Mucho más que diseño

El noveno Focus Group de Lubri-Press y Autoblog –el programa exclusivo de test drives donde los lectores prueban y opinan sobre las últimas novedades del mercado- se realizó el mes pasado y tuvo como protagonista al Citroën DS4.

Se trata del lanzamiento más importante de Citroën Argentina en lo que va del año y Lubri-Press ya lo manejó en junio, en las sierras cordobesas.

El DS4 es un hatchback del segmento compacto, con cinco puertas y un motor 1.6 turbo con 163 caballos de potencia. Cuesta 207.300 pesos. Se ofrece en la Argentina sólo con caja secuencial de seis velocidades y es el segundo integrante de la familia DS en llegar a nuestro país.

Usuarios del segmento de los compactos importados pusieron a prueba al Citroën DS4.

Para el evento con el DS4 se utilizó como base de operaciones el concesionario Citronorte, en Florida. Su ubicación, a pocos metros de la Panamericana, permitió organizar un trazado que combinó calles con autopistas.

El Focus Group se realizó bajo una lluvia torrencial, para confirmar que estas pruebas se realizan siempre bajo condiciones reales, no ideales. El granizo que cayó minutos antes del comienzo del evento provocó algunas ausencias de último momento, pero el parque automotor traído por los participantes fue más que representativo de este segmento: incluyendo modelos que salieron a la venta hace apenas semanas (Scirocco y 308 GTi).

Las opiniones de cada uno de los participantes se reproducen a continuación.

Marcas de pertenencia a la familia DS de Citroën. Y sí: llovió durante todo el desarrollo del Focus Group.

En el interior, elogios para el diseño de las butacas delanteras. Y críticas para el espacio en las plazas traseras y las ventanillas fijas.

Las llantas de 18 pulgadas, con Michelin Sport Pilot, también.

El baúl tiene 385 litros de capacidad. Algunos esperaban más.

El motor es el mismo 1.6 turbo del DS3, pero con más potencia.

 

Parasoles con viseras con guías de desplazamiento, una de las curiosidades más festejadas del DS4.

El diseño exterior del DS4 fue uno de los aspectos más destacados por los participantes del Focus Group.

La gran cantidad de botones sobre el volante abrumó a varios. Se destacó la calidad de terminación y de materiales.

El diseño del tablero es original. Se puede cambiar el tono de la coloración.

LA OPINIÓN DE LOS PARTICIPANTES

Testimonio I

  • Nombre: Javier Cosentino (36 años)
  • Ocupación: Dueño de una agencia de viajes y de una distribuidora de gas licuado (maneja 55.000 kilómetros al año).
  • Vehículo actual: Audi A3 Sportback 1.6 Tiptronic (2010)
  • Vehículos anteriores: Volkswagen Vento 1.9 TDi.

Me gustó: “Me gusta mucho el diseño de la carrocería, sobre todo de perfil y de tres cuartos traseros. Las butacas también tienen buen diseño y son muy cómodas. El motor tiene buena respuesta y el comportamiento de la caja automático me pareció lógico”.

No me gustó: “El diseño de la trompa no me convence, tampoco el diseño de la plancha de instrumentos. No me gustan los relojes digitales, prefiero los analógicos. Le falta techo corredizo, aunque sea como opción. Yo manejo muchos kilómetros en ruta y es algo que ayuda mucho a disfrutar más los viajes. El precio me parece elevado”.

Testimonio II

  • Nombre: Rodrigo Freyre (31 años)
  • Ocupación: Dueño de una fábrica metalúrgica (maneja 40.000 kilómetros al año).
  • Vehículo actual: Volkswagen Golf GTi (2012)
  • Vehículos anteriores: Fiat Brío.

Me gustó: “Es un auto cómodo. Y es más amplio de lo que pensé. Que la ventanilla de atrás no se baje no es algo que me moleste, tengo hijos chicos e incluso me da más tranquilidad. El equipamiento me parece correcto para el precio que tiene, en eso marca una clara diferencia con el Golf GTi, que tiene varios faltantes. Del diseño, lo que más me gusta son las llantas. La calidad de terminación es aceptable”.

No me gustó: “Nunca había manejado un auto con caja automática, pero me dio la sensación de que le falta algo de respuesta. Al equipamiento le agregaría techo corredizo, navegador satelital y una pantalla en la consola central más moderna. En ese sentido, el Citroën DS3 mejoró mucho desde que incorporó la pantalla táctil con GPS. El sistema de audio Denon es muy completo, pero me esperaba un sonido mejor. También me gustaría sentir más el sonido del motor adentro del auto. El precio me parece elevado”.

Testimonio III

  • Nombre: Ramiro Gauto (36 años)
  • Ocupación: Consultor (maneja 30.000 kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Volkswagen Scirocco 1.4 TSi DSG (2012)
  • Vehículos anteriores: Honda CR-V

Me gustó: “Es un auto diferente, con un diseño exterior que me gusta mucho. A diferencia del DS3, al DS4 lo veo más como un auto familiar antes que como un deportivo. Tiene buen andar, es confortable y tiene un buen despeje del suelo. La caja automática cumple, aunque no llega al nivel de la DSG. La calidad de terminación es muy buena. Me gustaron los parasoles deslizantes, porque permiten que ingrese más luz al habitáculo. El equipo de audio Denon es de buena calidad”.

No me gustó: “La pantalla de la consola central es la misma que en otros modelos de Citroën y Peugeot. Yo hubiera puesto más esfuerzo ahí, en lugar del sistema que permite cambiar el sonido de los intermitentes, por ejemplo. Las plazas traseras son chicas y los vidrios de las puertas traseras son fijos, no se abren. El diseño interior me parece más agradable en el DS3. El precio me parece elevado para una marca generalista como Citroën, creo que a la gama DS todavía le falta recorrer un largo camino para que pueda ser considerada premium”.

Testimonio IV

  • Nombre: Alejandro Armendano (45 años)
  • Ocupación: Comercio exterior (maneja 15.000 kilómetros al año).
  • Vehículo actual: Peugeot 308 GTi (2012) y Maserati GranSport.
  • Vehículos anteriores: Nissan Sentra, Peugeot 307.

Me gustó: “El comportamiento es muy dócil, la caja automática tiene buena respuesta y el motor me pareció bárbaro. El diseño exterior es muy lindo y el mayor despeje del suelo ayuda mucho en nuestras calles. Hay que destacar las llantas de 18 pulgadas, con muy lindo diseño, y encima calzadas con Michelin Sport Pilot, que son lo mejor que hay en el mercado. La posición de manejo es cómoda y elevada, como en un crossover. Es un auto innovador y diferente, típico de Citroën. El precio me parece lógico”.

No me gustó: “Es inconcebible que las ventanillas de las puertas traseras no se bajen. Si a eso le sumamos que la luneta trasera es chica, que no tiene corredizo, que el acceso a las plazas traseras es chico y que no hay salidas de aire para los pasajeros de atrás, los que viajen en la segunda fila van a sentir un poco de claustrofobia”.

Testimonio V

  • Nombre: Eric Christensen (25 años, a la derecha en la foto)
  • Ocupación: Estudiante y empleado (maneja 20.000 kilómetros al año).
  • Vehículo actual: Audi A3 Sportback 2.0 (2006)
  • Vehículos anteriores: Volkswagen Bora 1.8T y Fiat Palio

Me gustó: “Me gustaron mucho los detalles de tecnología que tiene, como el alerta de adelantamiento de otro auto en punto ciego (se enciende una luz en el espejo retrovisor), los sensores de estacionamiento delanteros y traseros. Es un auto lindo e innovador, con un diseño que me gusta, lo compraría sólo por eso. Tiene un muy buen despeje del suelo, sin llegar a ser una SUV. La caja automática tiene un funcionamiento muy suave. Las llantas de 18 pulgadas son muy lindas. También me gustó el diseño del interior, en especial las butacas anatómicas”.

No me gustó: “Creo que al motor le falta más empuje. El interior resulta un poco abrumador para el que se sube por primera vez al auto: hay muchos botones, muchas pantallitas y muchos comandos. Se podría simplificar bastante concentrando todo en una pantalla táctil. El acceso a las plazas traseras es limitado y los vidrios de las puertas traseras son fijos. El baúl también me pareció chico para el tamaño del auto”.

Testimonio VI

  • Nombre: Gonzalo Aune (25 años)
  • Ocupación: Dueño de una empresa de Sistemas (maneja 7.000 kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Volkswagen Golf GTi (2012)
  • Vehículos anteriores: Volkswagen Bora 1.8T y Volkswagen Gol Trend

Me gustó: “El andar es muy confortable, la suspensión es muy buena, sobre todo cuando el asfalto está desparejo. También me gustó mucho la caja automática, es muy superior a la Tiptronic que tenía en mi Bora. La posición de manejo es cómoda y las butacas tienen un buen diseño. El equipamiento me pareció muy completo, con detalles únicos, como los parasoles movibles para tener más luminosidad. El motor tiene buena respuesta y tiene un funcionamiento muy suave”.

No me gustó: “Creo que en el interior hay demasiados botones, sobre todo en el volante. Me esperaba que el baúl fuera más grande. El diseño del auto es algo contradictorio: es muy lindo por fuera, pero no tanto por dentro. Me esperaba algo más jugado, como en el DS3. No tiene techo corredizo, las plazas traseras son chicas y el precio me parece elevado”.

Testimonio VII

  • Nombre: Esteban Peisci (37 años, a la izquierda en la foto)
  • Ocupación: Empleado y diseñador amateur (maneja 30.000 kilómetros al año)
  • Vehículo actual: Chrysler PT Cruiser (2011)
  • Vehículos anteriores: Chrysler Neón y Alfa Romeo 33
  • Invitado especial: Fue finalista del Concurso de Diseño Internacional Peugeot 2008 y es comprador compulsivo de autos con diseños poco convencionales.

Me gustó: “Me encanta su línea. Es un auto donde se nota una fuerte carga de diseño en todos los detalles. Hay mucho esmero en la selección de los materiales y soluciones prácticas, como las butacas anatómicas y los parasoles con visera corrediza. No es un auto para cualquiera, está pensado como un auto para entendidos. La calidad de terminación es buena, la suspensión tiene un andar muy cómodo y el motor tiene una respuesta más que interesante”.

No me gustó: “Los vidrios de las puertas traseras no se pueden bajar. Entiendo por qué tomaron esta decisión, pero se podría haber encontrado una solución de compromiso recortando el vidrio unos cuatro centímetros. Los grandes maestros del diseño siempre dicen que la forma sigue a la función, pero en este caso no fue así. En el interior no me gustó la mezcla que hay de componentes genéricos (pantalla central y comandos de intermitentes comunes a otros modelos de Peugeot-Citroën) con los materiales premium que se aprecian en otros componentes, como en el tablero digital o en las perillas del climatizador bizona. El precio es correcto para el equipamiento que ofrece, pero creo que la línea DS tiene que diferenciarse más todavía del resto de la gama Citroën para poder ser premium”.

 

AGRADECIMIENTOS

Julieta Rotger y María Soledad Bereciartúa (Citroën Argentina), Gustavo Amher y Marcelo Latronico (Citronorte, Avenida Mitre 1664, Florida).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.