Test: Peugeot 308 S GTi Perfume francés

Hasta ahora, el único 308 importado había sido el S GTi. Peugeot Argentina renovó la gama con más versiones. El GT de 225 cv ofrece el mejor equilibrio entre confort y prestaciones.

El Peugeot 308 se fabrica en la Argentina desde noviembre de 2011, aunque esa es la primera generación del hatchback del León para el Segmento C (compacto). Ese modelo, conocido con el código interno de T7, se comercializó en Europa entre los años 2008 y 2013. A partir de ahí, fue reemplazado por el 308 de segunda generación (T9), que nunca llegó a producirse en nuestro país.

El “308 europeo”, como se lo llamó para diferenciarlo del “argentino”, se ofreció hasta ahora en nuestro mercado sólo en la versión tope de gama: el 308 S GTi de 270 cv y caja manual se comercializó entre enero de 2017 y junio de 2018.

Sin embargo, desde el mes pasado, Peugeot Argentina decidió renovar la oferta de sus 308 importados, con la llegada de los S Allure Plus (165 cv AT6) y S GT (225 cv AT8). Como ya habrás descifrado, la “S” entre el número del modelo y el nombre de la versión es la forma que la filial local adoptó para identificar a estos modelos procedentes de Francia.

Manejamos una semana el 308 S GT de 1.450.000 pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Los únicos puntos en común con el 308 I argentino son el nombre, los emblemas y el hecho de que ambos tienen cinco puertas. Todo lo demás es diferente, comenzando por la base estructural. Los 308 II franceses usan la Plataforma EMP2, que tienen varios modelos del Grupo PSA: desde las Peugeot 3008 y DS 7 Crossback hasta las Citroën Jumpy y Peugeot Expert, entre muchos otros modelos.

Esta Plataforma EMP2 no sólo es más liviana que la veterana PF2, que usan los 308 y 408 argentinos. También fue desarrollada para responder mejor en las pruebas de choque y resultar más versátil para diferentes motorizaciones y usos.

En términos de diseño, los dos 308 se parecen en poco y nada. De hecho, el 308 II tiene más aires de VW Golf que de Peugeot, sobre todo cuando se analiza el grueso parante trasero (Pilar C). Fue una copia adrede: la idea fue acercarse más al gusto alemán que al francés.

Esta versión S GT viene con llantas de aleación de 18 pulgadas (con Michelin PilotSport 225/40ZR18) y algunos detalles que realzan la estética: contorno cromado en los vidrios laterales, emblemas GT en rojo y techo negro (panorámico).

La doble salida de escape trasera se ve espectacular, pero no te engañes: es falsa. Como en los 308/408 nacionales, los escapes reales están ocultos bajo el paragolpes trasero.

El 308 S GT tiene muchos rivales en el mercado europeo, pero los más directos en la Argentina son apenas tres: VW Golf GTi (230 cv, que “sospechosamente” bajó su precio de 46 mil dólares a 1.378.000 pesos), Hyundai Veloster Turbo (204 cv, desde 34.900 dólares) y Alfa Romeo Giulietta Veloce (240 cv, 50 mil dólares).

Los 308 S GT y S Allure Plus importados llegan para complementar la oferta del 308 nacional.

Un 308 II francés, para quienes lo vienen pidiendo desde 2013.

Esta versión GT es la más completa en términos de equipamiento y prestaciones.

POR DENTRO

Acá tampoco se parece en nada al 308 nacional. Aunque, si ya te subiste a los 308 S GTi, 3008 y 5008, vas a encontrar muchos detalles en común. Viene con la más reciente evolución del i-Cockpit: la filosofía de Peugeot de instalar un volante chiquito, con el tablero ubicado por encima del aro de la dirección.

Es una solución que, en mi opinión, resulta incómoda en los 208 y 2008. Pero que en los 308 S, 3008, 5008 y 508 evolucionó de manera ergonómica: es una posición de manejo original, deportiva y confortable, que además permite apreciar toda la plancha de instrumentos sin obstáculos.

El GT viene de serie con unas buenas butacas tapizadas en Alcántara. Están calefaccionadas, pero sorprenden por la falta de ajustes eléctricos. Es algo que ofrece hasta el 308 nacional, en sus versiones más equipadas.

Donde el 308 importado saca mucha ventaja es en la calidad de los materiales de la cabina: hay muchos revestimientos blandos, combinación de colores y detalles ultramodernos, como la palanca de cambios galáctica. El techo panorámico (fijo, no se abre, pero con cortina para evitar el efecto invernadero) ayuda a presentar una cabina muy luminosa.

Las plazas traseras son generosas en ancho de hombros y altura para las cabezas. Pero resultan algo limitadas en el espacio para las piernas. Es un problema que ya ocurre con la 3008: las butacas delanteras resultan muy confortables, pero también son voluminosas y quitan centímetros de confort para quienes viajan detrás.

Viene de serie con una gran pantalla multimedia de 9,7 pulgadas. Es táctil, incluye GPS con mapas en tres dimensiones, cámara de retroceso y conectividad para Apple Car Play y Android Auto. Hay sólo un puerto USB. Debería ofrecer al menos dos.

El baúl es correcto. Tiene 432 litros de capacidad. Bajo el piso del baúl hay una mala noticia: la rueda de auxilio es de uso temporario. Cuando se la utiliza, la velocidad máxima recomendada es de sólo 80 km/h.

El techo panorámico es enorme, pero fijo: no se abre.

El i-Cockpit (volante chiquito y bajo, con tablero elevado) está mejor resuelto que en los 208 y 2008.

Butacas deportivas en cuero y Alcántara.

Atrás hay buen espacio para cabeza y hombros, no tanto para los pies.

SEGURIDAD

Este es uno de los aspectos más destacados del 308 S GT. Tiene casi las mismas ayudas a la conducción de las 3008 y 5008 más equipadas.

Viene de serie con seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad y control de tracción. Pero también suma muchas asistencias al manejo (que PSA llama “ADAS”): frenado autónomo de emergencia, alerta de riesgo de colisión, sistema de reconocimiento de señales de límite de velocidad, luces adaptativas de leds, alerta de fatiga y alerta de cambio de carril con corrección automática de la trayectoria.

El 308 II ya fue sometido hace mucho tiempo (año 2013) a las pruebas de choque de EuroNCAP. Una versión diesel obtuvo una calificación de cinco estrellas, con 92% de protección para adultos, 79% para niños y 64% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Todos los 308 importados utilizan el mismo motor, aunque con diferentes entregas de potencia. Tiene turbo, inyección directa e intercooler. Se trata del conocido THP 1.6, en su más reciente evolución: cumple con las normativas de emisiones Euro 6.2. Esto significa que sólo podés cargar combustible Euro 6, aunque Peugeot Argentina sostiene que el Euro 5 local también sirve. De cualquier modo, elegí las estaciones de servicio a conciencia o sólo utilizá ese combustible conocido popularmente como “el más caro”.

En el caso del 308 S GT, entrega 225 cv a 5.500 rpm y 300 Nm de torque a 1.900 rpm.

El 308 S GTi desarrollaba 270 cv y 330 Nm, pero se combinaba sólo con caja manual de seis velocidades. La gran novedad de este S GT es que sólo se ofrece con caja automática de ocho cambios: una Aisin con convertidor de par, modo secuencial y levas al volante.

La gama de importados la completa el 308 S Allure Plus (165 cv), con caja automática de seis marchas.

La tracción es delantera. El diferencial autoblocante Torsen es exclusivo de la versión S GTi.

Después está el tema de la confiabilidad de este conocido THP 1.6. Peugeot Argentina admitió que las primeras evoluciones de este impulsor tuvieron problemas de diversos tipos. Sin embargo, la marca asegura que esos inconvenientes se superaron con las recientes generaciones de este impulsor. La marca asegura que no se registraron reclamos de confiabilidad en los últimos cuatro años.

COMPORTAMIENTO

Si el 308 S GTi era un verdadero hot-hatch deportivo, el 308 S GT es un comfy-hatch con muy buenas prestaciones. En este GT, Peugeot ofrece un muy buen equilibrio entre la comodidad y practicidad para el uso diario, con un excelente desempeño en ruta.

En ciudad, la única incomodidad viene por el lado del perfil bajo de los neumáticos. Hay que tener cuidado al circular por calles con baches y aguantar con estoicismo los sacudones en el empedrado. Si le perdonás ese detalle, te vas a encontrar con un auto silencioso, suave y muy ágil para manejar todos los días.

Sin embargo, donde más se lo disfruta es en rutas y autopistas en buen estado. Ahí, el 308 S GT se convierte en un verdadero misil que sorprenderá a más de uno. No es un GTi, pero se parece en mucho. Es un auto muy estable y equilibrado, a pesar de que la marca insista con el anticuado esquema de eje trasero de torsión. La ausencia de un esquema multibrazos se extraña, sobre todo cuando el pavimento no es perfecto del todo.

Más allá de eso, el 308 S GT es un discreto deportivo que acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

En la Argentina, no hay rutas donde se pueda apreciar legalmente la diferencia de prestaciones entre este S GT y el más potente S GTi. Pero está claro que la propuesta de estas dos versiones es muy diferente. Mientras el S GTi estaba pensado para disfrutar en track days (por potencia, diferencial Torsen y caja manual), el S GT responde al origen histórico de su sigla: un Gran Turismo para viajar cómodo y a muy buen ritmo de velocidad.

La caja de ocho cambios es excelente. Es la mejor automática que tiene hoy el Grupo PSA en toda su gama internacional. Fue desarrollada por la firma japonesa Aisin para el consorcio francés y permite combinar consumos muy bajos, con una gran capacidad para aprovechar todo el rendimiento del motor.

El 308 S GT gasta una media de 6,5 litros cada 100 kilómetros. Aunque, si vas a aplicar un manejo deportivo, preparate para consumir bastante más. El tanque tiene 53 litros de capacidad.

El auto cuenta con tres modos de manejo: Normal, Eco y Dynamic. En Eco no advertí grandes beneficios en términos de consumo y no me gustó cómo se configura la electrónica del motor/caja: realmente parece un auto adormecido.

En modo Dynamic, se mejora la respuesta del acelerador y los cambios pasan a un mayor régimen del motor. Este modo tiene dos características curiosas. En primer lugar, el tablero de instrumentos adquiere una tonalidad roja. Y, además, se activa un sistema de sonido de escape artificial en la cabina. Es un software que utiliza los excelentes parlantes Denon del equipo de audio, para emitir una banda de sonido sincronizada con los pasos de marcha y el régimen del motor. Es más curioso que agradable y, a la larga, es un artificio que cansa un poco. Es una pena que no se pueda manejar en modo Dynamic, pero desactivando ese sonido artificial.

CONCLUSIÓN

En enero de 2018, cuando Peugeot Argentina anunció que planeaba lanzar más modelos importados del 308 II, el dólar en nuestro mercado tenía un valor más accesible. Sin embargo, a pesar de la fuerte devaluación del peso, la marca decidió seguir adelante y ofrecer más alternativas para quienes buscan un verdadero Peugeot francés.

El 308 S Allure Plus de 1.234.900 pesos propone una entrada a gama para quienes quieran acceder a este producto importado. El 308 S GTi era la opción más extrema para los que deseaban un hot-hatch para track days, pero fue discontinuado. Ahora está discontinuado, pero Peugeot Argentina asegura que lo volverá a ofrecer, apenas la producción en Francia se adapte a las nuevas normativas de emisiones contaminantes (WLTP).

En ese sentido, este 308 S GT que ves en las fotos (1.450.000 pesos) se ubica en un término medio. Es el más equilibrado y recomendable de los 308 II, por una justa combinación de equipamiento, seguridad, calidad de terminación, potencia y transmisión.

En término de sensaciones de manejo y a pesar de ser más caro, no me pareció mejor que el Golf GTi. Donde el S GT saca mucha ventaja es en el equipamiento de seguridad. Tampoco tiene el diseño llamativo de los Hyundai Veloster o Alfa Romeo Giulietta. Este Peugeot es un discreto Gran Turismo.

El 308 S GT no viene a reemplazar a los 308 argentinos. Es un auto claramente superior, pero también viene con un precio mucho más caro. La única gran crítica que se le puede hacer, más allá de su precio exclusivo, es que demoró demasiado en llegar. Muchísimo.

Desde siempre, sabemos que todo lo que llega importado de Francia suele tardar en llegar a nuestras cosas, tiende a venir frasco chico o con un tapón, para que no se escapen las burbujas más glamorosas. Pero, ante todo, sabemos que si es francés, nunca será barato ni accesible.

Carlos Cristófalo
Fotos: Orly Cristófalo

FICHA TÉCNICA

  • Modelo probado: Peugeot 308 S GT
  • Origen: Francia.
  • Precio: 1.450.000 pesos (versión 308 S Allure Plus, 1.234.900 pesos).
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
  • Comercializa: Peugeot Argentina (www.peugeot.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero EP6FADTX THP (Euro 6.2), delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbocompresor con intercooler.
  • Cilindrada: 1.598 cc
  • Potencia: 225 cv a 5.500 rpm
  • Torque: 300 Nm a 1.900 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
  • Caja: automática, de ocho velocidades con convertidor de par y levas al volante.

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
  • Suspensión trasera: eje de torsión, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
  • Frenos delanteros: discos ventilados.
  • Frenos traseros: discos macizos.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Michelin PilotSport3 225/40ZR18 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 235 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,8 segundos.
  • Consumo urbano: 7,5 l/100km
  • Consumo extraurbano: 5,5 l/100km
  • Consumo medio: 6,5 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.253 mm / 1.804 mm / 1.472 mm
  • Distancia entre ejes: 2.620 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.279 kg
  • Capacidad de baúl: 432 litros.
  • Capacidad de combustible: 53 litros.

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Frenos ABS con EBD
  • Control de estabilidad
  • Control de tracción
  • Reconocimiento y recomendación de límite de velocidad
  • Luces adaptativas
  • Alerta de riesgo de colisión
  • Frenado autónomo de emergencia
  • Sensor de ángulo muerto
  • Sistema de asistencia al estacionamiento)
  • Cámara de retroceso 180 grados
  • Alerta de fatiga del conductor
  • Asistencia al mantenimiento de carril
  • Apertura y encendido por manos libres
  • Tapizados en Alcántara
  • Revestimiento de techo en color negro
  • Logo GT en laterales y portón trasero
  • Volante deportivo GT con levas del cambio
  • Driver Sport Pack (cartografía del pedal, iluminación ambiente y acústica específica)
  • Faros con proyectores Full LED
  • Luces diurnas de leds
  • Faros de profundidad LED con función direccional
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Techo Panorámico Vidriado
  • Suspensión Sport
  • Pantalla táctil de 9,7″ con navegación 3D
  • Equipo de audio Hi-Fi con parlantes Denon