Autoclásica 2016 “Los 10 imperdibles”

Volvió la Carpa de los Pérez Companc. La mayor cantidad de Jaguar reunidos en Argentina. El debatido Morgan 3-Wheeler. Relanzamiento de Harley-Davidson. El Autitosgate. El voto de Lubri-Press. Y los Olvidables.

El mes pasado se realizó en el Hipódromo de San Isidro una nueva edición de Autoclásica, la mayor exposición de autos históricos y deportivos de Sudamérica. Como ya es un clásico de Lubri-Press, publicamos nuestro habitual listado con los “10 Imperdibles” de esta décimo sexta edición.


1. LA CARPA DE LOS PÉREZ COMPANC

La última vez que estuvo en Autoclásica fue en el año 2009. Y, desde entonces, muchos fanáticos venían reclamando por su regreso. La familia Pérez Companc, propietaria de una de las mayores colecciones de autos históricos y deportivos de la Argentina, volvió a montar su tradicional carpa en el Hipódromo de San Isidro. El regreso fue tímido –sólo tres autos- aunque contundente: Ferrari 250 LM, el único BMW 507 Roadster de la Argentina y un Woodie, una rural americana con paneles en madera lustrada. Como bonus track, el responsable de las relaciones públicas de la carpa durante los cuatro días del evento será otra leyenda: Martín Christie, navegante DE varios campeones del volante.

autoclasica2

autoclasica3

 

 

2. HOMENAJE A JAGUAR

Fueron 34 en total (aunque había dos o tres más dispersos en otros stands). Nunca en la historia argentina se habían reunido tantos Jaguar en un solo lugar. En la orilla de la laguna del Hipódromo había una enorme –y variada- cantidad E-Type, XK120 y hasta ejemplares modernos. El Club Jaguar Argentina se unió al importador Ditecar para exhibir el flamante sedán XE y realizar la avant-premiére de la nueva F-Pace, que llegará el año que viene.

autoclasica25

autoclasica4

 

 

3. LOS 100 AÑOS DE BMW

La marca alemana celebra un siglo de historia en Autoclásica y, en la calle que corre junto a la pista hípica, había una selección de ejemplares de todas las épocas. Desde Isetta y 3.0 CSL hasta M3, M1, Z3 y el actual Z4.

autoclasica7

autoclasica6

 

4. LOS 50 AÑOS DEL CAMARO

El famoso muscle-car de Chevrolet festejaron su medio siglo en el Hipódromo de San Isidro. El preparador y restaurador especializado en deportivos americanos, Luis Zschocke, exhibió una docena de ejemplares de todas las épocas. Acompañó una tienda de souvenirs para los más fanáticos.

autoclasica9

autoclasica8

 

5. HARLEY-DAVIDSON

Por las trabas aduaneras y cambiarias, el importador local Juan Gabba estuvo tres años sin poder ingresar motos al país. En Autoclásica festejó la reapertura de la importación con su nueva gama de modelos y varios modelos históricos. Al mismo tiempo, inauguró su nuevo local a muy pocos metros del Hipódromo de San Isidro, sobre Avenida Márquez.

autoclasica11

autoclasica10

 

6.VEHÍCULOS MILITARES

Los coleccionistas más guerreros volvieron a dar la nota en esta edición. Exhibieron un monstruoso Humvee junto a los Jeep más clásicos. Como siempre, maniquíes, carteles, chascos y bromas, escondidos entre tanques, tanquetas y sidecars camuflados.

autoclasica12

autoclasica13

 

7. ALFA ROMEO 4C

Es un auto moderno. Y, al mismo tiempo, un clásico instantáneo. El Club Alfa Romeo Argentina exhibió el único ejemplar presente en nuestro país del deportivo con motor central 4C. Su propietario, Sergio Fonseca, lo trajo repatriado a la Argentina para correr en track days. Pero lo cedió durante cuatro días para que repose y se luzca sobre el césped del Hipódromo.

autoclasica14

autoclasica15

 

8. MORGAN 3-WHEERLER

Otro cero kilómetro que también es un clásico instantáneo. Shimisa, nuevo importador de las firmas británicas Morgan y Norton en la Argentina, eligió Autoclásica para presentar en sociedad al exótico 3-Wheeler. Es un auto de tres ruedas,con un motor bicilíndrico colgando por delante del eje frontal. Se puso a la venta por 100 mil dólares. Llegaron sólo cinco ejemplares y un futbolista ya compró el primero de ellos.

autoclasica17

autoclasica16

 

9. CLUB DE AUTOS SPORT

Era una de las carpas más variadas, pero también más valiosas de Autoclásica. Había deportivos de todas las épocas, pero bajo un pequeño gacebo se destacan dos maravillas italianas: la Ferrari ex-Menditeguy y un Lancia Stratos.

autoclasica19

autoclasica18

10. AUTITOSGATE

Era el juego de moda en el Autojumble de Autoclásica 2016. Consistía en identificar a los locales que vendían –o revendían- los famosos autitos de la colección de fascículos de la Editorial Salvat. La reacción de los vendedores era variada. “Hola, ¿vendés los autitos de Salvat?”. “No, yo no. Pero me dijeron que hay algunos que sí los están vendiendo”. “¿Sabés quiénes?”. “No, con ese tema prefiero no meterme”. “¿Por?”. “Se armó mucho lío y hasta hay una denuncia en el Gobierno”. Otro: “Hola, ¿vendés los autitos de Salvat?”. “La verdad, no sería ético ofrecértelos”. “No entiendo. ¿Tenés?” “Digamos que sí, pero prefiero no traerlos acá”. “¿Por qué?” “Hubo mucho lío y están pidiendo cualquier cosa.” “¿Cuánto están pidiendo?” “Desde 500 hasta 2.500 pesos.” “2.500 pesos? ¿Pero tenés o no?” “Tomá mi tarjeta. Llamame en la semana.”

autoclasica20

autoclasica21

ADEMÁS -El voto de Lubri-Press

Como todos los años, Autoclásica entregó el “Premio Germán Sopeña” a un auto deportivo, surgido de la votación de los periodistas acreditados en la muestra. La ganadora fue la Ferrari 250 LM, que también recibió el Best of Show. El voto de Lubri-Press en esta edición fue para el BMW 507 Roadster de la Carpa Pérez Companc. Porque es el único ejemplar en la Argentina de uno de los autos más hermosos de todos los tiempos. Porque es un símbolo de los festejos por los 100 años de la marca alemana. Porque representa el regreso de la famosa familia de coleccionistas a Autoclásica. Y, para variar, porque “me piace”.

autoclasica23

autoclasica22

 

ADEMÁS – Los Olvidables

Visitar Autoclásica el viernes de la inauguración es una ventaja. Hay poco público. Se puede fotografiar a los autos con comodidad. Los dueños tienen tiempo libre para contar la historia de sus vehículos. Pero, como ya se convirtió en una mala costumbre, muchos autos permanecen tapados con lonas hasta bien entrada la tarde de la primera jornada. Contando entrada y estacionamiento, visitar Autoclásica cuesta 320 pesos. No es justo para quienes pagan ese monto encontrarse con gran cantidad de autos ocultos bajo lonas. A eso hay que sumarle que, en contra de lo anunciado, nunca se exhibieron los dos Torino de Nürburgring que publicitó la organización. Tampoco se expuso otro modelo muy anunciado: el Lamborghini Miura. “Nunca prometas lo que no puedes cumplir”.

autoclasica24