La importancia de un buen servicio

¿Qué podría ser mejor que atender un auto como si fuese propio? Hablemos sobre filosofías de trabajo.

El cliente muchas veces no sabe y tampoco tiene por qué saber de mecánica.

El rubro de la mecánica es un rubro especial, un rubro muy vapuleado y en muchos casos con justa razón. El cliente muchas veces no sabe y tampoco tiene por qué saber de mecánica que es esa falla, ese ruidito o cual es el próximo service, por eso es importante preguntar sobre el historial de mantenimientos del auto, así como también explicarle con palabras claras de qué consta el trabajado que hay que hacer, qué alcance tiene y cómo lo vamos a realizar.

Entonces, ¿cómo podemos contrarrestar décadas de estafas y mentiras? Claramente haciendo bien las cosas, haciendo lo que corresponde.

Hoy por hoy tenemos muchas herramientas que nos ayudan a lograrlo, la primera es nuestro smartphone.

¡Claro, con nuestro teléfono celular podemos documentar todo!: Podemos interactuar con el cliente, mostrarle fotos y videos explicándole con que nos encontramos, pasarle un presupuesto y esperar el Ok.

No debemos dejar de lado la capacitación constante, mantenernos actualizados y seguir aprendiendo porque todo cambia y para ser más eficientes hay que saber de tecnología para entender hacia dónde vamos. Recomiendo puedan buscar opciones de cursos de nivel intermedio o avanzado en el ITCA, el Instituto Tecnológico de Capacitación Automotriz, institución donde me formé desde cero, logrando en 2 años, recibirme de “Analista Técnico en Mecánica, Electricidad y Electrónica del Automóvil” y a la vez obtener doble certificación de la UTN (Universidad Tecnológica Nacional). Ya con los títulos en mano y trabajando exclusivamente en mi taller, decidí especializarme y me inscribí en distintos cursos de mayor complejidad para poder afrontar nuevos servicios para mis clientes. Hoy, ya habiendo consolidado mi propio espacio y la confianza de mis clientes, volví a la casa de estudios, pero esta vez del otro lado, como Formador Técnico, con el objetivo de trasladar todos mis conocimientos a los que como yo, intentan lograr un objetivo profesional, un proyecto de vida.

Por otro lado, es muy importante estar al día en redes sociales, esa es nuestra segunda herramienta importante, los mecánicos de la nueva escuela sabemos que es nuestra carta de presentación, mostrar nuestro trabajo y ser transparentes da confianza.

Ojo: las cosas malas también se deben mostrar, los errores se comparten, eso también suma confianza.

#AtiendoTuAutoComoSiFueseMio

Una promesa fuerte, que genere confianza y tranquilidad en el cliente se debe traducir en el quehacer diario … ¿Qué podría ser mejor que trabajar en un auto como si fuese propio? El cliente debe tangibilizar que le ponemos el mismo cariño que a tu propio auto.

En mi caso, por ejemplo, comencé trabajando en la puerta de mi casa, en la calle literalmente, porque no disponía de un espacio físico. Pero siempre los trabajos que compartía en redes sociales eran con buenas fotos, el “antes” y el “después” y de esa manera me fui ganando clientes, mostrando lo que hacía y cómo lo hacía.

¿Cuántas veces escuchamos? “Mi mecánico de confianza”. Es probable que la persona sea el único mecánico que conoce o el que le queda más cerca. Al cliente hay que mostrarle el repuesto que cambiamos, cómo estaba y cuál era la falla que producía, eso mismo se comparte en redes sociales, un álbum de fotos del trabajo realizado y una breve explicación, de esa manera el cliente y nuestros seguidores en su casa miran las fotos y se quedan tranquilos de que quedan ahí a disposición para volver a ver cuando quieran o mostrar a familiares y amigos y ahí va creciendo nuestra reputación, podemos pedirle al cliente que deje algún comentario o reseña sobre la conformidad de nuestro trabajo en nuestra página o en Google, hoy todos googleamos todo, hasta para pedir empanadas. Por alguna aplicación de delivery, googleamos las reseñas de dicho restaurante, ya que los comentarios de los usuarios nos sirven de mucha ayuda. Eso lo podemos implementar en nuestro taller, así los posibles futuros clientes nos conocen,

También, por poco dinero se puede pagar publicidad en medios como Google, Instagram y Facebook pudiendo elegir por zonas o por tipo de público, o sea hay varias maneras para crecer lo importante es estar despiertos y saber aprovechar estas herramientas.

Para que se den una idea, yo en mi taller atiendo un solo modelo de auto, sí, un solo modelo, ni siquiera una sola marca, solamente atiendo Renault Twingo y así es que de a poco fui ganando más clientes, solo por redes sociales, solo por mostrar mi trabajo, por hacer las cosas bien.

#MecanicAlDetalle

Hay que destacarse del resto, hacer lo que otros no hacen, al finalizar el trabajo podemos lavar el auto, o al realizar un Service de cambio de aceite y filtros podemos limpiar el motor, dar un valor agregado, hacer algún detalle que el cliente no espera, acomodar esa cosita que estaba floja, colgarle un perfumito de la llave de luces, cambiarle ese tornillo que no corresponde, siempre hay alguna cosita fuera de lugar, algún cable en mal estado o una ficha sujeta con un precinto, algo que nos lleva unos minutos pero es la frutilla del postre, muchas veces me pasa que mejoro alguna cosa de ese estilo y ni se lo comento al cliente, a los pocos días me hace el comentario: “¡Hey, me cambiaste eso que tenía atado con alambre!”.

Para cerrar y resumiendo lo desarrollado, por mi experiencia, lo más importante es hacer de nuestro servicio una marca personal. Los invito a que puedan anotar los aspectos por los cuales una persona debería llevarles sus vehículos. Esta lista es una manera de poder enumerar y reconocer las ventajas, beneficios y diferenciales para poder mostrarlos, pero también, reforzarlos como una promesa.

Por Adrián Capuzzi
Formador Técnico del ITCA (Instituto Tecnológico de Capacitación Automotriz) www.ITCA.com.ar Consultas e inscripciones inscripciones@itca.com.ar