Todo acerca del stock

¿Cómo se hace para tener el mínimo stock posible, con alta rotación y sin padecer faltantes? La respuesta es: comprando mejor.

Aunque referirse al stock y hablar de Inventario es un error técnico, ya que además del Inventario de los bienes de cambio existe también el Inventario de los bienes de capital, es decir aquellas inversiones en capital fijo que ayudan al proceso de creación de valor (estanterías, maquinas, vehículos, edificio, etc.).

La primera cuestión a discernir pasa por definir qué es el stock.

El stock es la existencia de mercaderías para vender.  En los comercios son las “mercaderías de reventa”.  En las industrias son la suma de las “materias primas”, los “bienes intermedios”, los “productos en proceso” y los “productos finales”.

La segunda cuestión es saber por qué el stock es un tema tan sensible a la economía de la empresa.

Lo es sencillamente porque su falta y/o exceso atenta contra las ganancias de manera directa.

Veamos de qué se trata.

Cuando falta stock disminuye la rentabilidad, ya que se pierden ventas por faltantes y se atrasan entregas. En el caso de las industrias incluso se puede llegar a detener la producción. En todos los casos con un altísimo riesgo de perder el cliente a manos de la competencia.

Además de lo anterior, se desperdician recursos, ya que los gastos de funcionamiento del negocio son iguales, pero deben ser cubiertos con menores ventas. Por ejemplo en un comercio, la hora hombre del empleado, la luz y el alquiler del espacio físico  hay que pagarlas igual, pero el faltante evitó que se generaran las ganancias necesarias para cubrirlas.  Esta mirada es mas real que solo pensar en el “costo de oportunidad” por la venta perdida, o dicho de otro modo, “lo que se deja de ganar” al no hacer la venta.

Si se logra no dar faltantes, las ventas aumentarán automáticamente y sin esfuerzos ni inversiones adicionales en marketing.  Es como un plan de marketing exitoso pero que depende solo de eficiencia interna. Algunos estudios dan cuenta de que en grandes empresas los aumentos posibles de las ventas al no dar faltantes son del 20%.

Por otro lado, cuando sobra stock disminuye la rentabilidad, ya que el exceso de inventario de un producto hace que quede en la estantería por largo tiempo y la “rotación” sea más lenta.  Una “rotación lenta” implica dinero inmovilizado y espacio físico ocupado de manera innecesaria, con todos los costos que ello significa (seguros, alquiler, iluminación, empleados, etc.).

Ni que hablar cuando por estar un tiempo largo en la estantería el producto se deteriora o queda obsoleto y hay que venderlo a precio de remate o directamente desecharlo.

El hecho de que cada vez con mas frecuencia los productos queden obsoletos, es como consecuencia del violento avance tecnológico de nuestros tiempos, donde los “ciclos de vida” de los productos son cada vez mas cortos. Esto “obliga” a tener stocks reducidos.

El “costo de oportunidad” del exceso de stock es enorme.  Analizado por artículo unitario, podría decirse que el exceso de inventario de un solo articulo inmoviliza dinero y lugar físico necesarios para tener otro artículo que esté en faltante o rote mas rápido.

La rotación del stock es un tema central en toda empresa organizada.  Habitualmente se calcula la rotación promedio de todo el inventario de bienes de cambio del negocio, indicador importantísimo que figura entre los indicadores primarios de la empresa.

La importancia de acelerar la rotación responde a una cuestión sencilla: cuánto mas rápida la rotación, menos dinero en giro es necesario para obtener la misma ganancia

No existe una “rotación ideal” para todos los negocios por igual.  La rotación, medida en términos de tiempo, debe proponerse como objetivo y es particular de cada negocio.

Su cálculo es sencillo: R stock = Stock (en $)  /  Costo de los bienes de cambio de un mes (en $ al mes)

Según la fórmula y simplificando, el resultado dará en meses, y de allí el famoso indicador que a veces es expresado como: “Existe un inventario de mercaderías para N meses” , o “rota cada N meses” o también y habitualmente “rota N veces al año”.

Ahora bien, ¿como se hace para tener un stock mínimo posible (con alta rotación) y a la vez no dar faltantes? La respuesta es: comprando mejor.

Los métodos y técnicas de compra son la causa de la calidad del stock.  Por ello la importancia estratégica de ésta actividad, que en las PyMEs en general no es tan reconocida.

La informatización del stock ayuda, pero no es la solución mágica ni mucho menos, ya que comprar de manera optimizada se trata de una tarea compleja que necesita de otras informaciones, tareas anexas y habilidades.

En definitiva, cada PyME debe calcular su rotación de stock, plantearse un objetivo lógico a alcanzar para mejorarla sin dar faltantes, y hacerlo a través de la mejora del proceso de compras.

Esto llevará a un aumento significativo de las ventas y de la rentabilidad, a la vez que mejorará la liquidez de fondos que utilizados en otras inversiones ampliará la capacidad de producción y/o ventas.

Todo lo anterior implementado adecuadamente llevará sin dudas a una espiral de “circulo virtuoso” permanente de crecimiento con estabilidad, objetivo tan ansiado y necesario en estos tiempos que corren.

 

SICFIE, Asesoramiento y Control PyME – Coaching empresario

info@sicfie.com.ar

www.sicfie.com.ar

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.