Un Jeep en tacos altos

FCA actualizó su SUV para el Segmento C (compacto). Tiene más equipamiento de seguridad. Motor generoso, aunque gastador. Jeep Argentina aún debe la versión Trailhawk.

Un buen producto, pero merece coronarse con una versión para off-road, que honre al nombre Jeep.

Una de las fábricas de autos más modernas de Sudamérica se encuentra en Pernambuco, en el Nordeste de Brasil. Muy cerca de las playas de Recife y Olinda se construyó una planta de Jeep donde antes no había nada. Esta fábrica fue el primer trabajo formal que tuvieron muchos de sus actuales operarios, que antes eran simple pescadores, agricultores y amas de casa.

El primer modelo en salir de Pernambuco fue el Jeep Renegade. Después se lanzó la Fiat Toro y el tercer lugar fue para el Jeep Compass. Si bien los primeros dos modelos los probamos en casi todas sus variantes en Lubri-Press, la Compass sólo la habíamos manejado durante su presentación en Brasil.

Casi tres años después de su presentación, la Compass recibió una actualización en abril pasado. Este Model Year 2019 (MY19) adoptó mejoras en el equipamiento y, sobre todo, en materia de seguridad. Manejamos durante una semana la versión tope de gama: Limited Plus 2.4 AT9 4WD, de 1.95 millones de pesos.

La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Es como si una Grand Cherokee se hubiese tomado una Pastilla de Chiquitolina. A la hora de crear la Compass, los diseñadores de Jeep no anduvieron con vueltas: tomaron las proporciones de su SUV más lujosa y las redujeron en escala. La Compass comparte plataforma con las Toro y Renegade, pero tiene personalidad propia: una elegancia muy Jeep.

En este Segmento C de SUVs hay mucha competencia y, también, varias tendencias de diseño. Por un lado, están las más modernas y arriesgadas, como las nuevas Peugeot 3008, Toyota Rav4 y Kia Sportage. También están las que insisten con copiarse a sí mismas, como las Ford Kuga, Subaru Forester, Honda CR-V y Nissan X-Trail. La Compass, en cambio, apuesta por una estética más clásica y conservadora, como las Hyundai Tucson y Renault Koleos.

La explicación del diseño convencional de esta Compass tal vez haya que buscarla en el fiasco estilístico de la primera generación de este modelo: parecía la copia china de un Jeep.

Esta Compass de segunda generación mide 4.39 metros de largo y tiene 2.63 metros de distancia entre ejes. Se posiciona entre las más chicas de su segmento y esto repercute en el espacio interior.

Con la actualización MY19, la Compass estrenó nuevos diseños de llantas y se incorporaron nuevos colores: Billet Silver y Jazz Blue. La versión Limited Plus que probamos en Lubri-Press es la única que se ofrece con carrocería bitono. Se combina con unas enormes llantas de 19 pulgadas, calzadas con Pirelli Scorpion 235/45.

POR DENTRO

Lo dicho: por sus dimensiones externas más contenidas, la Compass no tiene el habitáculo más espacioso de su segmento. El problema no lo tienen los ocupantes: los dos de adelante viajarán muy cómodos, con una excelente posición para el conductor. Y atrás no habrá problemas para acomodar a tres adultos (aunque sin algunos lujos, como viajar con las piernas cruzadas, como permiten las Koleos y CR-V).

El inconveniente está en el baúl: tiene apenas 390 litros de capacidad, en un segmento donde muchos de sus competidores superan los 500 litros. No es un detalle menor, teniendo en cuenta que las SUVs del Segmento C se convirtieron en la opción más buscada para viajes cómodos en familia (en detrimento de las queridas rurales). En defensa de la Compass hay que decir que, bajo el piso del baúl, guarda una rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta que las cuatro titulares. Y esa 19” roba bastante espacio.

Con la actualización MY19, las versiones tope de gama de la Compass (Longitude, Lontgitude Plus y Limited Plus) recibieron un mejor equipo multimedia. Ahora viene con Apple CarPlay y Android Auto, sobre una gran pantalla táctil de 8,4 pulgadas. Es muy completa y fácil de operar. La única contra es que ya no tiene GPS integrado: tenés que usar el navegador de tu celular. Recordá que los mapas sólo se te van a actualizar en lugares donde haya señal de datos móviles.

La calidad de todos los productos que salen de la planta de Pernambuco es muy buena. Sin materiales lujosos, esta Compass Limited Plus es el modelo más sofisticado que sale de esa fábrica. Tiene un gran techo panorámico, una excelente aislación de cabina y está muy bien terminada.

SEGURIDAD

Este siempre fue uno de los puntos fuertes de la Compass, que mejoró aún más con esta actualización MY19. Todas las versiones vienen de serie con siete airbags (la mayoría de sus competidores tienen seis), además de frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente, sistema de mitigación de rolido y anclajes Isofix.

La versión Limited Plus MY19 agrega varias ayudas a la conducción: alerta de punto ciego, de tráfico cruzado, control de crucero adaptativo, alerta de cambio de carril (con mantenimiento activo de carril) y frenado autónomo de emergencia. En su segmento, sólo las Peugeot 3008 y Subaru New Forester más caras la igualan en equipamiento de seguridad entre las marcas generalistas.

No hay resultados de pruebas de choque independientes para esta Compass brasileña de segunda generación. A modo de referencia, la Compass mexicana que se comercializa en Estados Unidos y Europa obtuvo la calificación máxima de EuroNCAP: cinco estrellas de seguridad, con 90% de protección para adultos, 83% para niños y 64% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá la única novedad es la persistencia de una frustración.

La Compass se sigue ofreciendo en la Argentina sólo con el motor naftero Tigershark 2.4 16v (174 cv y 229 Nm). Se combina con caja manual de seis velocidades, automática de seis o automática de nueve marchas. Todas las versiones tienen tracción delantera, excepto las AT9, que son todas 4WD. Vienen con el bloqueo de 4×4 por debajo de 50 km/h y el sistema Select Terrain, para programar la electrónica para diferentes terrenos: nieve, arena o barro.

La mala noticia es que Jeep sigue sin ofrecer en la Argentina la versión Trailhawk, que se comercializa en Brasil desde el primer momento. Como ocurre con el Renegade Trailhawk, viene con doble tracción y la caja AT9 con el motor 2.0 turbodiesel (170 cv y 350 Nm). Ese motor es garantía de autonomía, bajos consumos y torque en baja.

¿Sería más cara? Sin dudas. Pero si en el caso del Renegade Trailhawk la combinación de Turbodiesel-4WD es única en su segmento, la Compass Trailhawk tendría más lógica todavía: las Kia Sportage y Hyundai Tucson ya ofrecen esa combinación en este mismo nicho del mercado. Y no les va nada mal, a pesar de que también son caras.

Por último, un detalle curioso: las Compass AT6 vienen de serie con el sistema Start&Stop, para economizar combustible en ciudad. Las más costosas Compass AT9 no lo ofrecen. ¿El motivo? “No se alcanzó a completar el desarrollo del Start&Stop para esa caja de cambios”, explicaron desde FCA.

COMPORTAMIENTO

Vamos al grano: ¿el motor Tigershark 2.4 es una temible bestia (mitad tigre, mitad tiburón) devoradora de nafta? Por supuesto, gasta mucho más de lo que consumiría la Compass con el más lógico 2.0 turbodiesel, pero tampoco es para tanto. No es mérito del motor, sino de la caja de cambios.

Donde más vas a padecer el consumo es en la ciudad: gasta 13,1 litros cada 100 kilómetros. En la ruta, en cambio, cae a 8,5 l/100 kilómetros, con la caja en Drive (D). Sin embargo, si corrés la palanca de cambio hacia la izquierda, para activar el modo Secuencial (S), es posible implementar un truco, para bajar todavía más el consumo en ruta.

La cosa es así: la AT9 tiene una novena marcha de relación tan larga que es imposible engranarla en Drive (D) a velocidades legales. El cerebro informático de la caja sólo pasa a novena a partir de los 140 km/h. Entonces, ¿es una relación inútil?

No, porque si activás el modo Secuencial (S), podés engranar la novena desde las levas del volante (o pegándole un golpe hacia atrás a la palanca) ya desde los 130 km/h. Una vez que enganchó la novena podés disminuir la velocidad, sin que la caja meta un rebaje. A 120 km/h, en novena y con el motor trabajando a sólo 1.500 rpm, podés lograr un consumo de 7,5 litros cada 100 kilómetros. Nada mal para el voraz y temible tigre-tiburón.

Por supuesto, llegar a esa marca exige condiciones ideales: sin tránsito y sin pendientes porque, en cuanto peines un poco de más el acelerador, el cerebro de la caja rebajará a octava y los consumos volverán a subir. Por eso, en la ficha técnica de acá abajo, se informan los consumos extraurbanos en D y no en el “mundo ideal” de S, descripto acá arriba.

De todos modos, si esos 13 litros que gasta en ciudad no te incomodan, todo el resto son buenas noticias. El tiburón-tigre es una maravilla de torque en baja. Gracias –una vez más- a la caja AT9, que tiene las tres primeras marchas bien cortas, mueve a esta Compass como si realmente no pesara los 1.714 kilos que marca la balanza. Es un vehículo sorprendentemente ágil en ciudad y con excelente respuesta en ruta.

Acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 km/h. Acá no hay turbos ni inyección directa. Todo es mérito de un motor sencillo, que recurre a la vieja y simple receta de ofrecer más centímetros cúbicos que muchos de sus competidores. Es garantía de confiabilidad.

El andar es muy bueno: confortable y robusto. Transmite la misma sensación de solidez de los Renegade y Toro fabricados en la misma planta brasileña.

¿Y qué hay de las llantas de 19 pulgadas? Son muy llamativas, pero hay que cuidarlas. El perfil bajo no se lleva bien con el off-road. El andar no es tan áspero como lo esperaba (mérito de la suspensión independiente en las cuatro ruedas), pero cuando la llanta está recubierta con una capa tan delgada de aire, hay que evitar golpes y magullones. La aventura puede salir cara.

Es decir, me animé al off-road, pero no al barro. Ahí es donde la Compass Trailhawk puede hacer diferencia, con el mejor torque del motor turbodiesel, mayor autonomía, neumáticos para fuera de asfalto y los característicos ganchos de rescate (nunca vienen mal).

CONCLUSIÓN

Las SUVs del Segmento C (compacto) conforman uno de los nichos más peleados de nuestro mercado. Casi no hay marca que no tenga un producto para ofrecer. La Jeep Compass brasileña es la primera en su tipo fabricada en el Mercosur. Y, el año que viene, debutará la primera producida en la Argentina: la Volkswagen Tarek.

Gracias a sus precios más competitivos –entre 1.43 y 1.95 millones de pesos- la Compass se posicionó casi desde el comienzo como la más vendida de su segmento en nuestro mercado. En Brasil, incluso, ya vende más que la Renegade. Y eso que sus defectos principales son bien notorios: baúl chico y motor naftero gastador en ciudad.

Sus virtudes, también hay que decirlo, son varias: equipamiento generoso, estética Jeep inconfundible y –desde esta actualización MY19- un excelente nivel de seguridad.

Con tan buenas ventas, es fácil comprender por qué FCA se resiste a traer la versión Trailhawk tope de gama. Sería la más cara de todas y tendría escasa demanda. Sin embargo, también se convertiría en la nave insignia de la Compass: la versión para quienes buscan un cómodo vehículo familiar, con buen desempeño off-road.

Otras marcas se pueden dar el lujo de soslayar a ese nicho del mercado. Jeep, no.

Carlos Cristófalo
Fotos: Vito Cristófalo

FICHA TÉCNICA

  • Modelo probado: Jeep Compass Limited Plus 2.4L AT9 AWD MY19
  • Origen: Brasil.
  • Precio: 1.954.900 pesos (versiones desde 1.435.100 pesos)
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
  • Comercializa: FCA Argentina (www.jeep.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección electrónica indirecta.
  • Cilindrada: 2.360 cc
  • Potencia: 174 cv a 6.400 rpm
  • Torque: 229 Nm a 3.900 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción integral de acople automático, con sistema Select Terrain de bloqueo de 4×4 y modos de manejo para nieve, arena y barro.
  • Caja: automática, de nueve velocidades, con convertidor de par, modo secuencial y levas en el volante.

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
  • Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
  • Frenos delanteros: discos ventilados.
  • Frenos traseros: discos macizos.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Pirelli Scorpion 235/45 R19 (rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 190 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,3 segundos
  • Consumo urbano: 13,1 l/100km
  • Consumo extraurbano: 8,5 l/100km
  • Consumo medio: 9,0 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.394 mm / 1.520 mm / 1.650 mm
  • Distancia entre ejes: 2.636 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.714 kg
  • Capacidad de baúl: 390 / 1.181 litros
  • Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Airbag para rodillas del conducto
  • Frenos ABS con EBD
  • Control de estabilidad (ESC) y tracción (TCS)
  • Control de mitigación de rolido (ERM)
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Anclajes para sillas infantiles Isofix
  • Detector de punto ciego
  • Alerta de tráfico cruzado
  • Alerta de cambio de carril
  • Frenado Autónomo de Emergencia con alerta precolisión
  • Control crucero adaptativo
  • Cierre centralizado sensible a la velocidad
  • Central multimedia Uconnect de 8.4” con Apple CarPlay /Android Auto
  • Sistema de sonido Premium Beats
  • Sistema automático de luces altas
  • Sistema de control de presión de neumáticos
  • Apertura automática de baúl
  • Asistente de estacionamiento semi-automático Park Assist
  • Encendido remoto
  • Sensor estacionamiento trasero
  • Alarma antirobo
  • Barras longitudinales portaequipaje
  • Caño de escape con salida doble
  • Espejos laterales con comando y plegado eléctrico
  • Faros antiniebla delanteros y traseros
  • Faros de xenón HID
  • Llantas de aleación
  • Luces diurnas LED (DRL)
  • Pintura exterior bicolor
  • Techo solar panorámico eléctrico con black-out
  • Tuercas de seguridad
  • Asiento conductor con regulación eléctrica en 8 direcciones
  • Asientos tapizados con “cuero ecológico”
  • Climatizador automático bi-zona
  • Computadora de a bordo con tablero digital LCD 7”
  • Encendidopor botón (Sistema Keyless enter-n-go)
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Salidas de ventilación en plazas traseras con toma 220V