Deportividad de lujo

La nueva generación de la limousine sport de Audi redobla la apuesta: el máximo confort con el mayor nivel de prestaciones.

El A7 Sportback representa el nuevo lenguaje de diseño de Audi, y cumple con la promesa de estilo anticipada con el prototipo Audi prologue. El coupé de cuatro puertas establece nuevos estándares en la clase superior en cuanto a progresividad. Incorpora un nuevo estilo de Gran turismo, con líneas dinámicas, un alto nivel de digitalización, una experiencia de conducción deportiva y un concepto de espacio versátil.

La línea exterior del A7 Sportback es una expresión del nuevo lenguaje de diseño que la marca de los cuatro aros introdujo con el prototipo Audi prologue, y que debutó en un modelo de producción en serie con el nuevo A8. Con grandes superficies, bordes afilados y líneas tensas y atléticas, el A7 irradia dinamismo y progresividad desde cualquier ángulo.

En el frontal, la parrilla Singleframe –más ancha y baja que la del Audi A8–, los estilizados grupos ópticos, las entradas de aire de contornos definidos y la parte delantera plana transmiten a primera vista la deportividad del Gran Turismo. Existen tres versiones para los grupos ópticos. Con las dos líneas de equipamiento intermedia y superior, la firma lumínica hace referencia a la digitalización, con 12 segmentos de luz adyacentes, separados por estrechos intervalos de espacio. La versión más alta de la gama son los faros HD Matrix LED con Audi laser light.

La carrocería del Audi A7 Sportback es una auténtica escultura, con un largo capó, una gran distancia entre ejes y cortos voladizos. Contornos pronunciados ponen de relieve las ruedas, que pueden ser hasta de 21 pulgadas de diámetro, y hacen referencia al ADN quattro de Audi. Estos genes determinan las proporciones del vehículo. La silueta queda caracterizada por la dinámica línea del techo, en claro descenso en su parte posterior. Cuatro cifras definen el carácter deportivo del gran coupé: su longitud es de 4.969 mm, tiene una distancia entre ejes de 2.926 mm y la anchura es de 1.908 mm, mientras que su altura es de solamente 1.422 mm.

Es el auto de lujo más extrovertido de la gama Audi.

Como en el modelo anterior, la trasera se estrecha de forma gradual, en un diseño que recuerda al de un yate. El gran portón del compartimento del equipaje termina en un borde curvado que integra un spoiler que emerge automáticamente cuando se alcanza una velocidad de 120 km/h. Una estilizada banda luminosa, elemento característico común en los modelos superiores de la gama Audi, une los dos grupos ópticos traseros, compuestos de 13 segmentos verticales. Cuando las puertas se bloquean o se desbloquean, la luces realizan una rápida secuencia que realza la dinámica del gran coupé. El progresivo diseño exterior del nuevo Audi A7 carece de elementos cromados. La gama incluye una selección de 15 colores de carrocería, ocho de ellos nuevos. El paquete exterior opcional S line personaliza aún más el diseño, con modificaciones en la parrilla del radiador y en las entradas de aire delanteras, las taloneras y los difusores delantero y trasero, con un diseño más prominente.

El interior del Audi A7 Sportback sorprende con una atmósfera de salón futurista, y fusiona el diseño y la tecnología de una forma única. Su lenguaje de diseño se basa en el equilibrio entre calma y tensión. Las líneas horizontales y el elegante salpicadero proporcionan una espaciosa sensación de amplitud. La consola central está orientada hacia el conductor, subrayando el carácter deportivo del Gran Turismo. Cuatro valores clave caracterizan el concepto interior: progresividad, deportividad, intuición y sofisticación. Todos los materiales utilizados, ya sea en los tapizados o en las inserciones, acentúan el nuevo diseño, desde la versión base hasta las distintas opciones de Audi design selection, el paquete deportivo S line y la particularmente sofisticada tapicería de piel Valcona. El paquete opcional de iluminación ambiental realza el contorno resaltando sutilmente el espacio.

Con el diseño de una coupé de Gran Turismo.

La pantalla superior de 25,7 cm (10,1 pulgadas) –en combinación con el MMI Navegación plus– está orientada hacia el conductor. Con su óptica de black panel y enmarcada en un cierre de aluminio en color gris grafito, se integra en el salpicadero hasta prácticamente desaparecer cuando está apagada. La interfaz de usuario aparece tan pronto como se abre el vehículo. En consonancia con el diseño interior, su apariencia es reducida y minimalista, de forma que todo el contenido de la pantalla puede visualizarse fácilmente.

El nuevo Audi A7 Sportback se lanzará al mercado inicialmente con el 3.0 V6 TFSI turbo, que ofrece una potencia de 250 kW (340 CV) y un par máximo de 500 Nm. Con este motor, el coupé de cuatro puertas acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. En el ciclo NEDC, la versión base del Audi A7 55 TFSI consume únicamente 6,8 litros de combustible cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 154 gramos por kilómetro. El 3.0 TFSI está asociado a una caja de cambios S tronic de siete velocidades. La transmisión quattro utiliza la eficiente tecnología ultra, que activa la tracción al eje trasero cuando es necesario. Poco tiempo después del inicio de la producción se añadirán a la gama motores gasolina y diésel de cuatro y de seis cilindros.

El confort y la tecnología de la limpousine A8.

También te puede interesar...