Potencia responsable

Los periodistas de todo el mundo se reunieron el mes pasado en Maranello para poner a prueba la nueva Ferrari California 2012. Los ensayos se hicieron en las mismas rutas que los probadores e ingenieros del Cavallino Rampante utilizaron para su desarrollo. Desde su lanzamiento, la California ha disfrutado de una enorme popularidad y sus compradores representan el 70% de los nuevos clientes de Ferrari, quienes la usan con mucha mayor frecuencia (en algunos casos diariamente) y realizan un 30% más de kilómetros que los conductores de otros modelos Ferrari.

La California es un vehículo muy versátil, gracias en gran parte a su techo duro retráctil y a su configuración de dos asientos con un hueco importante detrás de ellos.

Con un motor que eleva su potencia en 30 CV, hasta alcanzar los 490, y un chasis 30 kilos más ligero, gracias a las avanzadas técnicas de fabricación en aluminio del Centro de Excelencia Scaglietti, la Ferrari V8 con motor central delantero ofrece ahora un plus de deportividad que no afecta de ninguna manera a su carácter de Gran Turismo. Una de las ventajas de estas nuevas soluciones es que su aceleración de 0 a 100 km/h pasa a ser de sólo 3,8 segundos.

Consume 13,1 l/100 km, más que algunos modelos similares, aunque no demasiado ya que ninguno en este segmento gasta menos de 11,5 l/100 km. Se trata de un nivel de consumo bajo para un auto de esta potencia y prestaciones. A ello contribuye en gran parte el sistema Stop&Start, que apaga el motor al detener el vehículo, por ejemplo, en un semáforo.

Con leves retoques estéticos y nuevos diseños de llantas, la California ahora ofrece más potencia y menos consumo.

Los clientes que buscan una conducción más dinámica, sin que llegue a convertirse en extrema, pueden pedir el paquete opcional Handling Speciale, que incluye modificaciones en el tren de rodaje y en la puesta a punto de la California, unas modificaciones diseñadas para reducir el balanceo de la carrocería y aumentar la velocidad de respuesta a las solicitudes del conductor.

El sistema Stop&Start apaga el V8 de la California en los semáforos.

El techo de la California está accionado mediante un sistema automático y tarda sólo 14 segundos en guardarse dentro del maletero, que es muy poco tiempo. Como medida de protección en caso de vuelco, detrás de los asientos hay unos arcos que se despliegan automáticamente en 190 milisegundos si hay riesgo de vuelco. El volumen del baúl es de 340 litros con el techo sobre la carrocería y de 240 litros si el techo está plegado.

Junto a estos elementos técnicos, el Centro de Estilo Ferrari también ha desarrollado una amplia gama de nuevas opciones, que van desde la pintura bicolor de tres capas hasta el resurgir de tonalidades históricas que se recuperan gracias a avanzadas tecnologías. El resultado son unas casi infinitas posibilidades de personalización para la California, que aseguran que cada coche sea realmente único y exclusivo para su propietario.

Este modelo cuenta, además, con el exclusivo Programa de Mantenimiento Ferrari durante siete años.

La California se puede encargar con pinturas bitono, para distinguir aún más su diseño.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.