Premio al ESP

Argentina es líder en la región en utilización del control de estabilidad (ESP).

Bosch, proveedor automotriz líder a nivel mundial, fue reconocido con el Premio Global NCAP 2012 por el desarrollo y lanzamiento del ESP® (Programa Electrónico de Estabilidad). Con inversiones anuales superiores a los 3.500 millones de euros en Investigación y Desarrollo, patentando 15 nuevas ideas por día, el Grupo Bosch mantiene una línea de innovación constante para desarrollar tecnologías que mejoren la calidad de vida de las personas.

El ESP® es un elemento de seguridad activa para automóviles, que actúa frenando las ruedas individualmente durante situaciones de riesgo para evitar derrapes. Especialmente en caminos resbaladizos y al ingresar en una curva a alta velocidad, el programa electrónico de estabilidad mantiene a los vehículos firmes y seguros en el camino.

Entre los factores reconocidos por la NCAP para otorgar este premio a Bosch, la organización destaca el alto nivel de efectividad del ESP®, ya que los estudios demuestran que evita hasta un 80% de los accidentes por derrape.

El premio se otorga en el marco de la campaña de las Naciones Unidas “Década de Acción para la Seguridad Vial”, cuyo objetivo es reducir drásticamente el número de muertes de tránsito pronosticadas para el período entre el 2010 y 2020.

Desde 1995, cuando empezó su fabricación en serie, Bosch lleva fabricados 75 millones de ESP® y, en la actualidad, 1 de cada 2 autos nuevos en el mundo sale de la línea de producción con esta tecnología.

Si bien desde hace algunos años las disposiciones legales garantizan al sistema anti derrape como equipamiento estándar en los Estados Unidos y Europa, la tasa de instalación de serie de estos sistemas en la región es todavía aún baja. No obstante, Argentina ostenta el mayor índice de utilización de estos sistemas en la región. Con la entrada en vigencia de la obligatoriedad para equipar los nuevos vehículos con ABS a partir de 2014, el ESP® será una función más dentro del sistema ABS. Fernando Díaz, responsable de la división de equipo original de Bosch Argentina, afirmó que “seguramente comenzaremos a ver una rápida introducción del ESP® en el mercado, considerando los beneficios que ofrece y que son prestaciones de seguridad muy valoradas por el conductor”.

A lo largo de los años Bosch realizó diversas mejoras al sistema de seguridad activa, incorporando funciones adicionales como  reducir su peso de  4,3 kg, a apenas 1,6 kg. Del mismo modo, la compañía se enfocó en reducir el precio de este sistema de seguridad, lo que es crucial para que pueda estar cada vez más al alcance de usuarios.

Dentro de los nuevos sistemas de asistencia basados en el ESP® que Bosch está desarrollando, se destaca uno que mantiene al auto -de manera automática- a una distancia segura con respecto al auto que está adelante. Este sistema también se utiliza como asistencia de estacionamiento del vehículo en lugares reducidos y advierte al conductor en situaciones críticas. Estas funciones activan a los frenos en forma independiente y automática, sin la intervención activa del conductor y es el ESP® lo que realiza este frenado. Esto significa que a los vehículos que ya tienen este sistema se los puede equipar fácilmente con funciones de confort y seguridad adicionales. Un prerrequisito es la red con sensores que monitorean los alrededores del vehículo, reconocen otros conductores y calculan la distancia, velocidad y dirección. Bosch tiene una amplia gama de funciones de asistencia al conductor basadas en ultrasonido, video, y sensores de radar, por ejemplo los controles de crucero automático (ACC) y el sistema de frenos de emergencia predictivo.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.