El compacto más potente

Audi presenta el A3 Clubsport Quattro en el Wörthersee Tour de este año, que se celebra en Reifnitz. Este concept-car, basado en el Audi S3 Sedan, está propulsado por un motor TFSI de cinco cilindros con una potencia de 525 CV.

“El Audi A3 Clubsport Quattro Concept muestra a nuestros aficionados a los coches y al tuning que se dan cita en el Wörthersee Tour el potencial deportivo que encierra la familia A3 y nuestro tope de gama entre los motores de cilindros en línea, el 2.5 TFSI. Con este vehículo superamos los límites en todos los sentidos: la potencia, el dinamismo, el sonido, el diseño…” Así se expresa Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de Audi.

El tranquilo A3 Sedán se convirtió en un verdadero monstruo en manos de los ingenieros de Quattro Gmbh.

El tranquilo A3 Sedán se convirtió en un verdadero monstruo en manos de los ingenieros de Quattro Gmbh.

Interior confortable, aunque con un volante deportivo que incluye el botón de encendido.

Interior confortable, aunque con un volante deportivo que incluye el botón de encendido.

Este prototipo está equipado con un potente motor TFSI de cinco cilindros dotado de inyección directa y turbocompresor, que cuenta con una impresionante historia de éxitos. Desde 2010, un jurado de expertos lo ha elegido “Motor Internacional del Año” en su categoría cuatro veces consecutivas. El 2.5 TFSI, que propulsa al Audi RS Q3 de producción, alcanza en este prototipo una potencia máxima de 525 CV, lo que supone una potencia específica de 211,7 CV/litro (155,6 kW/litro). Con un peso total de 1.527 kilogramos, la relación peso/potencia del vehículo es de apenas 2,9 kg/CV. El par máximo es de 600 Nm está disponible entre las 2.300 y las 6.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 310 km/h.

Para conseguir este rendimiento extremo han sido necesarias numerosas modificaciones en el motor, incluyendo un turbocompresor de mayor tamaño con una presión de soplado de 1,5 bar, y un intercooler modificado. El concepto en el que se basa el cinco cilindros hace que se trate de un motor especial. La secuencia de encendido 1-2-4-5-3 le confiere un carácter único, que en el A3 clubsport quattro concept se refuerza con unos sistemas de admisión y escape diseñados para conseguir el máximo rendimiento. El sonido característico de este motor TFSI es un poderoso rugido, y además también resulta impresionante visualmente, al estar recubierto con una carcasa de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Cuenta con un cambio S tronic de siete velocidades de diseño compacto gracias a su configuración de tres ejes. Su séptima marcha con un desarrollo largo reduce el consumo de combustible, y la relación de transmisión final se ha modificado en consecuencia. El conductor puede dejar que el cambio de doble embrague funcione de forma completamente automática en los modos “D” o “S”, o bien optar por cambiar de forma manual utilizando las levas en el volante o la palanca de cambios. La función “Launch control” gestiona las aceleraciones desde parado con la máxima potencia controlando el deslizamiento de las ruedas.

La división de autos deportivos de Audi dio rienda suelta a la imaginación con este concept.

La división de autos deportivos de Audi dio rienda suelta a la imaginación con este concept.

CLUB1

El corazón del sistema de tracción integral es un embrague multidisco de accionamiento hidráulico situado en el eje trasero, diseñado especialmente para gestionar la elevada cifra de par que consigue el poderoso motor de cinco cilindros. Al igual que el sistema de gestión del motor, su controlador está integrado en el sistema de conducción dinámica Audi Drive Select, y eleva la combinación entre seguridad y diversión al volante a un nivel completamente nuevo. El embrague puede, por ejemplo, enviar una parte del par motor desde el eje delantero al eje trasero si el conductor traza una curva de forma deportiva.

El avanzado chasis permite al motor transmitir su potencia al asfalto de forma dinámica y segura. En el eje delantero los componentes de aluminio en la suspensión McPherson reducen el peso de las masas no suspendidas, mientras que la suspensión trasera de cuatro brazos puede procesar por separado las fuerzas longitudinales y transversales. La cremallera del sistema de dirección progresiva se ha diseñado para que la dirección se vuelva más directa a medida que se el conductor gira el volante, y además, la asistencia disminuye a medida que se aumenta la velocidad. Comparado con el Audi S3 Sedan, la altura de la carrocería se ha rebajado 10 mm, y tanto los muelles como los amortiguadores tienen tarados más firmes. Las cotas de la suspensión son ajustables, para adaptar los reglajes del coche a la carretera o a los circuitos.

Equipa neumáticos en formato 275/25 montados en llantas de 9,5 x 21 pulgadas. Los discos de freno son carbocerámicos -los delanteros están utoventilados y miden 370 mm-, por lo que son extremadamente ligeros, y muy resistentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.