El Efecto Juanita

Por Néstor Setzes

Hace muchos años, visité a la mamá de un amigo. Una gran mujer, la buena y sana Juanita Apenas me vio me hizo saber, entre saludos cálidos y atenciones muy propias de ella, que debía pasar a verla más seguido.

–¡Cómo has dejado pasar tanto tiempo sin venir mi niño….!, me dijo.

Y a continuación me contó una historia que quedó resonando para siempre dentro mío

Me contó que recién volvía de Mendoza, donde le operaron la vista, y lo feliz que estaba por volver a ver las cosas tal cual son después de tantos años. Pero a su vez, y casi con vergüenza, me contó que al llegar a su casa no pudo descansar ni relajarse, porque cuando vio cómo estaba su hogar, no pudo hacer otra cosa que ponerse a limpiar.

–No puedo creer que había tenido la casa así, dijo compungida.

A partir de esta experiencia y relacionándola con los saberes y la capacidad que éstos brindan a la hora de resolver comprendí que: “Ver más es saber más”

Y reflexionando la historia después de tantos años, observo que el “efecto Juanita” es descriptivo de un fenómeno muy profundo de todos los días, tanto en la vida personal como empresaria de cada uno, ya que además: “El saber siempre es poder, y por ende hay que administrar ese poder”.

A su vez, sucede que una vez que se atravesó la barrera de un nuevo saber es imposible volver atrás. No está en la naturaleza humana. Y esto porque: “Una vez adquirido un saber uno ya no puede hacerse el distraído”.

El Efecto Juanita es descriptivo de un fenómeno muy profundo de todos los días, tanto en la vida personal como empresaria de cada uno.

El Efecto Juanita es descriptivo de un fenómeno muy profundo de todos los días, tanto en la vida personal como empresaria de cada uno.

Y aquí la cuestión de fondo. Para ilustrarlo podemos apelar al “Mito de la Caverna” de Platón, donde se describen las dificultades de un esclavo que fortuitamente pasa a “ver” cosas que los otros ni imaginan y cómo estos últimos lo tratan de loco y de fabulador. A pesar de todo ello el esclavo no puede evitar seguir adelante con su nueva realidad y entender las cosas tal cual son.

Primero venciendo su propio conflicto interno para adaptarse y luego la incomprensión de su entorno, atravesando un camino de penas y dificultades sin poder resistirse a su naturaleza de vivir su nuevo saber y sin poder negarlo.

En definitiva, tanto sea en el manejo de una organización como en el de uno mismo, entender el Efecto Juanita ayuda a comprender que: “Cada nuevo saber es una bendición, pero a la vez una responsabilidad imposible de eludir”.

 

Nota del Autor: Valga este artículo como pequeño y sentido homenaje a Juanita García, esperando que el principio que derivó de su enseñanza y al que he dado en llamar “Efecto Juanita”, les pueda servir a muchos como me ha servido a mí en estos años de trabajo: “Ver más es una bendición, pero a la vez una responsabilidad imposible de eludir”.

 

* SICFIE, Asesoramiento y Control PyME – Coaching empresario / info@sicfie.com.ar / www.sicfie.com.ar

También te puede interesar...