Lanzamiento nacional: Renault Mégane RS 265cv

Hola y chau

Por los impuestos internos, el Mégane RS se dejó de vender hace dos años en Argentina. Ahora se dejó de fabricar en Europa. Y volvió al país con una versión despedida.

renault1

Volvió el Mégane RS, aunque para despedirse del mercado.

Volvió el Mégane RS, aunque para despedirse del mercado.

Es el auto favorito de los aficionados a los track days y picadas.

Es el auto favorito de los aficionados a los track days y picadas.

Motor turbo con 265 caballos y tracción delantera.

Motor turbo con 265 caballos y tracción delantera.

El mes pasado regresó a toda la red de concesionarios Renault el vehículo más radical de su división deportiva Renault Sport: Mégane R.S. Presenta un nuevo diseño y más tecnología aplicada: R.S. Monitor + R.S. Drive. Serán solo 150 unidades seriadas. Con Chasis Cup y su potente motor naftero 2.0 L Turbo que ahora brinda una potencia de 265 CV y un par de 360 Nm, mantiene el margen de utilización muy amplio para aprovechar tanto en la ciudad, como en ruta y en pista.

Proveniente de Palencia, España, el Renault Mégane R.S. dispone de equipamientos específicos dedicados a la conducción deportiva: nuevo botón R.S. Drive con el objetivo de personalizar el nivel de conducción; Chasis Cup con diferencial de desplazamiento limitado, tren delantero con pivote independiente y amortiguación progresiva; tacómetro con testigo de cambio de velocidad y señal sonora. Todos estos condimentos hacen que el Renault Mégane R.S. mantenga el paradigma de máxima deportividad de la marca.

Esta última edición, representa 150 unidades de producción del Mégane R.S. bajo la plataforma de coupé, por eso es que esta serie limitada estará identificada con una placa seriada del 001 al 150, la cual se encontrará en el parante del lado conductor.

El Renault Mégane R.S. conserva los genes estilísticos de la familia Mégane agregándole un look deportivo inspirado en la F1.

Tiene una fisonomía más actual, producto de un rediseño frontal con nuevas ópticas focales, que suman un filo blanco en sus extremidades. El protagonismo del “rombo” –más estilizado y voluminoso– domina el sector central, sumando, como todos los modelos R.S. a nivel mundial, las siglas R.S. dentro del volumen de la parrilla.

Algunos elementos rescatados del universo del deporte del automóvil destacan la silueta elegante y dinámica de la versión coupé, subrayan su personalidad y mantienen la promesa de prestaciones dinámicas de alto nivel:guardabarros musculosos que contienen un nuevo diseño de llanta de 18’. Paragolpes delantero, que además de llevar la nueva imagen de marca, integra una gran rejilla de entrada de aire y una lámina aerodinámica de tipo F1. La salida central del sistema de escape, el difusor y el alerón trasero acentúan el carácter deportivo del vehículo y mejoran su prestación aerodinámica. El ambiente interior recoge el espíritu deportivo-elegante con una armonía que conjuga el color carbono oscuro con toques deportivos clásicos de Renault Sport.

A bordo del Renault Mégane R.S., el conductor adopta una posición de conducción deportiva, sin perjuicio de la comodidad. Los asientos delanteros Recaro cuentan con sujeciones reforzadas y con todos los reglajes de confort: altura y profundidad.

El volante es de cuero y se ajusta en altura y en profundidad para proporcionar la máxima comodidad al conductor. Su diseño y los reposa-pulgares integrados permiten un agarre perfecto y así mantener las manos colocadas en la zona de sujeción. Al igual que en los vehículos de competición, este volante dispone de una referencia blanca en el «punto 0».

Los pedales y el reposapiés de aluminio completan el ambiente deportivo del puesto de conducción.

Por supuesto, una de las mayores ventajas del Renault Mégane R.S. se encuentra debajo del capó: un motor de 2.0 16v turbocomprimido (F4Rt) de nueva generación. Desarrolla una potencia de 265 CV a 5.000 r.p.m., un par de 360 Nm a 3.000 r.p.m. y suministra más de 132 CV/l.

Esta potencia y el par se deben sobre todo a:la evolución del turbo, que proporciona una relación potencia/disponibilidad óptima. Un decalador variable, en continuo, en el árbol de levas de admisión. Una cartografía de inyección revisada.

En cuanto a la transmisión, el Renault Mégane R.S. adopta la caja de velocidades manual de 6 relaciones. Esta transmisión permite explotar al máximo la potencia del motor: se alcanza el 0 a 100 km/h en 6″ y velocidad máxima de 255 km/h.

El trabajo realizado en el conducto de admisión y en la línea de escape brinda al Renault Mégane R.S. una sonoridad deportiva característica de los vehículos deportivos de la marca.

Para Renault Sport llevar 265 CV debajo de su capó es sinónimo de un sinfín de detalles funcionales.

También te puede interesar...