La octava generación

No parece, pero el clásico deportivo de Porsche se renovó por completo. Más potencia y tecnología para un emblema alemán.

Porsche presentó la octava generación del 911. Y, si estabas esperando una revolución, es porque no conocés a Porsche. La marca alemana decidió mantener intacta la tradición de aplicar pequeñas evoluciones con cada nueva generación de su deportivo más clásico. El nuevo 911 (código 992) es más potente, veloz y tecnológico que el 991, pero a simple vista apenas se notará.

Como es habitual, Porsche introdujo el nuevo 911 con apenas un par de versiones: Carrera S y Carrera 4S. Más adelante vendrán los Turbo, GT, Cabrio, Targa y muchos más.

Estos Carrera conservan el motor seis cilindros bóxer turbo, pero la potencia aumentó en 30 caballos hasta llegar a 450 cv. Los valores de aceleración aumentaron 0,2 segundos (hasta 3,4 para hacer el 0 a 100, con paquete Sport Chrono) y la velocidad máxima se incrementó hasta 308 km/h.

Pero las prestaciones es algo que se da por sentado en un 911 y, por eso mismo, el comunicado de prensa de presentación arranca hablando de la nueva pantalla multimedia del auto: una Tablet de 10,9 pulgadas, similar a la que ya equipan los actuales Panamera, Cayenne y Macan.

Son pocos los detalles donde se aprecian las diferencias con el 911 de generación anterior.

Por el momento, se presentaron sólo las versiones Carrera y Carrera S.

¿Y cómo hacemos para diferenciar a un 911-991 de un 911-992? Lo más práctico es hacer la prueba del imán: ahora todos los paneles de la carrocería son de aluminio. Si no llegás a acercarte tanto, podés probar viendo las nuevas ópticas delanteras o la tira de led que recorre toda la parte trasera. Además, los picaportes ahora asoman con un motorcito eléctrico (cuestión de aerodinámica) y el ancho de la carrocería total creció 45 milímetros.

Es cierto, muy pocos notarán la diferencia.

Con su indiscutible ADN en cuanto a diseño Porsche, el nuevo 911 es a la vez moderno y atemporal, con un aspecto mucho más musculoso y un interior que incorpora una pantalla táctil de 10,9 pulgadas. Los controles inteligentes y los innovadores sistemas de asistencia del chasis combinan de forma magistral el dinamismo sin compromiso que ha dado fama a este deportivo clásico de motor trasero con las exigencias del mundo digital.

La evolución que ha experimentado la siguiente generación de motores bóxer turboalimentados de seis cilindros hace que sean ahora más potentes que nunca, con cifras de 450 caballos para las versiones S. También se ha incrementado la eficiencia a través de la mejora del proceso de inyección y de un nuevo diseño para los turbocompresores y para el sistema de refrigeración del aire de sobrealimentación. La potencia se transmite por medio de una evolucionada transmisión de doble embrague y ocho marchas. Otros elementos destacados son los nuevos sistemas de asistencia, como el modo Porsche Wet para conducir de forma más segura en carreteras mojadas, o el Asistente de Visión Nocturna con cámara de imagen térmica. Además, hay un salto notable en conectividad con la utilización de un tipo de inteligencia artificial conocido como inteligencia de enjambre. Estas características del 911 se completan con tres ofertas digitales exclusivas: la aplicación Porsche Road Trip para excursiones extraordinarias, el asistente personal Porsche 360+ y el calculador de emisiones Porsche Impact para neutralizar la huella de carbono individual.

En la parte trasera están los cambios más notorios.

La tecnología led permite jugar con las formas de la carrocería del clásico 911.

El motor bóxer turbo de seis cilindros de los 911 Carrera S* y 911 Carrera 4S ahora tiene 450 caballos de potencia. Eso supone un aumento de 30 caballos en comparación con el modelo anterior. Ambas versiones del 911 bajan de los cuatro segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h: el Coupé de tracción trasera necesita 3,7 segundos y el 911 Carrera 4S con tracción integral sólo 3,6 segundos. Estas cifras hacen 0,4 segundos más rápidos a los dos coches con respecto a sus antecesores. Y esa ventaja todavía se incrementa en otros 0,2 segundos más con el paquete opcional Sport Chrono. Las velocidades máximas son ahora de 308 km/h (911 Carrera S) y de 306 km/h para la variante de cuatro ruedas motrices. El consumo de combustible del 911 Carrera S es de 8,9 l/100 km, mientras que en el 911 Carrera 4S la cifra queda en 9,0 l/100 km.

El diseño exterior es completamente nuevo y enfatiza el salto en prestaciones del 911 de la serie 992. Los pasos de rueda son considerablemente más anchos para alojar llantas de 20 pulgadas delante y de 21 detrás. La parte posterior tiene ahora el mismo ancho en todas las versiones, lo que destaca la estilizada línea de la sección central. En el frontal, la carrocería es 45 milímetros más ancha. Los tiradores de las puertas eléctricos quedan enrasados con la carrocería para resaltar el contorno suave del lateral. Entre los nuevos faros de LED destaca el diseño del capó, con un rebaje pronunciado que recuerda a las primeras generaciones del 911. La trasera está dominada en todas las variantes por un spoiler ajustable, bastante más ancho, y por la elegante tira continua de luces. Además de las piezas del frontal y la trasera, ahora todo en el exterior está hecho de aluminio.

El interior es completamente nuevo y se caracteriza por las líneas rectas y bien definidas del salpicadero, con los instrumentos integrados en él. La inspiración viene de los 911 de los años setenta. Junto al cuentarrevoluciones central, típico de Porsche, hay dos pantallas sin marco que proporcionan información al conductor. La pantalla central del PCM tiene 10,9 pulgadas y se puede manejar de forma rápida y sin distracciones gracias a su nueva arquitectura. Por debajo se sitúa un compacto grupo de interruptores con cinco botones para el acceso directo a las funciones importantes del vehículo. En términos de digitalización, el 911 da el siguiente paso hacia el futuro con una conectividad permanente, así como con nuevas funciones y servicios. Entre los elementos de serie del PCM se incluye la navegación onlinebasada en datos de inteligencia artificial en enjambre y el Porsche Connect Plus.

Interior con diseño inspirado en los nuevos Panamera, Cayenne y Macan.

Parece una afeitadora eléctrica. Pero así de curiosa es la nueva palanca de cambios.

Como primicia mundial, Porsche ha desarrollado un modo Wet que es parte del equipamiento de serie. Esta función detecta el agua del asfalto, adapta los sistemas de control a esas condiciones y alerta al conductor, que puede poner a punto el vehículo haciendo énfasis en la seguridad con sólo pulsar un botón o utilizando el selector de modos del volante (si lleva el paquete Sport Chrono). El sistema de aviso y asistencia de frenado, que también es de serie, detecta el riesgo de colisión con objetos en movimiento e inicia una frenada de emergencia si es necesario. El Asistente de Visión Nocturna con cámara de imagen térmica es una opción que está disponible por primera vez en el 911. El control de crucero adaptativo, también opcional, incluye el control de distancia automático, la función de parada y arranque, la protección para ocupantes y una innovadora función autónoma de Asistente de Emergencia.

El “Porsche Road Trip” ayuda al conductor a planificar, organizar y seguir la ruta en viajes especiales. En estas rutas se ofrecen recomendaciones exclusivas de hoteles y restaurantes, así como puntos de interés y zonas de vistas panorámicas a lo largo del recorrido.

El “Porsche 360+” tiene el objetivo de permitir al cliente disfrutar de la experiencia Porsche incluso fuera del vehículo. El corazón del “Porsche 360+” es un asistente personal de estilo de vida que puede usar durante todo el día. Trata de hacer más fácil la vida diaria y posibilita las experiencias exclusivas.

El “Porsche Impact” es un calculador de emisiones. Calcula las contribuciones económicas que los clientes Porsche pueden realizar para compensar su huella de CO2. Así, ofrece la posibilidad de elegir proyectos climáticos certificados internacionalmente para invertir en ellos. Esos proyectos están repartidos por todo el mundo y se centran en energía eólica, hídrica y solar, así como de protección de los bosques.

También te puede interesar...