La Era Tecno

La cuarta generación del Ford Mondeo tardó en llegar, pero ya está en la Argentina. El sedán que nació en los años ’90 para reemplazar al famoso Sierra ya no viene importado de Europa, sino que ahora llega procedente de México. Esto obligó a sacrificar algunos detalles de equipamiento, pero tiene la ventaja de estar exento del 35% de aranceles aduaneros.

Se lanzó a la venta el mes pasado, lo manejamos durante una semana y la crítica completa se reproduce a continuación.

 

POR FUERA

Con respecto al Mondeo anterior, esta nueva generación creció en todas sus dimensiones, menos en altura. Así, tenemos un sedán de proporciones llamativas: largo (4.869 mm), ancho (1.852 mm) y bajo (1.476 mm). Un bote importante.

Y es que el Mondeo pertenece al segmento D (mediano), pero adopta una estrategia común de varias marcas generalistas: al no poder competir en prestigio con los D premium (Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C), sale a pelear con un precio sensiblemente menor y dimensiones muy superiores.

No es un invento de Ford: la misma ecuación proponen desde hace tiempo los Volkswagen Passat, Peugeot 508, Toyota Camry, Honda Accord y Nissan Altima, por citar a los que hoy se venden en la Argentina.

Lo que tampoco es un invento de Ford es la forma hexagonal de la parrilla: está inspirada en la estética de Aston Martin (marca que en el pasado perteneció al Óvalo) y le brinda un aspecto tan elegante como agresivo.

El Mondeo creció en todas las dimensiones.

El Mondeo creció en todas las dimensiones.

Ganó parrilla Aston Martin y spoiler trasero. Perdió los faros de Xenón.

Ganó parrilla Aston Martin y spoiler trasero. Perdió los faros de Xenón.

Ya no es un sedán para pasar desapercibido, sobre todo en esta versión Titanium: con la parrilla cromada, el spoiler sobre el baúl y las llantas de 18 pulgadas (con Michelin Primacy3 235/45), es un auto llamativo, señorial y con un leve acento deportivo.

El Mondeo es un auto que podrá ser muy común en algunos mercados, pero en la Argentina tendrá la exclusividad asegurada. En todo el 2015, sólo se importarán 300 unidades.

Con respecto a la generación anterior hay que lamentar la pérdida de los faros de Xenón. Estas luces sólo están disponibles en la versión europea, mientras que el Fusion/Mondeo mexicano sólo trae faros halógenos. Lo bueno es que viene de serie con encendido automático, tanto de luces bajas como altas (se desactivan al detectar un auto que viene de frente, para evitar encandilarlo).

 

POR DENTRO

La distancia entre ejes de 2,85 metros garantiza un habitáculo cómodo para cinco adultos, aunque cuatro viajarán aún más confortables: el apoyabrazos central trasero tiene portaobjetos y posavasos, mientras que los asientos laterales traseros tienen un diseño más anatómico.

En el puesto de manejo del Mondeo, Ford decidió volcar sus últimas tecnologías en seguridad, asistencia a la conducción y entretenimiento.

El acceso a la cabina es con apertura sin llave (los cerrojos se destraban al detectar que alguien con la llave en el bolsillo toca el picaporte) o con código: sobre el parante central externo hay un teclado táctil para introducir una clave de cinco dígitos que abre el auto sin necesidad de llave. El llavero también tiene otros truquitos, como el encendido remoto del motor, para que la cabina y la mecánica alcancen la temperatura óptima antes de subir a bordo.

Espacio cómodo para cinco adultos. Pero cuatro viajan mejor.

Espacio cómodo para cinco adultos. Pero cuatro viajan mejor.

El puesto de manejo abruma. El manual de usuario merece ser estudiado con detenimiento.

El puesto de manejo abruma. El manual de usuario merece ser estudiado con detenimiento.

Tablero con un gran velocímetro, tacómetro minúsculo y dos pantallas LCD de 4,2 pulgadas.

Tablero con un gran velocímetro, tacómetro minúsculo y dos pantallas LCD de 4,2 pulgadas.

Pantalla de la izquierda: estado del vehículo y asistencias al manejo.

Pantalla de la izquierda: estado del vehículo y asistencias al manejo.

La butaca tiene múltiples ajustes eléctricos, tres memorias y se puede calefaccionar o refrigerar. Tan sólo me pareció que la banqueta es un poco corta para los que tenemos las piernas largas (mido 1,90 metros).

La enorme cantidad de funciones del volante requieren un tiempo de adaptación. Literalmente, es posible operar casi todas las funciones de manejo, climáticas y de entretenimiento sin sacar las manos de la dirección (con botones o por mandos de voz), pero hay que estudiar bien el manual y memorizar todos los atajos.

Lo mismo ocurre con el tablero: tiene un gran velocímetro analógico al centro y dos pantallas digitales a los costados.

El display LCD de 4,2 pulgadas de la izquierda concentra todas las opciones de información del motor (combustible, temperatura, consumo, autonomía) y las ayudas a la conducción (control de estabilidad, alerta de cambio de carril, alerta de fatiga).

El LCD gemelo, a la derecha, reúne los datos del llamado infotainment: navegador satelital, equipo de audio, teléfono y climatizador.

Pantalla de la derecha: GPS, Bluetooth y equipo de audio.

Pantalla de la derecha: GPS, Bluetooth y equipo de audio.

La calidad de terminación debería ser un ejemplo para los Ford del Mercosur.

La calidad de terminación debería ser un ejemplo para los Ford del Mercosur.

Perdió la transmisión Powershift, pero ganó levas al volante.

Perdió la transmisión Powershift, pero ganó levas al volante.

Recomendamos de manera enfática memorizar los shortcuts del volante, porque la consola central es muy bonita, pero bastante compleja de operar sin quitar la vista del camino. En el centro está la pantalla táctil de 8 pulgadas, que amplifica la información del tablero e incluye funciones extra, como el monitor para la cámara de retroceso y el sistema de estacionamiento automático.

El equipamiento interior se completa con una asombrosa cantidad de enchufes y adaptadores para toda clase de dispositivos: varios puertos USB, Aux, SD, RCA tomas de 12 voltios y hasta un enchufe de 110 voltios en las plazas traseras.

La calidad de terminación es la mejor que Ford ofrece en la Argentina. Y ojalá que sirva de inspiración para los modelos fabricados en el Mercosur.

El baúl tiene una buena boca de carga y sorprende por su profundidad. Tiene una excelente capacidad de 514 litros. Bajo el piso del baúl está la rueda de auxilio, que es de uso temporario. Con ella en uso no se puede circular a más de 80 km/h.

El baúl es inmenso: 514 litros.

El baúl es inmenso: 514 litros.

 

SEGURIDAD

Este es un rubro para destacar y asombrarse, en partes iguales. Esta versión Titanium viene de serie con diez airbags: dos de rodillas delanteros, dos frontales delanteros, dos laterales delanteros, dos de cortina y dos de cinturones de seguridad traseros.

Hasta la llegada del Mondeo, el Mercedes-Benz Clase S era el único auto del mercado argentino con airbags de cinturones. El sistema cumple con la doble función de retener el cuerpo y evitar lastimaduras con el cinto en caso de impacto.

La versión Titanium también trae varios gadgets electrónicos de seguridad, como el alerta de cambio de carril. Al activarlo, una cámara infrarroja ubicada en el parabrisas escanea las marcaciones del camino y avisa al conductor si está saliéndose de su senda (el sistema no se activa si se acciona la luz de giro). Primero alerta con una luz en el tablero, después con un endurecimiento del volante (y una leve tendencia a mantener el vehículo en su carril) y en casos extremos acciona una alarma sonora.

Jugando a probar este sistema, el Mondeo detectó que no estaba en mis cabales y disparó otra alerta: el aviso de fatiga, con la sugerencia en el tablero de parar a descansar y tomar un café.

También está el mencionado sistema de encendido y apagado de luces altas. Todos estos dispositivos son exclusivos de la versión Titanium.

Las plazas traseras laterales tienen airbags en los cinturones de seguridad.

Las plazas traseras laterales tienen airbags en los cinturones de seguridad.

Sin embargo, los Mondeo SE (con motores 2.5 y 2.0 Ecoboost), también están muy bien equipados: seis airbags, control de estabilidad, control de tracción, cuatro anclajes Isofix, asistencia al arranque en pendiente y alerta de pérdida de presión en los neumáticos.

A modo de curiosidad, y a pesar de los airbags de cinturón, me llamó la atención el hecho de que no cuente con aviso de olvido de los cintos traseros. Sí, en cambio, hay alerta si te olvidás los delanteros.

Otro punto en contra: perdió el control de crucero adaptativo, que sí ofrecía el Mondeo anterior.

El nuevo Fusion/Mondeo ya fue probado por diversos organismos de seguridad independientes. EuroNCAP le dio cinco estrellas, con 86% de protección para adultos, 82% para niños y 66% para peatones. Y el IIHS norteamericano le dio la calificación máxima: “Good”.

 

MOTOR y TRANSMISIÓN

Llega a la Argentina con dos motorizaciones. La más potente se ofrece con los niveles de equipamiento SE y Titanium. Lleva el ya conocido 2.0 Ecoboost del Mondeo de generación anterior, un impulsor de tecnología plenamente vigente, que incluso disfrutan la Range Rover Evoque y el Jaguar XF. Tiene dos litros de cilindrada, inyección directa, turbo, intercooler, 240 cv a 5.500 rpm y 340 Nm entre 1.750 y 4.000 rpm.

El otro impulsor (sólo con nivel de equipamiento SE) es un clásico Duratec americano de 2.5 litros, inyección indirecta, 170 cv a 6.000 rpm y 230 Nm a 4.000 rpm.

El motor 2.0 Ecoboost se ofrece con los niveles de terminación SE y Titanium.

El motor 2.0 Ecoboost se ofrece con los niveles de terminación SE y Titanium.

Los dos motores se combinan con caja automática de seis velocidades, con convertidor de par (la versión Titanium es la única que viene con levas al volante).

Muchos recordarán que el Mondeo anterior empleaba la Powershift de doble embrague, pero esa transmisión sólo la ofrece el modelo fabricado en Europa. Y recordemos que ahora nos llega desde México. Con la Powershift, el motor Ecoboost entrega 5 Nm de torque extra, pero a un régimen superior (entre 2.300 y 4.900 rpm).

La tracción es delantera, con asistencias electrónicas y control de torque en curva (TVC). En giros de alta velocidad, detecta si la rueda delantera interna comienza a perder adherencia y aplica el freno sólo en ese sector, para derivar el torque a la rueda delantera externa.

 

COMPORTAMIENTO

Ante todo, una aclaración: el Mondeo de generación anterior me pareció siempre un auto brillante. La combinación del motor Ecoboost con la caja Powershift fue toda una revolución en su época para el segmento de los sedanes medianos de marcas generalistas. No vendió todo lo que hubiera merecido, pero ahí no hay sorpresas: eso pasa siempre con los autos que me gustan mucho.

Este nuevo Mondeo mejoró en varios aspectos, aunque perdió algo del temperamento levemente deportivo de su predecesor. Me explico: el anterior tenía una dirección y un andar que te transmitían todas las sensaciones del camino.

El nuevo pone un verdadero firewall entre el conductor y su entorno. No es un auto aburrido, pero está pensado para viajar cientos de kilómetros, a muy buena velocidad, en un ambiente de absoluto confort y silencio. Los ruidos aerodinámicos se sienten sólo a velocidades prohibidísimas (más de 160 km/h).

Otro cambio importante es la transmisión. La Powershift tenía una velocidad de paso de marcha asombrosa. Era ideal para divertirse en caminos revirados, con rebajes de Fórmula 1. Esta nueva caja con convertidor de par es un poco más lenta en el uso extremo. Es más tradicional y no resulta tan picante. Y acá remarco lo del uso extremo. En condiciones normales, el usuario promedio difícilmente vaya a notar la diferencia.

De todos modos, las nuevas levas al volante en la versión Titanium son un accesorio que los conductores de espíritu algo juguetón (inmaduro, léase) siempre vamos a agradecer.

La otra ventaja de la caja Powershift era el consumo. Con la nueva transmisión, el Mondeo gasta un promedio de 1,5 litros más cada 100 kilómetros. No es mucho, pero es una diferencia apreciable.

El más europeo de los Ford, ahora es tan americano como una Harley.

El más europeo de los Ford, ahora es tan americano como una Harley.

En el uso diario, este auto sólo puede incomodar por sus grandes dimensiones. Es un sedán comodísimo, con gran espacio interior y con todos los comandos en la punta de los dedos (si te memorizaste el manual, claro). En ruta transmite una sensación de aplomo total y tiene espacio de sobra para hacer viajes en familia con mucho equipaje.

La dirección es liviana a baja velocidad, pero se vuelve bastante más progresiva y directa cuando se maneja a buen ritmo. Los frenos están a la altura de esta mole de más de tonelada y media.

Ese peso, sin embargo, se siente bastante poco al hundir el acelerador a fondo: acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. Y alcanza una velocidad máxima de 240 km/h. A 120 km/h en sexta, trabaja a un ritmo muy sosegado: apenas 2.200 rpm.

Llevado al límite, su comportamiento es bastante neutro. El sistema TVC anula los intentos de irse de trompa, muy lógicos para un vehículo de gran masa, potencia y tracción delantera. El efecto subvirante se neutraliza con este control de torque, pero recalienta un poco los frenos. De todos modos, no es un auto pensado para un manejo extremo.

 

CONCLUSIÓN

El Mondeo de generación anterior marcó un hito en términos de mecánica. Este nuevo, en cambio, pone el foco en las tecnologías a disposición del conductor. Ya sea para entretenerte o protegerte, es un auto que te va a sorprender por la cantidad de recursos, sistemas, gadgets y curiosidades que pone en juego a cada momento.

En nuestro mercado, intentará como nunca conquistar al segmento de los autos corporativos: aquellos que los ejecutivos renuevan todos los años con un presupuesto de entre 35 mil y 45 mil dólares, otorgado por las empresas en las que trabajan. Son usuarios que hasta ahora compraban autos de marcas premium, pero que hoy ya no pueden alcanzar por el efecto de los impuestos internos.

Para que quede más claro: nunca antes en la Argentina fue tan grande la brecha entre un sedán mediano de marca generalista (Mondeo, Passat, 508, Camry, Accord, Altima) en relación a las firmas de lujo (A4, Serie 3, Clase C).

Hoy Ford tiene una oportunidad única, porque trajo 300 unidades para vender este año. Y lo lanzó justo cuando el VW Passat viejo ya se agotó (el nuevo llegará en 2016), Toyota no traerá más Camry durante este 2015, Peugeot tardará un par de meses más en renovar el 508, y Honda/Nissan ofrecen en cuentagotas los Accord/Altima.

Ya no es un auto que pase desapercibido.

Ya no es un auto que pase desapercibido.

MONDEO1

Además, consultamos en diferentes concesionarios y -por el momento- se respetan los precios de lista. Habrá que ver qué ocurrirá cuando se comience a agotar el stock de 300, sobre todo en las variantes más accesibles.

Y el tema con las diferentes versiones del Mondeo es que, siempre por el bendito impuestazo, hay un salto muy grande entre los SE y el Titanium. Para ser precisos: más de 238 mil pesos de distancia.

El tope de gama es un festival de tecnología y seguridad. Pero el base no está nada mal.

Pienso que es genial que en la Argentina se ofrezca un auto con el nivel del Mondeo Titanium. Pero acá, entre nosotros, comprate el SE.

 

Carlos Cristófalo

Producción fotográfica: Javier Colombi

Agradecimiento: Hotel Río – Salto

 

FICHA TECNICA

Modelo probado: Ford Mondeo 2.0 Ecoboost Titanium Automático

Origen: México

Precio: 658.900 pesos (versiones desde 420.000 pesos, descargar equipamiento)

Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros

Comercializa: www.ford.com.ar

 

MOTOR

Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbocompresor e intercooler.

Cilindrada: 1.999 cc

Potencia: 240 cv a 5.500 rpm

Torque: 340 Nm entre 1.750 y 4.000 rpm

 

TRANSMISIÓN

Tipo: tracción delantera, con control electrónico y control de torque en curvas.

Caja: automática con convertidor de par, de seis velocidades, modo Sport y levas al volante.

 

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo con paralelogramo deformable, resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

Frenos delanteros: discos ventilados

Frenos traseros: discos macizos

Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

Neumáticos: Michelin Primacy3 235/45R18 (rueda de auxilio de uso temporario)

 

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 240 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,1 segundos

Consumo urbano: 12,5 l/100km

Consumo extraurbano: 7,8 l/100km

Consumo medio: 9,3 l/100km

 

MEDICIONES

Largo / ancho / alto: 4.869 mm / 1.852 mm / 1.476 mm

Distancia entre ejes: 2.850 mm

Peso en orden de marcha: 1.689 kg

Capacidad de baúl: 514 litros

Capacidad de combustible: 62 litros

 

EQUIPAMIENTO

Doble airbag frontal delantero

Doble airbag lateral delantero

Doble airbag de rodillas para conductor y acompañante

Doble airbag de cortina

Doble airbag de cinturones de seguridad traseros (plazas laterales)

Frenos ABS con EBD y EBA

Alarma perimetral

Alerta de luces encendidas, puertas abiertas y uso de cinturones de seguridad delanteros

Cinturones de seguridad delanteros inerciales de 3 puntos con pretensores

Cinturones de seguridad traseros (3) inerciales de 3 puntos

Control Electrónico de Estabilidad (ESC) con Control de Tracción (TCS)

Detector de fatiga

Encendido automático de luces bajas y altas

Sistema de anclaje Isofix en asientos traseros (4)

Asistencia al Arranque en Pendientes (HLA)

Sistema de mantenimiento de carril (Lane keeping aid)

Sistema Detector de baja presión en Neumáticos (TPMS)

Sistema Post Colisión de activación automática de balizas, bocina y desbloqueo de puertas

Apertura de puertas “sin llave” y con código de seguridad

Arranque sin llave “Ford Power”

Cámara de estacionamiento trasera

Centro multimedia (puertos USB, memoria SD, entradas RCA A/V)

Encendido remoto mediante comando a distancia

Navegación GPS 3D

Sistema de audio Sony con control en volante, CD, MP3 y 12 parlantes Hi-Fi

Sistema de Estacionamiento Asistido

Sync MyFord Touch con control por voz (display LCD táctil de 8″)

Tablero de instrumentos con velocímetro central y dos pantallas LCD de 4,2″ configurables

Apoyabrazos central trasero con posavasos

Asiento de conductor con 10 ajustes eléctricos de posición (incl.lumbar) y 3 memorias

Asiento de acompañante con regulación eléctrica de 6 posiciones

Asientos delanteros calefaccionados y refrigerados

Asiento del conductor con sistema “easy entry”

Climatizador automático de cuatro zonas

Columna de dirección ajustable en altura y profundidad

Control de Torque en Curvas

Control de velocidad crucero

Dirección Asistida Electrónica (EPAS)

Freno de estacionamiento eléctrico

Levanta cristales delanteros y traseros eléctricos con “one touch”

Limpia parabrisas de intermitencia variable con sensor de lluvia

Luz de ambiente multicolor (7 colores)

Sensores de estacionamiento delanteros y traseros

Sistema “Follow Me Home” de luces para acompañamiento

Sistema “My key” de llave programable con funciones de seguridad

Tapizados de asientos en cuero

Techo solar eléctrico

Doble caño de escape con punta cromada

Espejos exteriores rebatibles eléctricamente, con memoria, calefaccionados, con luz incorporada y de conductor fotocromático.

Faros antiniebla delanteros

Faros delanteros halógenos

Faros traseros de leds

Llantas de aleación de 18″

Spoiler trasero

También te puede interesar...