La verdadera silla vacía del Directorio

El cliente suele ser el gran ausente de las reuniones donde se define el futuro de un negocio o una pyme. Se puede aprender algo de las grandes corporaciones.

En las “Reuniones de Dirección” empresarias generalmente hay un gran ausente: el Cliente. Por otro lado es muy conveniente tratar de tenerlo en cuenta para la toma de decisiones y más aún cuando de cuestiones de marketing se trata

Al no poder contar con ese imaginario personaje en forma real, surge la idea de tenerlo en cuenta sin que esté físicamente. Esto se puede lograr a partir de: “colocar una silla más en la reunión de dirección  la que debe quedar vacía, e imaginar que allí está sentado el cliente mientras se debaten y toman las decisiones”

Se trata simplemente de la adaptación de una técnica proveniente de la terapia “Gestalt” del Dr. Fritz Perls, quien propuso este método como procedimiento terapéutico para ayudar a resolver un aspecto de la propia personalidad del paciente, en una situación o acontecimiento donde la problemática incluye a una persona no disponible.

La aplicación práctica de dicha técnica adaptada a la empresa (como sujeto de mejora y para ayudar a la resolución de problemas),  incluyendo en una silla vacía al cliente (como persona de existencia ideal no disponible), arroja resultados sorprendentes ya que en todo negocio con fines de lucro dicho cliente es un  actor central de la dinámica del sistema todo.

Intentarlo suele ser muy divertido y a la vez productivo.

En definitiva, es un ejemplo claro de mejora de productividad (en este caso directiva y gerencial) sin necesidad de erogaciones financieras y solo a partir de cierto espíritu innovador y de estar abiertos a métodos  no tradicionales para la siempre difícil gestión empresarial.

SICFIE, Asesoramiento y Control PyME – Coaching empresario
info@sicfie.com.ar / www.sicfie.com.ar

También te puede interesar...