Argentino para el mundo

Es el lanzamiento industrial más importante del año en la Argentina. Se fabrica en exclusiva en Córdoba y se exportará a varios países. Sin dudas, motivo de orgullo. ¿Pero qué tal es el producto?

Fiat lanzó a la venta en febrero el nuevo Cronos. En la presentación estuvo el presidente Mauricio Macri y los máximos directivos regionales del Grupo FCA. El motivo: el Cronos se fabricará en exclusiva en la planta cordobesa de Ferreyra para exportar a varios países. Incluso existe el plan de venderlo en Europa. Junto con las pick-ups de Mercedes-Benz, Nissan y Renault, que también se fabricarán en Córdoba, el Cronos es el lanzamiento más importante del 2018 en la industria automotriz argentina. Generó nuevos puestos de trabajo y promete ingresar divisas al país. Sin dudas, un orgullo nacional.

¿Pero qué tal es el producto? Lubri-Press pasó una semana con la versión 1.8 Precision Manual Pack Premium (386 mil pesos). La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

El Cronos no tiene líneas tan armoniosas como su hermano mayor, el Tipo, pero igual se ve atractivo y moderno. Lo más importante: es un salto rotundo frente los dos sedanes más viejos que reemplaza (los Siena y Grand Siena). También se ve como una lógica evolución frente a otro sedán más moderno que lo precedió: el Linea.

El diseñador Peter Fassbender asegura que “el Cronos no es un Argo con baúl”, pero yo los veo bastante parecidos. No voy a discutir con el alemán, sobre todo porque es el autor de algunos de los diseños más acertados de Fiat en los últimos años: como el Stilo y la Toro. Aunque también firmó uno de los peores: el Mobi.

Lo que sí es cierto es que el Cronos y el Argo comparten muchos componentes estructurales. Fiat habla de dos plataformas diferentes: MP1 (Argo) y MPS (Cronos). La verdad es que los dos aprovecharon entre 20% y 30% de la base estructural de los discontinuados Punto/Linea, para crear dos modelos con mayor resistencia a la torsión y a los impactos. Es decir: el Argo y el Cronos son más livianos, más sólidos y más seguros que sus antecesores. Bien ahí.

Con respecto al Argo, el Cronos es claramente más grande: mide 4.364 mm de largo (366 mm más que el Argo); 1.726 mm de ancho (+2 mm) y 1.508 mm de alto (+7). La distancia entre ejes es igual al hatchback: 2.521 mm.

La versión probada contaba con los opcionales llamados Pack Premium. Por fuera, esto se nota en las ruedas: viene con Pirelli Cinturato P7 205/45R17 (el Precision sin Pack Premium tiene llantas de 16”). También se distingue por tener los retrovisores externos con ajuste eléctrico y luces intermitentes.

Así, con Pack Premium, el Cronos Precision se ve más armónico y menos “low-cost” que la versión Drive. Es comprensible que ocurra eso: con un solo modelo, Fiat está reemplazando a tres (Siena, Grand Siena y Linea).

¿Y quiénes son los competidores del Cronos? Justamente, como cubre con un solo auto todo un segmento donde muchas marcas ofrecen varios modelos, la lista de rivales es amplia. Por eso, voy a mencionar sólo a los cinco más vendidos en este momento: Toyota Etios Sedán, Chevrolet Prisma, Ford Fiesta Sedán, Renault Logan y Volkswagen Voyage. Se acaba de sumar a la lista un competidor de peso: el Volkswagen Virtus fabricado en Brasil.

POR DENTRO

En la cabina, el Cronos sigue teniendo muchos parecidos con el Argo. Y es curioso encontrar piezas en común con otros modelos regionales de FCA, como la Fiat Toro y el Jeep Renegade. Lo que importa es que el Cronos es más espacioso que el Argo. Eso se nota en especial en el asiento trasero, donde hay más espacio para la cabeza de los ocupantes. Tiene cinco plazas, pero en la butaca posterior viajarán más cómodos dos adultos que tres.

La calidad de fabricación es buena para los estándares del Mercosur. Ocurre lo mismo con el Argo, la Toro y el Renegade. Pero, una vez más, fue inevitable compararlo con el Tipo que manejé hace una semana. Sin estridencias ni lujos sibaritas, incluso en las terminaciones de los plásticos duros se nota la diferencia a favor del Tipo fabricado en Turquía. Si FCA planea exportar el Cronos a Europa, como aseguró en su momento Cristiano Rattazzi, deberá redoblar el esfuerzo (o venderlo muy barato).

Sin embargo, hay que señalar que el Cronos tiene un equipamiento más variado que el Tipo, sobre todo con la ayuda de paquetes opcionales. Tiene tapizado en cuero sintético, mientras que el Tipo se conforma sólo con tela.

La posición de manejo es buena, aunque podría ser mejor. La banqueta de la butaca del conductor me pareció corta. Y la posición es elevada, incluso llevando la regulación hasta el punto más bajo. El volante tiene buen diseño, pero el grip que ofrece el revestimiento plástico no es de buena calidad.

Lo más llamativo del interior en esta versión Precision es la gran pantalla multimedia de siete pulgadas. Es táctil y del tipo “flotante”, bien despegada de la plancha de instrumentos, como es la moda actual. Puede parecer muy expuesta, pero se sabe que es una tendencia que agrada a muchos usuarios. Más allá de cuestiones estéticas, lo importante es que funciona muy bien: cuenta con Apple Car Play, Android Auto y cámara de retroceso. No tiene GPS, pero con el sistema Mirror Screen es muy fácil usar el navegador del celular.

Desde enero de este año, quienes tengan dispositivos Apple también podrán usar el WhatsApp con Apple Car Play. Es un sistema que requiere la intervención de Siri: la asistente automática te lee los mensajes para que vos no tengas que quitar la vista del volante. El sistema de dictado para enviar mensajes es algo lento, pero siempre será más seguro que andar tecleando mientras manejás.

Pero vamos al punto crucial que separa al comprador de un Argo y un Cronos: el baúl. La diferencia es abismal. Son 300 litros del Argo contra 523 del Cronos. Tiene uno de los baúles más grandes de su segmento.

Por eso, no se comprende por qué bajo el piso del baúl el Cronos no tiene una rueda de auxilio igual a las otras cuatro. Tiene 15 pulgadas. Al menos, con esta rueda en uso, la velocidad máxima permitida es más elevada que en otras temporales: 120 km/h contra 80 del promedio habitual.

SEGURIDAD

El Cronos es el primer auto de producción nacional beneficiado con la prórroga del Gobierno, que desde enero iba a obligar a los nuevos autos lanzados a la venta a equipar de serie el control de estabilidad (ESP). Se postergó hasta 2020. Esto le permitió a Fiat lanzar el Cronos 1.3 Drive sin este dispositivo de seguridad vital. Ni siquiera como opción.

Sin embargo, el ESP sí está disponible en las versiones Precision. Este nivel de equipamiento viene además con doble airbag frontal, frenos ABS con EBD, anclajes Isofix, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente, monitoreo de presión de neumáticos, sensores de estacionamiento traseros y cámara de retroceso.

Si se paga el Pack Premium, se agregan los dos airbags laterales delanteros.

Por el momento, no hay resultados de pruebas de choque independientes para el Cronos (ni para el Argo). Voceros de Fiat aseguraron que tendrían un buen resultado en los crash tests de LatinNCAP, pero hasta el momento de publicar esta nota el organismo no calificó estos modelos.

MOTOR y TRANSMISIÓN

El Cronos se vende en la Argentina con la misma configuración del Argo: dos motorizaciones nafteras y dos cajas de cambio. La versión Drive tiene un Firefly 1.3 de ocho válvulas, con 99 cv y 130 Nm. Se combina sólo con caja manual de cinco velocidades.

El Cronos Precision viene con un E.torQ Evo 1.8 de 16 válvulas, con 130 cv y 182 Nm. Está asociado a la caja manual de cinco marchas o a una automática Aisin de seis velocidades, con convertidor de par.

La tracción es delantera.

Se sabe que Fiat ya está ensayando una versión turbo del Cronos. Sería una variante con “caracol” y tapa multiválvulas, sobre la base del Firefly 1.3. Se habla de potencias en torno a los 150 caballos. Es un motor que, sin dudas, ayudaría al Cronos a ganar mercado, tanto fuera como dentro de la Argentina. Pero, por el momento, no hay confirmaciones oficiales ni fechas de lanzamiento.

COMPORTAMIENTO

El Cronos, como todos los nuevos Fiat desarrollados en el Mercosur, tiene una gran virtud: una suspensión puesta a punto para la realidad de nuestros horribles caminos. No es un esquema sofisticado (McPherson adelante, eje de torsión atrás), pero es noble y se siente muy robusto. En especial en el tren delantero, que absorbe sin problemas baches, empedrados, cunetas, badenes y otras delicias de la flora urbana. Es confortable y transmite una agradable sensación de aguante.

Por supuesto, esto significa que en la ruta no tendrá el agarre ni la estabilidad de un auto deportivo. Es un auto de amortiguación blanda. Por eso, a partir de los 120 km/h, es sensible a los vientos laterales y la dirección se vuelve demasiado liviana. Es decir: es un auto que se siente a gusto en el tránsito de la ciudad, pero que tiene sus limitaciones para realizar viajes a buen ritmo.

En autopistas, el Argo me pareció incluso más estable que el Cronos. Es posible que sea por la ausencia del gran voladizo que se agregó para lograr el baúl trasero: se hizo sin cambiar la distancia entre ejes.

De todos modos, es bueno saber que esta versión Precision viene de serie con control de estabilidad. El sistema actúa de manera correcta, con un conjunto de frenos que responde muy bien ante demandas de emergencia.

Más allá de eso, el motor 1.8 16v ofrece prestaciones más que suficientes para un auto de este segmento. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y alcanza los 191 km/h. El consumo es bueno: 8,5 litros cada 100 kilómetros. El tanque tiene 48 litros.

Es un auto pensado para salir a la ruta en familia, con mucho equipaje y sin apuro. A ritmo sostenido, el motor se deja sentir en el habitáculo. A 120 km/h, en quinta velocidad, trabaja a 3.000 rpm. Lo bueno es que no hay ruidos aerodinámicos. La cabina está bien aislada de polvo y agua.

El motor tiene buen torque. Por eso, la caja de cambios de cinco velocidades merecería un repaso en el escalonamiento de las marchas. La primera es muy corta, demasiado: casi que invita a arrancar en segunda. La sorpresa es que el motor es tan elástico que permite doblar una esquina en tercera, sin corcoveos ni tironeos.

Cuando en el camino surgen las curvas, hay que tomarlas con calma. La suspensión mullida y robusta responde ante maniobras bruscas con un importante grado de inclinación de la carrocería. La tendencia es a irse de trompa, como es lógico en un auto de estas características. Una vez más, el ESP está ahí para poner las cosas en orden. El control de tracción se puede desconectar, pero el ESP permanece siempre activo.

CONCLUSIÓN

La última vez que Fiat lanzó un sedán moderno para el Segmento B (chico), la marca quiso que los consumidores pensaran que era un competidor directo para el Toyota Corolla (Segmento C, compacto). Fue uno de los tantos errores estratégicos que condenaron al Linea a una trayectoria deslucida.

Con el Cronos, Fiat parece haber aprendido esa lección. No es un sedán con pretensiones más allá de sus posibilidades. Para quienes quieran un poco más de espacio, diseño y calidad (aunque no potencia), hoy la marca ofrece el Tipo importado de Turquía.

El Cronos es un digno reemplazo para los Siena y Grand Siena. Cumple la misión de manera holgada. Los clientes de esos dos modelos verán un gran salto en calidad, sobre todo en la versión de entrada a gama, que arranca en los mismos precios que tienen las últimas unidades en stock de Siena/Grand Siena.

Con respecto al Linea, esta versión Precision está más equipada y luce incluso mejor que el bonito, pero poco exitoso sedán derivado del Punto.

Lubri-Press no recomienda la compra de autos sin control de estabilidad (ESP). Por eso, así como no recomendamos la compra del Cronos 1.3 Drive, sí le ponemos el pulgar hacia arriba a este Cronos 1.8 Precision.

Es un auto con una propuesta equilibrada, precios razonables y una buena cantidad de opcionales, para configurarlo a gusto del usuario. Sólo estaría necesitando una prueba independiente de choque, para corroborar las promesas de una estructura de seguridad superior. Y más cuidado en algunos detalles de terminación.

El Cronos es un modelo de Fiat que sólo se produce en la Argentina. Ya se exporta al Mercosur y tiene el objetivo de llegar a muchos más mercados. Es la promesa de un auto global hecho por manos argentinos. Ojalá que tenga éxito. El producto está.

 

Carlos Cristófalo
Fotos: Garage Creativo

 

FICHA TÉCNICA

  • Modelo probado: Fiat Cronos 1.8 Precision Manual Pack Premium
  • Origen: Argentina.
  • Precio: 386.000 pesos (versiones entre 329.900 y 428.500 pesos).
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
  • Comercializa: FCA Automobiles Argentina (www.fiat.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, distribución por cadena, inyección electrónica multipunto.
  • Cilindrada: 1.747 cc
  • Potencia: 130 cv a 5.250 rpm
  • Torque: 182 Nm a 3.750 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
  • Caja: manual, de cinco velocidades (opción de caja automática Aisin con convertidor de par, de seis velocidades).

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
  • Suspensión trasera: barra de torsión, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
  • Frenos delanteros: discos macizos.
  • Frenos traseros: de tambor.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Pirelli Cinturato P7 205/45 R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 191 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,5 segundos
  • Consumo urbano: 9,9 l/100km
  • Consumo extraurbano: 7,5 l/100km
  • Consumo medio: 8,5 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.364 mm / 1.724 mm / 1.516 mm
  • Distancia entre ejes: 2.521 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.225 kg
  • Capacidad de baúl: 525 litros
  • Capacidad de combustible: 48 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Alerta de cinturones de seguridad
  • Cinco apoyacabezas regulables en altura
  • Cinco cinturones de seguridad de tres puntos
  • Cámara de estacionamiento trasera
  • Cinturones de seguridad posteriores de 3 puntos
  • Control electrónico de estabilidad (ESC)
  • Control de tracción (TC)
  • Sensores de estacionamiento traseros
  • Asistencia al arranque en pendiente (HLA)
  • Sistema de frenos ABS + EBD
  • Sistema de Monitoreo de Presión de Neumáticos (TPMS)
  • Sistema de sujeción de sillas para niños (ISOFIX)
  • Inmovilizador de motor (Fiat Code)
  • Alarma volumétrica
  • Espejos exteriores color carrocería
  • Faros antiniebla delanteros
  • Luces diurnas de led
  • Ópticas traseras de led
  • Cierre centralizado de puertas con traba en movimiento
  • Dirección asistida eléctricamente
  • Asiento conductor con regulación manual
  • Levantacristales eléctricos delanteros y traseros “one-touch up/down”
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Sistema “My Car Fiat” y “Follow Me Home”
  • Pantalla multimedia touch 7” con Android Auto y Apple Carplay
  • Porta anteojos
  • Toma de 12v
  • Volante multifunción
  • Asiento posterior bi-partido 60/40

OPCIONALES (Pack Premium)

  • Doble airbag lateral delantero
  • Sensores de lluvia y crepuscular
  • Apertura y encendido sin llave (Keyless Entry ‘N’ Go)
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Picaportes color carrocería
  • Climatizador automático
  • Retrovisor interno electrocrómico
  • Retrovisores externos eléctricos con intermitentes
  • Computadora de abordo con display color de 7 pulgadas
  • Comandos por voz
  • Tapizado en cuero sintético