Autonomía humanizada

Ahora que los autos se conducirán solos, ¿no es hora de pensar en mejor el bienestar a bordo? Los suecos de Volvo ya trabajan en eso.

Autonomous driving

 

Volvo Cars ha presentado una de las interfaces más avanzadas y fáciles de utilizar del sector para supervisar la transferencia del control entre el usuario y el modo de conducción autónoma en los vehículos del futuro.

La tecnología de conducción autónoma convertirá la relación entre el conductor y la interfaz de usuario en un elemento sumamente importante. Conseguir que la transferencia del control se realice de manera sencilla y segura es un factor clave para la fiabilidad de cualquier nueva tecnología de conducción autónoma.

Volvo Cars ha diseñado el piloto automático IntelliSafe de manera que sea un elemento intuitivo y fácil de utilizar. El modo autónomo se activa y desactiva mediante unas levas especiales situadas en el volante.

Al entrar en una vía apta para la conducción autónoma, el vehículo muestra al conductor un mensaje que indica que el piloto automático está preparado. Al mismo tiempo, las luces de las levas del volante comienzan a parpadear.

El conductor solo tiene que tirar de las dos levas al mismo tiempo para activar el modo autónomo. Las luces cambian entonces a verde continuo y el piloto automático confirma que la conducción y la supervisión han pasado al vehículo.

Cuando la conducción autónoma deja de ser posible, el sistema avisa al conductor para que tome de nuevo el control. En ese momento aparece una cuenta atrás de sesenta segundos.

Al tirar de las dos levas detrás del volante, se activa el modo autónomo.

El tablero se transforma para informar que el vehículo tomó control de la situación.

A sentarse y disfrutar.

Si por alguna razón el conductor no utiliza las levas en ese plazo para recuperar el control, el vehículo se detendrá en un lugar seguro.

Thomas Ingenlath, vicepresidente primero de Diseño en Volvo Cars, comenta: «Hemos diseñado una interfaz de usuario segura y fácil de utilizar para que los conductores se sientan confiados a la hora de transferir y recuperar el control del vehículo».

El nuevo piloto automático IntelliSafe de Volvo estará disponible por primera vez en los cien XC90 que se utilizarán en el proyecto Drive Me de Gotemburgo en 2017 (el proyecto de conducción autónoma más ambicioso del mundo).

Estos cien vehículos Volvo con sistema de conducción autónoma se pondrán a disposición de cien personas y familias que circulan diariamente por las carreteras de Gotemburgo. Los vehículos serán conducidos de forma autónoma durante unos 50 kilómetros por determinadas carreteras.

Una vez que se haya utilizado en el programa Drive Me, el piloto automático IntelliSafe será presentado al público general.

También te puede interesar...