Mercedes-AMG GLS 63 4Matic, un deportivo para siete

Con tres filas de asientos para siete pasajeros, es el único deportivo de AMG para familias numerosas. Acelera de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos.

Se lanzaron a la venta los SUV más potentes de Mercedes-AMG, más eficientes ahora gracias a su tecnología de hibridación suave de 48 voltios: GLE 63 S 4Matic+ y GLS 63 4Matic+.

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros y 612 CV, que los impulsa, se combina por primera vez con el alternador arrancador EQ Boost. Ello va acompañado de una potencia eléctrica adicional de 22 CV, la red de a bordo de 48 voltios, la desconexión de cilindros y el filtro de partículas para motores de gasolina para brindar la máxima eficiencia posible. Las primeras unidades de los nuevos GLE 63 S y GLS 63 llegarán al mercado este mes y, gracias a su sistema de hibridación suave, contarán con el distintivo ambiental de la DGT “ECO”.

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros que montan está equipado con un alternador arrancador EQ Boost integrado de forma compacta entre el motor y el cambio. La potencia adicional disponible brevemente —22 CV y 250 Nm de par motor— permite acelerar con gran espontaneidad, tanto a vehículo parado como, por ejemplo, en maniobras de adelantamiento.

Este innovador componente aporta además la electricidad necesaria para la red de a bordo de 48 voltios y asume también determinadas funciones de propulsión híbrida. Entre éstas se encuentran la aportación de una potencia adicional boost, la recuperación de energía al frenar, la optimización del punto de carga en el que trabaja el motor térmico, la función de planeo y la puesta en marcha casi imperceptible del motor en relación con la función de parada y arranque.

La SUV de siete asientos ahora tiene una versión AMG con 612 caballos de potencia.

El alternador arrancador EQ Boost se encarga también por primera vez de la regulación del número de revoluciones de ralentí. Estas funciones hacen posible reducir el consumo en una medida que, hasta ahora, estaba reservada a la tecnología híbrida de alto voltaje.

Por otro lado, la moderna red de a bordo de 48 voltios hace posible la implementación de nuevas tecnologías y alimenta con fiabilidad los consumidores eléctricos a bordo (por ejemplo, los estabilizadores activos o los elementos calefactores).

Otro avance tecnológico que permite a estos vehículos mejorar su eficiencia es la desconexión selectiva de cilindros AMG Cylinder Management. La desconexión de cuatro de los cilindros de este V8 está disponible en el margen de revoluciones de 1.000 a 3.250 rpm en el programa «Comfort».

Se fabrica en Estados Unidos y es el único AMG con tres filas de pasajeros.

Adicionalmente, estos modelos cuentan con los últimos avances en su cadena cinemática y chasis para garantizar una conducción dinámica y precisa. Tal es el caso de la tracción integral 4Matic+, con una distribución de par completamente variable entre 0:100 y 50:50 y un diferencial autoblocante AMG con regulación electrónica. Otro elemento clave para mejorar la eficacia en las curvas es la suspensión AMG Active Ride Control, basada en la red eléctrica de 48 voltios, con dos actuadores electromecánicos de funcionamiento independiente en el eje delantero y en el eje trasero. Este equipo compensa con precisión los movimientos de la carrocería y vela por una maniobrabilidad directa y un control preciso del comportamiento del vehículo, incluso en el margen límite de la conducción deportiva.

Para el mercado español, el modelo 63 del GLE sólo se ofrecerá en su variante S, la más potente. El motor de los GLS 63 y GLE 63 desarrolla 612 CV y un impresionante par de hasta 850 Nm, lo que se traducen en la capacidad de acelerar de cero a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos para el GLE y 4,2 segundos en el caso del GLS.

Muy altas prestaciones para disfrutar en familia.