Cómo limpiar los filtros de aire

Debido las cenizas eyectadas a la atmósfera por el volcán Puyehue en erupción, hecho de público conocimiento, y a los trastornos e inconvenientes generados, hacemos la siguiente recomendación para amortiguar los efectos que pueden provocar estos hechos sobre el elemento para aire y consecuentemente sobre el motor.

Ya se están conociendo daños en motores con un tiempo de operación de ocho horas en la zona donde está el foco más importante de contaminación.

La columna de humo y cenizas expulsadas por el volcán fueron diseminadas por los vientos hacia 10 de las 23 provincias de Argentina y llegaron debilitadas a Buenos Aires.

El aceite presente en el papel hará que el elemento aumente su eficiencia (retendrá mayor cantidad de partículas finas) protegiendo el motor, pero esto traerá aparejado una reducción de la vida útil del mismo.

 

Esta situación supone riesgos importantes para las operaciones y desplazamientos de los distintos vehículos, ya que la ceniza volcánica es un elemento con un alto poder abrasivo que puede causar daños serios a los motores. De hecho, ya se están conociendo daños en motores que con un tiempo de operación de ocho horas en la zona donde está el foco más importante de contaminación, han tenido inconvenientes.

Esta anormal alta concentración de partículas de granulometría muy pequeñas, provoca que los elementos que han sido diseñados para situaciones medioambientales normales, dejen pasar parte de estas partículas dañando el motor.

Si usted utiliza elementos para aire “C” M&H siga las siguientes indicaciones para amortiguar esta situación:

1) Utilizar en los vehículos que lo permiten el elemento de seguridad (Camiones o Buses) sin importar la posición del filtro en el vano motor si es horizontal o vertical.

2) Aceitar el medio filtrante con aceite normal viscosidad SAE 20 o SAE 30. Rociar aceite o hacerlo manualmente teniendo la precaución de que la aplicación pueda realizarse distribuyéndolo de la forma mas uniforme posible. La aplicación debe realizarse al elemento filtrante sin uso y en la zona exterior, la cantidad adecuada es de33 a35 gr/m2, aconsejamos realizar operación tratando que el papel quede bien impregnado sin dejar aceite chorreando.

Lado correcto de cómo realizar el impregnado de aceite en un elemento rectangular. En caso que el elemento tenga vellón aceitar solamente este último.

3) Transitar a velocidades que no superen los60 Km/ho a bajas revoluciones, disminuirá el caudal de aire que necesita el motor para una combustión completa y por ende disminuirá la velocidad de impacto de la partícula sobre el medio filtrante aumentado la eficiencia de retención.

Filtro para Habitáculo

Autoridades hospitalarias aconsejaron que se tomen algunas medidas de prevención en zonas con alto contenido de cenizas en el ambiente como el uso de barbijo, especialmente en aquellas personas que tengan dificultades o enfermedades respiratorias crónicas para protección de nariz.

De igual modo es aconsejable el uso de anteojos de sol envolventes entre los usuarios de lentes de contacto. Se destacó que las molestias se manifiestan en sequedad de nariz y paladar, algo de irritación y picazón. Las personas que tienen problemas de visión, de conjuntivitis o de uso de lentes de contacto podrían requerir usar lágrimas artificiales con mayor frecuencia.

Estos inconvenientes son evitados con el uso de un filtro para habitáculo (elemento ubicado antes del sistema de aire acondicionado), que tiene capacidad de retención de partículas muy finas entre los 0,5 y 2 micrones.

Asegurarse de tener el filtro en buen estado para el correcto filtrado del aire impidiendo que las partículas tengan contacto con las personas dentro del vehículo. No rocíe este elemento con aceite.

Filtros para aceite

Por lo detallado anteriormente, las partículas que logran atravesar el sistema de filtración pasan al interior del motor y son arrastradas por todo el circuito de lubricación, llegando al filtro de aceite. De la misma manera que sucede en los elementos para aire, esta anormal alta concentración de partículas pequeñas, hará que parte de estas queden retenidas en el filtro y parte pase al aceite lubricante. Generando como consecuencia un aumento de viscosidad SAE, modificando su condición inicial y por ende alterando el funcionamiento del motor.

Este aumento notorio en la viscosidad del lubricante, traerá aparejado una mayor resistencia a alcanzar los puntos de lubricación del motor, generando una perdida de potencia y un desgaste.

Recomendamos reducir el tiempo de cambio del lubricante en un 30 al 50%, de lo recomendado por el fabricante del vehículo.

Ejemplos:

  • Buses y camiones urbanos que normalmente realizan cambios aproximadamente a los10.000 kmrecomendamos hacerlos entre los 5.000 y7.000 Kmdependiendo de la antigüedad de ese motor y caminos por donde circulan.
  • Buses y camiones larga distancia15.000 a18.000 km.
  • Vehículos livianos7.000 km

Contacto: Info.ar@mann-hummel.com

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.