El iPhone de Mercedes

El CLA es el primer sedán con tracción delantera en la historia de Mercedes-Benz. Esto significa que se ubica un escalón por debajo del Clase C. Y que es un auto del segmento compacto, que comparte plataforma con los Clase A y Clase B.

Esto también significa que hablamos de un vehículo completamente inédito en la historia de la marca. Pero, curiosamente, esto es lo menos importante del CLA.

Lubri-Press manejó durante una semana una versión 200 Urban y la crítica completa se reproduce a continuación.

 

Por fuera

Creo que no me equivoco si vaticino que tres de cada cuatro CLA que se vendan en el mundo será mérito puro y absoluto del diseño de su carrocería. Es espectacular. Y bello. Desde todo punto de vista. Y, aquellos que tengan dudas sobre ciertos ángulos, se rendirán por completo a sus pies cuando lo vean en persona.

El CLA muchas veces es definido como un “mini-CLS”, en relación al sedán del segmento grande que también se lanzó a la venta este año en la Argentina (leer crítica). La asimilación puede deberse a que los dos comparten la escuela de diseño de las mal llamadas “coupés de cuatro puertas”. Pero esa es una descripción bastante simplista.

La tracción delantera del CLA sólo se percibe en las aceleraciones fuertes y en las curvas a alta velocidad.

La tracción delantera del CLA sólo se percibe en las aceleraciones fuertes y en las curvas a alta velocidad.

El resto del tiempo, es un excelente auto de ruta y ciudad.

El resto del tiempo, es un excelente auto de ruta y ciudad.

En el CLA, los 4,63 metros de largo, 1,77 de ancho y 1,43 de alto tienen personalidad propia, con muchos detalles que se van descubriendo y apreciando con el paso de los días: la parrilla levemente inclinada hacia adelante, el fluido oleaje de su lateral, el sutil deflector que remata la tapa del baúl o el difusor cromado que rodean a las dos gruesas salidas de escape.

Y eso que estamos hablando de la versión de entrada a gama, con llantas de 17 pulgadas (con Dunlop Sport FastResponse 22545R17) y sin los accesorios deportivos de la versión 250 Sport: llantas de 18”, techo corredizo, parrilla con efecto diamantado y el espectacular paquete aerodinámico AMG.

Es decir: no hay que comprar la versión más cara para disfrutar del mejor diseño. El CLA es soberbio incluso siendo base.

A eso hay que sumarle que la carrocería también es muy eficiente: con un Cx de apenas 0,23 (0,22 en versiones a la venta en Europa) es el auto más aerodinámico a la venta en la Argentina. Y uno de los más aerodinámicos del mundo.

 

Por dentro

Todas las novedades que tiene el CLA por fuera, contrastan con los escasos cambios que presenta por dentro. Son muchísimos los comandos y piezas comunes con los Clase A y B. Entre la versión Urban y la Sport siguen existiendo las diferencias en los apliques de la plancha de instrumentos y en las costuras de las butacas y el volante, que son rojas para la variante deportiva.

Como en sus hermanos de plataforma, la calidad de terminación es buena, pero está un escalón por debajo del Clase C. Y también de sus rivales directos, como el BMW Serie 1, el Audi A3 e incluso el Volvo V40. Entre los compactos más caros, el Mercedes sólo supera en este punto a la Giulietta de Alfa Romeo.

Excelentes butacas integrales adelante. Atrás, la altura del techo es un problema serio.

Excelentes butacas integrales adelante. Atrás, la altura del techo es un problema serio.

El panel de instrumentos está calcado del Clase A.

El panel de instrumentos está calcado del Clase A.

Algunos detalles podrían ser mejorados, como el ruidito a plástico suelto del anclaje superior de los cinturones de seguridad delanteros, un defecto que ya parece congénito en esta plataforma y que detectamos en diferentes unidades. En este CLA, el sonajero estaba del lado del acompañante, justo a la altura de su oreja.

La posición de manejo sigue siendo excelente, con una cómoda butaca integral y volante regulable en altura y profundidad. Aunque tiene algunos problemitas de ergonomía. Cuando manejé el A 250 Sport me causó gracia encontrar la palanca del cambio automático en la columna de dirección. Esto es algo comprensible en los viejos Mercedes, pero no tanto en un modelo que apunta a un público más joven.

Al manejar este CLA con caja manual, descubrí que aquella solución era para facilitar la operación de la consola central. Con la palanca manual, esto queda en evidencia. Resulta casi imposible ajustar el climatizador con la mano derecha sin evitar que el antebrazo se apoye sobre el joystick del sistema multimedia, cambiando la estación de radio o llamando por teléfono justo a esa persona con la que hoy no querías hablar.

Y hablando del sistema multimedia: en el CLA la marca insiste una vez más con su pantalla tipo tablet, que sobresale de la plancha de instrumentos. Puede parecer una solución muy innovadora, pero no se puede ocultar y queda muy a la vista cuando se deja el auto estacionado en la calle.

Al tratarse de un sedán, mi mayor curiosidad sobre el habitáculo del CLA era ver si realmente ofrecía más espacio para los pasajeros de las plazas traseras. La verdad es que no. Atrás está homologado para tres pasajeros, pero lo cierto es que sólo caben dos adultos. Y a duras penas. El problema no es tanto el espacio para las piernas –que es escaso, aunque tolerable- sino la altura del techo. Literalmente hay que viajar con la cabeza doblada hacia abajo. No me imagino haciendo un viaje de más de 100 kilómetros en esa posición.

Se trata de un asiento pensado más bien para bebés o niños. O para transportar algún adulto en un caso puntual. Y de urgencia. Con un espacio tan limitado me pregunto entonces por qué Mercedes-Benz no se decidió a fabricar una auténtica coupé de dos puertas, en lugar de una falsa “coupé de cuatro puertas”.

“Coupé de cuatro puertas”, lo llama Mercedes-Benz. Por eso, las puertas no tienen marcos para las ventanas.

“Coupé de cuatro puertas”, lo llama Mercedes-Benz. Por eso, las puertas no tienen marcos para las ventanas.

El baúl tiene 470 litros. Pero no hay rueda de auxilio.

El baúl tiene 470 litros. Pero no hay rueda de auxilio.

En contrapartida, la capacidad del baúl es más que correcta: tiene 470 y un doble fondo. Aquí dentro vas a encontrar un hueco para la rueda de auxilio, pero allí no hay nada. Tampoco tiene un kit de reparación de pinchazos. Todos los CLA que se venden en la Argentina llegan con neumáticos tipo Run-Flat, que permiten circular con el neumático completamente desinflado hasta una velocidad máxima de 60 km/h.

Es una solución para nada aceptable entre quienes piensen viajar mucho en ruta. Y, además, habrá que tener en cuenta que, si se rompe el neumático o la llanta, los repuestos son caros y difíciles de conseguir.

 

Seguridad

Acá no hay sorpresas. El CLA es un Mercedes-Benz y no defrauda. Todas las versiones viene de serie con siete airbags (incluyendo de rodillas, para el conductor), anclajes Isofix, frenos ABS, control de tracción, control de estabilidad y numerosas alertas: de fatiga, de desgaste de las pastillas de freno y de pérdida de presión en los neumáticos.

Mercedes-Benz Argentina asegura que todos los CLA vienen con la función de frenado Hold de serie (es una especie de freno de estacionamiento que se acciona al presionar a fondo y sostener durante unos segundo el pedal a fondo -o bombear dos veces-, con el auto en marcha), pero ya reportamos a la marca que la unidad que manejamos no lo tenía. O no funcionaba.

Lo que sí tenía, y también viene de serie, es el práctico sistema de estacionamiento automático Parktronic.

Un CLA 200 Urban idéntico al de estas fotos fue sometido a las pruebas de choque de EuronNCAP. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, con 91% de protección para adultos, 75% para niños y 74% para peatones.

 

Motor y transmisión

El CLA se vende en la Argentina con dos variantes de la nueva generación de motores M270 de cuatro cilindros. Son los mismos que ya tiene el Clase A: 1.6 de 156 cv (Urban) y 2.0 de 211 cv (Sport).

La unidad probada llevaba el primero de ellos, con 1.595 centímetros cúbicos de cilindrada, inyección directa y turbo. Desarrolla 156 cv de potencia a 5.300 rpm y 250 Nm de torque entre 1.250 y 4.000 rpm.

El motor 1.6 turbo es potente y económico. También hay opción 2.0 turbo. Y en 2014 llegará el AMG.

El motor 1.6 turbo es potente y económico. También hay opción 2.0 turbo. Y en 2014 llegará el AMG.

Viene con caja manual de seis velocidades, pero también puede equipar la excelente automática de siete marchas, con doble embrague y levas al volante.

Como ya se dijo, es el primer sedán de Mercedes-Benz con tracción delantera.

 

Comportamiento

Tiene silueta de coupé. Y plazas traseras de un deportivo 2+2. Pero donde el CLA sí demuestra que es un verdadero sedán es en el andar. Sin llegar a ser extremadamente blanda, la puesta a punto de la suspensión es bastante más confortable que en el hatchback Clase A. Y, al parecer, esto ocurre no sólo en la versión Urban. No pude manejar aún el CLA 250 Sport, pero el vendedor de Mercedes-Benz más confiable de la Argentina también me aseguró que ahí también se suavizó el temperamento extra duro.

La caja manual requiere un acostumbramiento especial con el pedal de embrague. El recorrido es muy largo, pero la diferencia entre acople y desacople es de escasos milímetros. Si te lo comprás y en las primeras salidas de semáforos se te apaga el motor, acá va a un consuelo de pobre: a Lubri-Press también le pasó. Más de una vez.

El acelerador, como en el Clase A, también requiere un hábito. En la primera parte del recorrido existe la sensación de que el motor no reacciona, pero está hecho a propósito: para economizar combustible. Para que el 1.6 turbo entregue todo su chimichurri, hay que pisar bien a fondo. Y ahí no defrauda: acelera de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 227 km/h.

Es un auto excelente para viajar en ruta. Acá, el notable coeficiente aerodinámico se agradece por el escasísimo ruido del viento y por los consumos. Gasta un promedio de 6,1 l/100 km, es decir: menos que el Clase B con el mismo motor que Lubri-Press probó hace un año. Y el Cx ayuda a viajar a buena velocidad, pero con el motor más relajado: en sexta marcha y a 120 km/h, trabaja a sólo 2.200 rpm.

El consumo en ciudad (8,3 l/100km) está ayudado por el sistema Start&Stop. En autos con caja manual su intervención es un poco más molesta que en vehículos automáticos, pero el funcionamiento en este Mercedes es bastante suave y se puede desactivar.

Ante todo, el CLA seduce por su diseño. Original, complejo y atractivo al extremo.

Ante todo, el CLA seduce por su diseño. Original, complejo y atractivo al extremo.

Si bien este motor no es tan deportivo como el 2.0 turbo, también hay que mencionar que tiene un torque excelente. En ciudad se siente como si tuviera cinco marchas de más. Basta con colocar la tercera para no necesitar hacer ningún cambio más.

Por enésima vez lo decimos, el CLA es un sedán de Mercedes, pero es el primero en la historia con tracción delantera. ¿Y esto se siente en el manejo? Sí, por supuesto, pero sólo cuando se lo exige a fondo. En las aceleradas fuertes, la trompa tiende a levantarse y las ayudas electrónicas intervienen con rapidez para evitar que las ruedas delanteras patinen de más. Y en las curvas cerradas, cuando se ingresa a buena velocidad, es inevitable que el auto tienda a irse un poco de trompa, algo que no resulta difícil de corregir, tan sólo levantando un poco el pie del acelerador.

Los más habilidosos incluso se animarán a darle una patadita al pedal de freno, para que acomode la cola, pero no es algo recomendable. En el CLA Urban no se puede desconectar el control de estabilidad y la reacción ante esta maniobra es un poco viciada y artificial.

Más allá de eso, tiene un chasis irreprochable, con frenos y dirección acordes a su precio.

Sin embargo, en el segmento compacto, el mejor comportamiento dinámico lo sigue teniendo el BMW Serie 1, que no por casualidad es el único en su rubro con tracción trasera. En algunos mercados, el CLA Sport se vende con tracción integral en opción, pero a la Argentina el sistema 4Matic sólo llegará con la versión más extrema: el CLA 45 AMG con 360 cv arribará al país el año que viene.

 

Conclusión

La Clase CLA llegó a la Argentina justo cuando la actual Clase C se está despidiendo del mercado. El primero pertenece al segmento compacto y tiene tracción delantera. El segundo se ubica en el segmento mediano, con tracción trasera.

Pero los precios casi solapados entre uno y otro hacen que resulte inevitable preguntarse cuál conviene comprar.

Quienes necesiten cinco plazas verdaderas deberán tachar al CLA de su lista y optar por el veterano Clase C –todavía un excelente auto y con un comportamiento dinámico más interesante-. O deberán esperar a la nueva generación del C, que tendrá un diseño más moderno y mayor equipamiento, aunque dos contras importantes: arribará a la Argentina recién a fines del 2014 y su precio ya no estará solapado con el CLA. Será claramente más caro.

CLA1

El rival más directo para el CLA en la Argentina todavía no se lanzó: es el Audi A3 Sedán, que empezará a verse este verano.

Ya se sabe que el Audi tendrá versiones de entrada a gama más accesibles que el Mercedes. También se sabe que el espacio interior será un poco más generoso. Y que la calidad de terminación será un poco mejor.

Pero donde el CLA seguirá siendo intocable es en el diseño de su carrocería.

Será el equivalente automotor a la rivalidad Samsung/iPhone. Todos sabemos que los teléfonos Galaxy funcionan mejor, son más versátiles y mucho más económicos.

Pero hay un punto donde Apple resulta intocable: la experiencia de diseño y emociones con las que el producto rodea al usuario. Esa sensación de operar un dispositivo de concepción artística, más que electrodoméstica. Y los cobran más caros porque siempre existirán propuestas que cumplan mejor con la función operativa, pero pocos aplicarán como accesorio de moda.

En ese sentido, el CLA podrá ser percibido como el primer iCar.

 

Carlos Cristófalo

Producción fotográfica: Rafushka

 

FICHA TECNICA

Modelo probado: Mercedes-Benz CLA 200 Urban Manual

Origen: Hungría

Precio: 53.900 dólares (versiones hasta 71.900 dólares)

Garantía: Dos años, sin límite de kilometraje.

Comercializa: Mercedes-Benz Argentina (www.mercedes-benz.com.ar)

 

MOTOR

Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, inyección directa, turbocompresor, sistema Start&Stop.

Cilindrada: 1.595 cc

Potencia: 156 cv a 5.300 rpm

Torque: 250 Nm entre 1.250 y 4.000 rpm

 

TRANSMISIÓN

Tipo: tracción delantera, con control electrónico.

Caja: manual, de seis velocidades.

 

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

Frenos delanteros: discos ventilados

Frenos traseros: discos macizos

Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica

Neumáticos: Dunlop Sport FastResponse 22545R17 tipo Run Flat (sin rueda de auxilio)

 

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 227 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,8 segundos

Consumo urbano: 8,3 l/100km

Consumo extraurbano: 4,9 l/100km

Consumo medio: 6,1 l/100km

 

MEDICIONES

Largo / ancho / alto: 4.630 mm / 1.777 mm / 1.432 mm

Distancia entre ejes: 2.699 mm

Peso en orden de marcha: 1.395 kg

Capacidad de baúl: 470 litros

Capacidad de combustible: 50 litros

 

EQUIPAMIENTO

Airbags frontales y laterales delanteros, windowbags y airbags en la zona de las rodillas p/conductor

Control de tracción (ASR) y Programa electrónico de estabilidad (ESP)

Sistema de frenos Adaptive Brake, incluyendo el sistema antibloqueo de frenos (ABS), servofreno de emergencia (BAS), ayuda de arranque en pendientes y función Hold

Frenos a disco en las 4 ruedas con indicador de desgaste

Luz de freno adaptativa intermitente

Freno de mano con accionamiento eléctrico

Sistema de asistencia a la conducción Attention Assist (monitoreo del cansancio del conductor)

Advertencia de pérdida de presión en los neumáticos

Neumáticos Run-flat con propiedades de rodaje de emergencia

Alarma antirrobo con protección del habitáculo y antirremolcado

Anclajes Isofix para silla infantil en plazas traseras

Extintor de incendios montado debajo de asiento delantero

Función de Arranque y parada ECO

Dirección directa con asistencia variable de la servodirección en función de la velocidad y desmultiplicación variable

Tren de rodaje de Confort

Llantas de aleación de 17″, de 5 radios

Paquete Urban (parrilla de efecto diamante negra, equipo de escape de doble flujo con salidas en acero inoxidable pulido, listón cromado en la línea de cintura)

Retrovisores calefactados, con ajuste eléctrico, espejo asférico e intermitente integrado

Faros bixenón (incluyendo regulación dinámica del alcance de las luces y luces diurnas integradas, indicadores y luz posición en técnica LED, equipo lavafaros y grupos ópticos traseros en técnica LED)

Volante revestido en cuero microperforado y palanca de cambios revestida en cuero

Volante con regulación en altura y profundidad

Asientos del conductor y acompañante deportivos con regulación en altura y basculantes

Tapizado en tela / símil de cuero Artico y costuras en color de contraste

Sección central de las puertas en símil de cuero Artico, difusores de aire y aros cromados, moldura en efecto plata ondulado

Volante multifunción

Climatización automática Thermotronic de dos zonas

Ayuda activa para estacionar + Parktronic

Limpiaparabrisas con sensor de lluvia

Sistema de Audio 20 con reproductor de CD, visualizador color de 5,8″ e interfaz Bluetooth

Media Interface (conector para equipos externos, como reproductores MP3/iPod o memorias USB)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.