Volver al futuro Infiniti Prototype 9

La división de lujo de Nissan construyó un concept con estética de los años ’50. Pero con motor eléctrico y materiales del Siglo XXI.

“Comenzó como un simple pensamiento: ¿Y si encontramos un auto, en la zona sur de Japón, enterrado en un establo y oculto a los ojos de todos durante 70 años? ¿Y si en este auto encontramos la semilla de la pasión plantada durante nuestro primer Gran Premio de Japón y el poder y el arte actual de Infiniti? ¿Cómo sería este descubrimiento?”, relató Alfonso Albaisa, Vicepresidente Senior de Diseño

En la edición de este año del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, Infiniti presentó un prototipo de vehículo con una poderosa herencia que captura el ingenio y la aventura de las primeras competiciones de motor junto con el lenguaje de diseño y el poder de elegancia actual de la marca. El nuevo prototipo no sólo celebra la pasión de Infiniti por el diseño, sino también las profundas raíces del espíritu pionero de nuestra compañía y nuestra mentalidad innovadora.

El Prototype 9 pesa 890 kilos y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

Este prototipo se ha desarrollado a través de un viaje a los orígenes de nuestra marca, aunando la avanzada tecnología EV y las manos y los corazones de cientos de artesanos.

La inspiración en el pasado, lo “retro”, está de moda. Pero firmas como Infiniti se encuentran con un problema a la hora de inspirarse en el suyo: porque, simplemente, no lo tiene. Creada en 1989, la firma de modelos de lujo de Nissan aún no ha alcanzado la treintena de años.

Infiniti es una marca de Nissan que nació en 1989. Pero se imagina cómo hubiera sido en los ’50.

Como su nombre indica, se trata de un prototipo de 4,3 metros de longitud inspirado en los años 40, “creado por ingenieros y empleados de Infiniti en su tiempo libre”, y que monta un motor eléctrico de 148 cv procedente de Nissan. Así armado logra excelentes prestaciones, gracias a su reducido peso, de tan solo 890 kilos: en 5,5 segundos se pone a 100 km/h y su velocidad máxima es de 170 km/h.

Su llegada nos hace recordar la marca Prince, pionera en la fabricación de deportivos en Japón en los años 50, y que, como Infiniti, forma parte de Nissan desde 1966. Desafortunadamente, el Prototype 9 no tiene chances de ser fabricado.

Con un peso de 890 kilos, alcanza una velocidad máxima de 175 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

Técnicas artesanales para crear un prototipo de tecnología futurista.