“Los autos son cada vez más complejos, pero también más fáciles de reparar”

Ford Argentina realizó el mes pasado la final nacional de su Competencia de Habilidades Técnicas, el certamen en el que compiten los mejores mecánicos de la marca de todo el país.

El primer puesto fue para Luis Nahuelán, de 32 años, quien representó a la concesionaria Pedro Corradi, de Trelew.

Luis Nahuelán, de Trelew, es el mejor mecánico de Ford de la Argentina.

Esta fue la quinta temporada del torneo organizado por el área de Postventa de Ford Argentina, que comanda Hernán Galdeano. La premiación contó con la presencia del presidente de la terminal local, Enrique Alemañy, quien destacó el trabajo de los técnicos como “una pieza fundamental en la tarea diaria de construir la marca más confiable”.

Nahuelán empezó a trabajar para Corradi hace 12 años y todos los años completa diferentes cursos para capacitarse en las técnicas de reparación de los diferentes modelos que Ford vende en el país.

En la final del certamen compitieron seis mecánicos de todo el país, quienes tuvieron que resolver –en el menor tiempo posible- cinco problemas técnicos, electrónicos y mecánicos sobre seis nuevas Ford Ranger 3.2 4×4 Limited.

Los ganadores de la Competencia de Habilidades Técnicas de Ford 2012.

El vencedor resolvió los cinco problemas en un tiempo total de 25:54 minutos. Algunos de sus rivales tardaron casi el doble.

Los otros finalistas fueron Lázaro Zocco (Dietrich), Carlos Ortiz (Arauco), Fabián Gil (Motorsport) (Sebastián Huerta (Guspamar) y Marcelo Mugica (Alberto Logarzo).

En diálogo con Lubri-Press, Nahuelán contó cómo llegó a la final y brindó su opinión sobre la complejidad de los autos modernos.

-¿Cuántas etapas tuviste que superar para llegar a la final, donde resultaste vencedor?

– Primero tuve que completar todos los cursos de capacitación de este año, que cada vez son más duros y complejos. Hay que leer y estudiar mucho. Después di un examen y la nota que obtuve me calificó para esta final. El examen consistió en responder 40 preguntas escritas y resolver diez fallas de diversos tipos en un auto.

Los seis finalistas tuvieron que resolver cinco problemas técnicos sobre seis Ford Ranger, en el menor tiempo posible.

-De las cinco fallas que plantearon hoy sobre las Ranger, ¿cuál fue la más difícil de resolver?

-Creo que la primera, que era un problema en el arranque. Encima, cuando resolvías el tema del arranque, el motor no se quedaba encendido. Había una falla en uno de los circuitos y teníamos que borrar un código una vez que lográbamos poner en marcha el motor, para que no lo apagara otra vez. Pero no me pareció difícil por la complejidad, sino porque fue el arranque de la competencia. Estaba muy nervioso, había mucha gente, muchas cámaras y me costó concentrarme desde el principio.

-También resolvieron una falla provocada sobre el sistema de tracción integral, ¿ese también te resultó complicado?

-Ese ejercicio me gustó mucho porque también tenía su complejidad. Había cortos, conectores con pines corridos y circuitos quemados. Se ve que los profesores que provocaron las fallas en las Ranger para preparar este examen final se divirtieron causando problemas.

-Los autos modernos son cada vez más complejos, ¿cómo vivís el avance de la tecnología desde el punto de vista de tu trabajo?

-Los autos tienen cada vez más tecnología, porque el público demanda vehículos cada vez con mayor equipamiento. Pensar que a mí nunca me gustó estudiar mucho y este trabajo me obliga a dedicar cada vez más tiempo al estudio y la capacitación. Y cambia todos los días. Capaz que después de aprenderme un manual completo de cien páginas, después cambian las tecnologías, evolucionan y hay que estudiar muchas cosas nuevas otra vez. Pero es parte de mi trabajo y comprendo que hoy no nos podemos quedar atrasados.

-Es cierto lo que decís, que el público demanda cada vez más equipamiento. Pero al mismo tiempo la gente se desespera cuando los autos modernos comienzan a fallar y se comienzan a prender todas las luces del tablero. ¿Te tocaron atender casos así en Trelew?

-Sí, yo no tengo mucho contacto directo con los clientes, pero comprendo que se asusten cuando el tablero se enciende como un arbolito de Navidad. Pero es la forma que tienen los autos modernos de comunicar que algo está fallando. Es una manera de evitar daños peores.

-Los vehículos modernos son cada vez más complejos, ¿pero también están diseñados para facilitar los trabajos de reparación?

-Sí, los autos modernos son cada vez más fáciles de reparar porque se está aprendiendo a simplificar la electrónica, con menos conectores, más módulos que son sencillos de reparar y componentes más robustos, que casi nunca se rompen.

Las seis Ranger fueron preparadas con cinco fallas idénticas de electrónica y mecánica.

Clásico. Para resolver algunos problemas hay que tirarse al piso.

1 Respuesta

  1. raul dice:

    quisiera hacer un curso ranger 3.2.Muy buena la entrevista,pero en este pais para capacitarce tenes muchas puertas que se cierran.no hay info disponible.es solo para agencias de la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.