas. Tirando hacia la derecha, la caja Tiptronic S cambia a la siguiente marcha más larga. Tirando hacia la izquierda, la caja Tiptronic S reduce de marcha.

De proporcionar un sonido denso, incluso con el motor apagado, se ocupa el sistema de sonio envolvente de serie BOSE®, que cuenta con 585 vatios que brotan de un total de catorce altavoces. El subwoofer activo de 200 vatios proporciona unos bajos impresionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.