Mala nota, otra vez

LatinNCAP, el primer programa de ensayos de choque para los consumidores de América Latina y el Caribe, ha evidenciado un alto riesgo de lesiones que implican riesgo de vida. Los ensayos de impacto frontal realizados a 64km/h muestran que una integridad estructural pobre, lo que sumado a la falta de airbags, ponen en riesgo la vida de los pasajeros latinoamericanos, según los resultados de la última fase de ensayos publicados el mes pasado.

Los vehículos ensayados por el Programa de Evaluación de Autos Nuevos de América Latina y el Caribe (Latin NCAP), muestran que los autos que son actualmente los más vendidos en dicha región; ofrecen niveles de seguridad 20 años por detrás de los estándares “cinco estrellas” comunes actualmente en Europa y América del Norte. Lamentablemente, los autos de “una estrella” siguen dominando el mercado en América Latina y el Caribe (LAC).

Los nuevos modelos testeados en la segunda fase fueron: Chevrolet Celta, Chevrolet Corsa Classic, Chevrolet Cruze LT, Fiat Novo Uno Evo, Ford Focus Hatchback, Ford KA Fly Viral, Nissan March, y  Nissan Tiida Hatchback.

Por lo tanto LatinNCAP urge a los gobiernos, fabricantes y consumidores en toda LAC a dar mayor prioridad a la seguridad automotriz. En especial, LatinNCAP recomienda a los compradores de autos nuevos adquirir solamente aquellos que vengan equipados con airbags. LatinNCAP también recomienda que los gobiernos de la región hagan obligatorio el cumplimiento de las regulaciones de seguridad más importantes de la ONU y alienta a los fabricantes a tomar la misma iniciativa de forma voluntaria.

Algunos de los modelos testeados por LatinNCAP han mostrado que se pueden lograr mayores niveles de seguridad vehicular, y que los fabricantes responden de manera positiva al programa. El programa resalta también la importancia de los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

Los ensayos de LatinNCAP se han desarrollado en dos fases desde 2010. En total el programa lleva ensayados siete de los diez autos más vendidos en la región. Los autos seleccionados para ensayo han sido las versiones más simples y populares del modelo disponible (como estándar sin airbag). Esto explica, en parte, los decepcionantes resultados de “una estrella”.

Los airbags reducen riesgo

Los beneficios de los airbags se evidencian muy claramente en los resultados de las fases 1 y 2 de LatinNCAP. En cooperación con los fabricantes, el programa pudo ensayar autos adicionales con airbag junto a sus versiones básicas sin airbags. El estudio comparativo muestra que los vehículos equipados con airbag pueden alcanzar tres estrellas y ofrecer una reducción significativa del riesgo de lesiones fatales o severas.

Los airbags funcionan como un almohadón de seguridad que brinda protección automática a los pasajeros del auto en caso de colisión. Se trata de un sistema de sujeción suplementario que debe utilizarse junto al cinturón de seguridad y no como una alternativa a éste. El primer auto en contar con airbag fue el Oldsmobile Tornado en 1973. Ford los transformó en estándar en EEUU en 1990. Volvo introdujo el primer sistema de uso lateral en 1995. Los grandes fabricantes de vehículos instalan comúnmente airbags en aquellos modelos que deben cumplir con estándares de seguridad fijados por la ONU para impacto frontal y lateral. Por lo general el costo de una unidad de producción de airbag cuesta menos de 50 dólares.

En América Latina, donde no se aplican los requerimientos de la ONU, los fabricantes aún consideran a los airbags opcionales en vez de incluirlos como un requerimiento estándar de seguridad. Afortunadamente en Argentina y Brasil se han aprobado leyes que establecen la utilización obligatoria de airbags para 2014.

La integridad de la carrocería

Si bien incluir airbags es muy importante, no es suficiente. Los ensayos de LatinNCAP evidencian debilidades en el desempeño estructural de alguno de los autos más vendidos en la región. La integridad de la carrocería es crítica a la hora de brindar protección a los pasajeros contra lesiones, aún en caso de contar con airbag. Los fabricantes han desarrollado sistemas de “Zonas de deformación absorbente” que permiten a los pasajeros del auto estar protegidos en un espacio de supervivencia mientras que otras partes del auto absorben las cargas de energía liberadas en el choque. Una carrocería estable puede también contribuir en la extracción de los pasajeros en caso de las tareas de atención y rescate post-colisión. Resulta entonces decepcionante el hecho de que los ensayos de LatinNCAP revelan un número de carrocerías que fallan la prueba de estabilidad. Es menos probable que esta falla ocurra en modelos que cumplen con los requerimientos de la ONU para ensayos de impacto frontal.

En ambas fases de LatinNCAP, algunos de los vehículos ensayados obtuvieron mejores resultados a nivel de seguridad, similares a los obtenidos en Estados Unidos y en Europa. Se trata de modelos más costosos, pero en Europa hasta los autos más baratos vienen actualmente con airbags (conductor, pasajero y cortina lateral), y ofrecen una seguridad estructural mejor y una variedad de otras características de seguridad importantes. Esto evidencia que los mayores fabricantes de vehículos saben exactamente cómo hacer vehículos asequibles que cumplan con los estándares de la ONU referentes a los ensayos de choque. Es por ello que Latin NCAP recomienda seriamente aplicar dichos estándares a todos los países de LAC.

Chevrolet Celta (sin airbags)

Chevrolet Corsa Classic (sin airbags)

Chevrolet Cruze LT (doble airbag)

Fiat Nuevo Uno Evo (sin airbags)

Ford Focus II Hatchback (doble airbag)

 

Ford KA Fly Viral (sin airbags)

Nissan March (doble airbag)

Nissan Tiida Hatchback (airbag conductor)

Nissan Tiida Hatchback (doble airbag)

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.