Test: DS 4 Berlina y DS 4 Crossback

 

 

La Revolución Francesa

El modelo para el Segmento C (compacto) de la marca premium del Grupo PSA volverá a la Argentina tras un impasse por las trabas aduaneras. Vendrá con varias novedades y dos versiones. Ya las manejamos en Francia.

DS41

La versión DS 4 Crossback tiene paragolpe delantero negro.

La versión DS 4 Crossback tiene paragolpe delantero negro.

Los nuevos DS 4 en Versalles. Adiós a los emblemas de Citroën y hola a la nueva parrilla DS.

Los nuevos DS 4 en Versalles. Adiós a los emblemas de Citroën y hola a la nueva parrilla DS.

El Crossback también se distingue por las llantas negras, el alerón sobre luneta negro y las barras sobre el techo.

El Crossback también se distingue por las llantas negras, el alerón sobre luneta negro y las barras sobre el techo.

En nuestro mercado, DS ofrecerá 38 opciones de personalización para el “4”.

En nuestro mercado, DS ofrecerá 38 opciones de personalización para el “4”.

 

Desde Versalles (Francia) – Los jardines del Palacio de Versalles, donde brilló con todo su esplendor la realeza francesa, hoy son monitoreados por sistemas automáticos que controlan el acceso del público y brindan información a los visitantes. Entre la fastuosidad de sus ocupantes originales y la amable recorrida de hoy, la historia indica que hubo un período turbulento (que incluyó algunas decapitaciones, mediante el afilado invento de Joseph-Ignace Guillotin).

El Citroën DS fue el rey de los autos cuando se lanzó a la venta en el Salón de París de 1955. Era fastuoso y lujoso, pero la marca no logró una continuidad en el segmento de los autos premium. El punto más bajo de esa crisis se dio al discontinuar el Citroën C6. Y al anunciar que en Europa no tendría sucesor. Fue una decisión con sabor a Guillotin.

Pero ahora DS volvió, en forma de marca independiente y buscando ocupar el segmento premium dentro del Grupo PSA. Es un regreso con más tecnología y una propuesta más amable y variada, para el público en general. Parece pensado para esos turistas, que caminan por Versalles.

Lubri-Presstuvo la oportunidad de manejar en París y en los jardines de los palacios de la realeza los nuevos DS 4. Este hatchback para el Segmento C (compacto) se comercializó en la Argentina entre 2010 y 2014. Y fue discontinuado cuando el Gobierno anterior impuso fuertes impuestos internos y trabas a la importación.

Ahora, tras el cambio de reglas para el sector, el DS 4 vuelve a la Argentina. Lo hará en este invierno con dos versiones: Berlina y Crossback. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Con respecto al Citroën DS4 conocido en su momento, este nuevo DS 4 (notar el espacio que separa a la marca “DS” del modelo “4”) se presenta bajo una nueva identidad, aunque en la práctica es un restyling del modelo anterior.

En su carrocería desaparecieron por completo los emblemas de Citroën y afloraron los logos de DS, acompañados por una nueva parrilla, faros de nuevo diseño y llantas específicas.

La versión Crossback se diferencia de la Berlina por ofrecer una propuesta levemente off-road. Los rasgos distintivos están en la parrilla pintada de negro, en las llantas específicas, los guardabarros con bordes de plástico negro, las barras sobre el techo y el spoiler sobre la luneta (también negro).

En Francia, el Crossback también tiene un despeje del suelo 30 milímetros superior a la Berlina, pero en la Argentina los dos tendrán el mismo despeje (por el estado de nuestras calles).

Los faros son del tipo led, con proyectores de Xenón direccionales. Los faros antiniebla son de leds, una innovación bastante curiosa. Cuando marcas como Mercedes-Benz y Volvo están eliminando los antiniebla (o, en todo caso, los mantiene con tecnología halógena), DS los desarrolló con diodos.

El efecto lumínico es notable: el DS 4 tiene uno de los mejores sistemas de iluminación del momento.

El Crossback también se distingue por las llantas negras, el alerón sobre luneta negro y las barras sobre el techo.

El Crossback también se distingue por las llantas negras, el alerón sobre luneta negro y las barras sobre el techo.

En nuestro mercado, DS ofrecerá 38 opciones de personalización para el “4”.

En nuestro mercado, DS ofrecerá 38 opciones de personalización para el “4”.

Además de los DS 4, en París también manejamos el nuevo e-Mehari de Citroën. Ver aparte.

Además de los DS 4, en París también manejamos el nuevo e-Mehari de Citroën. Ver aparte.

El baúl es correcto: tiene casi 400 litros de capacidad.

El baúl es correcto: tiene casi 400 litros de capacidad.

Habrá desde diseños de llantas (de serie, en 18″) hasta detalles del interior.

Habrá desde diseños de llantas (de serie, en 18″) hasta detalles del interior.

En Europa también hay una diferencia de despeje del suelo de 30 milímetros, pero en la Argentina los dos tendrán suspensiones elevadas.

En Europa también hay una diferencia de despeje del suelo de 30 milímetros, pero en la Argentina los dos tendrán suspensiones elevadas.

Justo en la semana más lluviosa en siglos en Francia.

Justo en la semana más lluviosa en siglos en Francia.

POR DENTRO

Antes de que preguntes, sí: las puertas traseras del DS 4 siguen con las ventanillas traseras fijas. Esta solución insólita, reservada para modelos más económicos (como los Citroën C4 Cactus y C1), se debe al particular diseño de las puertas traseras: no hay forma de que, con esas curvas, una ventanilla pueda bajar.

¿Los ingenieros de DS podría haber creado una solución alternativa? Sí, pero la marca decidió darle la prioridad a los diseñadores, para que pudieran llevar a la práctica ese diseño casi-de-coupé, pero con cuatro puertas (cinco, si contamos el portón trasero, que también accede al habitáculo).

El DS 4 llegará a la Argentina en este invierno con 38 combinaciones de personalización. Esto incluirá terminaciones en el interior artesanales. Un buen ejemplo es el revestimiento opcional en cuero Nappa, cosido a mano, de la plancha de instrumentos. Lo tenía una de nuestras unidades de prueba. Es un trabajo que demanda ocho horas de confección y colocación.

En detalles así se percibe un adelanto sobre cómo será el concepto premium de los futuros DS: un enfoque humanista del lujo, con más intervención de la mano de los artesanos y menos de las máquinas.

Pero volvamos a las cuestiones prácticas. Las butacas tienen ajustes eléctricos y tres memorias. Incluyen masajeador (con programas de relax dignos de una geisha) y calefacción. Los asientos también tienen un diseño muy personal: tienen una trama de cuadrados que recuerdan a una entrañable pastafrola de la abuela Madeleine.

En las plazas traseras hay espacio para dos adultos y un niño. El problema de comodidad no pasa tanto por las ventanillas fijas, sino por las pequeñas bocas de acceso que forman las puertas. El baúl, en cambio, es más que correcto: 385 litros, ampliables hasta 1.021 litros al rebatir los respaldos traseros.

En el interior no hay grandes diferencias entre el DS Berlina y el DS Crossback.

En materia de multimedia, estrenan una nueva pantalla táctil de siete pulgadas, con GPS y MirrorScreen (para espejar funciones de dispositivos móviles). El equipo de audio es un excelente Denon Hi-Fi.

Las butacas delanteras, con mucho diseño, incluyen ajustes eléctricos y masajeador.

Las butacas delanteras, con mucho diseño, incluyen ajustes eléctricos y masajeador.

Las ventanillas traseras siguen siendo fijas. No se pueden bajar.

Las ventanillas traseras siguen siendo fijas. No se pueden bajar.

Las ventanillas traseras siguen siendo fijas. No se pueden bajar.

Las ventanillas traseras siguen siendo fijas. No se pueden bajar.

En opción, plancha de instrumentos revestida a mano en cuero Nappa cosido a mano. Una artesanía que demanda ocho horas de trabajo.

En opción, plancha de instrumentos revestida a mano en cuero Nappa cosido a mano. Una artesanía que demanda ocho horas de trabajo.

El tablero de instrumentos sumó funciones para la computadora de abordo.

El tablero de instrumentos sumó funciones para la computadora de abordo.

La llave viene con un elegante llavero-carterita para los documentos del auto.

La llave viene con un elegante llavero-carterita para los documentos del auto.

Y la pantalla táctil sumó la función MirrorScreen. Ayer, en Versalles, sonaron Los Redondos.

Y la pantalla táctil sumó la función MirrorScreen. Ayer, en Versalles, sonaron Los Redondos.

SEGURIDAD

La configuración de los nuevos DS 4 para la Argentina aún no fue definida, pero se sabe que vendrán muy bien equipados en el aspecto de seguridad. De serie, seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente y anclajes Isofix.

Es muy probable que también cuenten con el sistema Active City Brake, que ya equipa la versión tope de gama del DS 3: accionamiento automático de frenos en ciudad, y a bajas velocidades, para evitar choques por distracciones.

También tendrá detección de cambio involuntario de carril (tiembla el volante y el asiento, al detectar la maniobra sin accionar el indicador), sensor de ángulo muerto en los espejos y cámara de retroceso.

La última vez que EuroNCAP sometió un DS4 a una prueba de choque fue en 2011. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, con 90% de protección para adultos, 80% para niños y 43% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá sí habrá novedades. En una primera etapa, los DS 4 Berlina y Crossback llegarán a la Argentina con el conocido motor naftero 1.6 THP, con turbo, inyección directa e intercooler. La potencia aumentó de 163 a 165 caballos de potencia y el torque subió de 220 a 240 Nm a 1.400 rpm.

En nuestro mercado, esta motorización se asociará a una caja secuencial de seis velocidades, de nueva generación. La tracción sigue siendo delantera.

En una segunda etapa, la marca estudia traer al país una versión más deportiva, con la versión de 200 caballos del 1.6 THP. Esta configuración ya la utilizaron en nuestro mercado los Peugeot 308 GTi, 208 GTi y RCZ. De confirmarse, se combinará sólo con caja manual de seis marchas.

COMPORTAMIENTO

La prueba de manejo se desarrolló sobre 150 kilómetros de calles y autopistas, entre París y Versalles. Con esta combinación de motor y caja, el DS 4 tiene buenas reacciones, pero su propuesta no es la de un auto deportivo.

Con un motor bien silencioso y una cabina muy bien aislada, es un veloz medio de transporte. Está más cerca de la filosofía de un Gran Turismo que de un Pura Sangre. No fue posible medir las prestaciones, pero la marca declara una velocidad máxima de 201 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

El andar es confortable, a pesar de que la suspensión no es muy sofisticada: tiene un sistema McPherson adelante y un eje de torsión atrás.

La caja automática funciona con mucha suavidad. Está pensada más para el confort de la ciudad que para un desempeño picante en ruta. Para obtener una respuesta más enérgica, hay que usarla en modo secuencial y pisar el acelerador con decisión.

La dirección tiene la comunicación justa con el camino y los frenos a disco en las cuatro ruedas responden muy bien.

La versión Sportback no está pensada para el uso off-road, no hay que confundirse. Ni siquiera tiene neumáticos de uso mixto. Como todos los DS, se trata más que nada de una propuesta estética, con más personalidad (y personalización) que fines prácticos.

El mejor ejemplo fue durante el tramo que manejamos por adentro de los jardines de Versalles. A menos de 40 km/h, bajo una llovizna persistente –pero inspiradora-, no había vehículo más apropiado que el DS 4 para manejar en toda Europa.

Las famosas curvas galas.

Las famosas curvas galas.

CONCLUSIÓN

El DS 4 volverá en este invierno a la Argentina, después de una breve pausa. En el Grupo PSA saben que a la marca DS todavía le falta para pelear -de igual a igual- con las marcas premium más establecidas: Audi, BMW, Mercedes-Benz y Volvo, por citar algunos ejemplos.

Pero, con estas novedades, queda en claro cuál es el camino a seguir: originalidad, estilo francés y un alto grado de personalización. Incluso, si se confirma la versión 1.6 THP de 200 cv, se podrá incluso hablar de deportividad.

Pero eso, para la marca, son cuestiones anecdóticas.

En la presentación para la prensa argentina en París, por ejemplo, se habló poco de performance pura, y mucho de innovaciones para el confort cotidiano.

La que me pareció más práctica: la función “Rest” del aire acondicionado. Mantiene encendida la climatización, incluso con el motor apagado y durante cinco minutos, para mantener el habitáculo a la temperatura correcta. “Es ideal por si te bajás a la panadería en pleno verano y no querés que la cabina se caliente demasiado”, explicó un técnico francés.

Con respecto al Citroën DS4 que se lanzó en 2012, este nuevo DS 4 es una evolución, no una revolución La marca conoce bien la historia francesa. Y sabe que siempre que hubo una revolución, también hubo un Joseph-Ignace Guillotin. En definitiva, se trata de avanzar e innovar, pero sin perder la cabeza.

 

Carlos Cristófalo
Viaje realizado por invitación de Total Argentina y DS Argentina.

SU PUBLICIDAD EN LUBRIPRESS!