Aceites para motos

Las motos y los autos cuentan hoy en día con aceites dedicados para cada aplicación, pero no siempre fue así.

(c) Yves Marcoux all rights except external advertising in perpetuity assigned to Shell International Ltd

Hace algunas décadas, autos y motos compartían el mismo tipo de aceite de motor, que era indistintamente usado en uno u otro caso. ¿Qué ha cambiado al respecto? ¿Por qué usar dos tipos de aceites? ¿Hay nuevos criterios técnicos a la hora de elegir un aceite? La idea de hoy es aclarar estas preguntas y comentar sobre las nuevas tecnologías involucradas en cada caso.

Aceite 4T

Mientras los lubricantes para autos lubrican específicamente el motor, los lubricantes de motos 4T deben cubrir tres funciones principales; lubricar motor, embrague y caja de cambios. Estas partes suelen estar dentro de la misma carcasa y lubricadas con el mismo aceite. Motos de alta cilindrada pueden tener una caja de cambios separada de la carcasa del motor y por ende un aceite de transmisión como un 75W-90. A su vez el motor suele ser refrigerado por aire, pero de la misma forma motos grandes pueden contar con un sistema de refrigeración por líquido y radiador.

  1. Las exigencias del motor de moto son similares a las de un automóvil en cuanto a limpieza y protección, a lo que se suma una reforzada resistencia a la oxidación debido a la mayor temperatura que genera la refrigeración por aire y el mayor número de vueltas (rpm).
  2. El embrague acopla y desacopla el motor de la caja de cambios mediante discos de fricción. El aceite debe contar con propiedades friccionales específicas para que no patinen o se agarren los discos por poca o excesiva adherencia. Usar un aceite de auto provocaría alguno de estos efectos, típicamente que deslicen por los aditivos modificadores de fricción. Hablaremos de esto adelante.
  3. La caja de cambios requiere del aceite una adecuada protección anti-desgaste, lubricando los engranajes de la misma. Debe tener buena estabilidad y resistencia al esfuerzo de corte para mantener una correcta viscosidad.

Criterios que complican

Hemos hablado en numerosas ocasiones de los nuevos diseños de motor en vehículos livianos. Se busca lograr mayor potencia y rendimiento, bajando las emisiones y mejorando la llamada economía de combustible, o simplemente consumo de combustible. El camino del “downsizing” justamente incorpora menores cilindradas, mayores potencias específicas, turbocompresores e inyección directa, llegando así a los objetivos planteados. El aceite, pensado como un componente más de esos nuevos motores, debe tender a reducir la fricción de la manera más efectiva posible. Las contribuciones al ahorro de combustible suelen rondar el 1% hablando de forma general, pero contando aún con mayor potencial a destrabar. No está demás decir que estas pruebas se realizan en bancos de ensayo donde los muchos factores que afectan el consumo en un caso real están controlados o eliminados (ruta, estado del camino, conductor, viento, temperatura, tránsito, etc.). Volviendo al aceite, se trabaja con dos factores importantes para reducir fricción y consumo de combustible, por un lado agregando aditivos modificadores de fricción y por otro reduciendo la viscosidad del aceite. Actualmente es normal usar en autos viscosidades de 5W-30 o incluso menores con aditivos modificadores de fricción, en motos por el contrario, seguimos utilizando viscosidades como 20W-50 o 15W-50 sin estos aditivos. Aquí quedan claros los criterios de diseño de los aceites. Los autos buscan mayor ahorro y menor fricción, mientras que las motos buscan buen acople del embrague (esto no aplica para scooters que cuentan con cajas del tipo CVT).

Especificaciones

Existen varias especificaciones pero principalmente buscamos normas de origen japonés JASO MA, MA1 ó MA2, para asegurar propiedades de fricción en los embragues. Las normas JASO MA y sus variantes piden la medición de 3 parámetros, y dependiendo de los rangos de cada uno de ello se cataloga como MA, MA1 o MA2, podremos dar mayor detalle en otra ocasión. Lo importante es diferenciarlas de las normas JASO MB, que son aceites de baja fricción (no aptos para embragues húmedos), dedicados únicamente a scooters, aprovechando así el ahorro de combustible. Adicionalmente los lubricantes de motos pueden cumplir normas de API, tales como SN, SL, etc.

Familia Shell Advance

La línea Advance 4T es la familia de productos específicos de moto de Shell. Los productos Advance 4T Ultra 15W-50 (100% sintético), Advance 4T AX7 15W-50 (tecnología sintética) y Advance 4T AX5 20W-50 (mineral), son todos aptos para motos con sistemas convencionales de embrague húmedo (JASO MA2 y MA). El producto Advance 4T Ultra Scooter 5W-40 por otro lado es de norma JASO MB. El equipo Ducati utiliza y recomienda lubricantes Shell Advance para un máximo rendimiento de sus motores.

Por lo visto y comentado, es importante respetar el uso de lubricantes específicos en las aplicaciones de motos y autos. Siempre es conveniente utilizar las especificaciones y viscosidades recomendadas por el manual según las condiciones de operación de la moto.

Por Bernardo Seguí
Asesor Técnico – Shell Lubricantes

Raízen Argentina

Encuentro con aliados en Mendoza

Participaron del evento 140 invitados, incluidos clientes actuales y potenciales, empresarios, dueños de su Red de estaciones de servicios y de lubricentros.

Raízen Argentina, licenciataria de la marca Shell, llevó a cabo el evento “Encuentro con Aliados” en Mod Hotels Mendoza, que se realizó junto con sus socios comerciales, el Distribuidor oficial de Lubricantes Shell, y empresarios de estaciones de servicio Shell, en el marco de una gira de la compañía por las distintas localidades del país en donde está presente. El objetivo de estas reuniones es acercar a sus clientes todas las novedades de la marca y de la industria de la mano de sus expertos en lubricantes.

Participaron del evento 140 invitados, incluidos clientes actuales y potenciales, empresarios, dueños de su Red de estaciones de servicios y de lubricentros, quienes recibieron una charla informativa sobre el portfolio actual de la compañía, y sus nuevos productos y servicios.

La jornada contó con un recorrido técnico en donde los expertos del Centro Técnico de Raízen capacitaron a los asistentes sobre las distintas aplicaciones de los productos y los beneficios de utilizar los lubricantes Shell, que brindan la mejor protección para el motor del auto, evitando el desgaste y logrando que quede limpio como recién salido de fábrica

En este marco, Raízen presentó su nuevo lubricante Shell Helix Ultra SN PLUS que supera los requisitos de la especificación API SN PLUS. Este producto, diseñado para los motores más avanzados, ayuda a proteger los motores turboalimentados del daño causado por la LSPI, de la detonación, de bujías rotas, pistones fisurados e, incluso, de fallas generales. Shell Helix Ultra preserva los componentes vitales y la potencia del motor del estrés extremo y las altas temperaturas que sufren los motores de alto rendimiento para lograr un rendimiento duradero.

“En el marco de esta gira que realizaremos por todo el territorio argentino, le presentaremos a nuestros socios comerciales, clientes y potenciales clientes, las últimas novedades sobre nuestro portfolio de productos y el avance tecnológico de nuestras formulaciones que ayuda a los clientes a tener la mejor tecnología del mundo en lubricantes dentro de sus motores, cajas de transmisión, logrando el mejor rendimiento de sus vehículos. En esta oportunidad, también presentamos nuestro nuevo producto Helix Ultra SN Plus, lubricante con tecnología Pure Plus, formulado para ayudar a proteger el motor del estrés y brindarle un rendimiento duradero” expresó Juan José Salaberri, Gerente de Marketing de Lubricantes de Raízen, licenciataria de la marca Shell.

De esta forma, Raízen Argentina continúa posicionándose como una empresa que brinda soluciones integradas para sus clientes, capacitándolos con las últimas novedades de la industria y ofreciéndoles una amplia variedad de productos en base a cada tipo de necesidad.