Un año para el campeonato

Wakefield Argentina reunió el mes pasado en Puerto Madero a sus 14 distribuidores de todo el país. La sorpresa fue la presencia de Federico Villagra y su Ford Fiesta campeón del Rally Argentino.

Los 14 distribuidores de Castrol se reunieron el mes pasado en Puerto Madero para realizar un balance del 2011 y planear la estrategia comercial para el 2012. El evento de dos días contó con la presencia sorpresa de Federico Villagra. El flamante campeón del Rally Argentino llevó al evento su Ford Fiesta Maxi Rally, que se impuso con autoridad en esta nueva clase nacional, donde corre con el patrocinio de Castrol Edge.

Marco Montenegro, Federico Villagra, Pablo Massone y Diego Curletto, durante la convención anual de distribuidores Castrol.

“El 2011 fue un año muy positivo”, señaló Marco Montenegro, gerente general de Wakefield Argentina. “Nuestros distribuidores llegaron a la convención con un gran optimismo con respecto al 2012 porque el año que pasó pudieron superar con creces todas sus expectativas. La venta sostenida de autos y motos en la Argentina nos habla de un mercado cada vez más grande y exigente con respecto a lubricantes premium”, agregó.

La gama de productos de Castrol recibirá algunas novedades en el 2012, pero siempre manteniendo el actual escalonamiento de tecnologías en lubricación: GTX (aceites minerales), Magnatec (semisintéticos) y Edge (sintéticos).

“En el 2012 vamos a seguir trabajando para acercarle al público nuestra filosofía de hablarle con claridad sobre las cualidades y la importancia de contar con un buen lubricante. Seguiremos trabajando con el concepto de que el lubricante es la sangre del motor y Castrol proporciona la mejor estrategia anti-colesterol para alargar la vida útil de la mecánica”, manifestó Montenegro.

“Los depósitos y residuos en el motor forman una sustancia gruesa que se acumula y reduce la circulación del lubricante a piezas críticas del motor, así como el colesterol bloquea las vías arteriales del corazón. Esto causa un alto nivel de esfuerzo mecánico, que puede llevar a un menor rendimiento, mayor consumo de aceite, desgaste y otros daños serios al motor. Por eso decimos que Castrol defiende a los motores del colesterol, con su avanzada fórmula y sus nuevas tecnologías de aditivos, que proveen una mayor protección contra los depósitos”, añadió.

Las 14 empresas que distribuyen Castrol en todo el país realizaron un balance del 2011 en el Hotel Madero.

En conferencia de prensa, Federico Villagra destacó que además de contar con el patrocinio de Castrol, su auto de rally efectivamente utiliza los lubricantes Edge 10W60. “Es un aceite full sintético que nos dejó muy conformes por sus prestaciones”, afirmó el siete veces campeón argentino de rally.

La clase Maxi Rally nació hace poco más de un año por impulso con el objetivo de bajar los costos, potenciar la paridad y atraer el interés de las terminales automotrices sobre el Rally Argentino. Sobre una base mecánica idéntica –motores Honda CRV 2.4 preparados por Berta y transmisiones Subaru desarolladas por Barattero- en el 2011 se completó el primer campeonato completo de Maxi Rally, con la presencia de 20 autos. Entre las siluetas presentadas hubo Ford Fiesta Kinetic Design, Chevrolet Agile, Volkswagen Gol Trend, Kia Rio, Peugeot 207 y Fiat Punto.

Los Maxi Rally tienen 285 caballos, caja secuencial de seis velocidades y tracción integral. No tienen turbos para aumentar la vida útil del impulsor y Berta entrega las piezas a cada equipo para que los mecánicos armen el impulsor. Está prohibido modificar la relación de compresión.

“La idea del Maxi Rally parecía una locura hace un año y hoy ya tenemos a 20 autos corriendo, con una presencia de terminales automotrices que no existía desde los años ‘80”, reseño hoy Villagra en conferencia de prensa.

“El motor necesita un solo service al año y todas las piezas están sobredimensionadas para aumentar su vida útil. Las pastillas de freno, por ejemplo, se cambian una vez cada tres carreras. Y lo mejor de todos es que ya son más rápidos que los Grupo N, como los Mitsubishi Lancer y los Subaru Impreza. Los costos de armado de un auto son similares, pero los de mantenimiento son mucho más económicos”, agregó el Coyote.

Tan entusiasmado está Villagra con esta categoría que decidió ya no seguir participando en el Mundial de Rally. “Este fue mi año de despedida. Tal vez corra con un Ford oficial en el Rally de Argentina, pero en el 2012 me voy a concentrar en el Maxi Rally”.

El Ford Fiesta Maxi Rally sorprendió con un pequeño paseo por las calles de Puerto Madero.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.