El sedán más potente

Mercedes-Benz lanzó a la venta en la Argentina la versión más deportiva de su Clase E. Tiene tracción integral y un V8 biturbo con 612 caballos.

Con el Mercedes-Benz AMG E63 S MATIC, la estrategia de conducción inteligente eleva los límites del dinamismo de este sedán de altas prestaciones hasta niveles completamente nuevos. Proporcionando una aceleración superior, el motor V8 biturbo de 4,0 litros genera una potencia de 612 CV. Esto le convierte en el motor más potente jamás instalado en un Clase E.

Al mismo tiempo, se mejora su eficiencia gracias al sistema de desactivación selectiva de cilindros, equipado de serie, que le otorga el privilegio de ser el mejor en su clase en este apartado. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,4 lidera el segmento también en este aspecto. El cambio deportivo AMG SPEEDSHIFT MCT (Multi Clutch Technology) de nueve velocidades está combinado con un embrague húmedo por primera vez, lo que permite una respuesta más ágil.

Otro aspecto destacado es la tracción completamente nueva AMG Performance 4MATIC capaz de adaptarse a la situación de la conducción instantáneamente. La distribución del par entre los ejes delantero y trasero es completamente variable por primera vez. Esto asegura una tracción óptima hasta alcanzar los límites físicos, con independencia de las condiciones de la carretera.

Mercedes-AMG E 63 S, Außenaufnahme; Kraftstoffverbrauch kombiniert: 9,2 – 8,9l/100 km; CO2-Emissionen kombiniert: 209 – 203 g/km // Mercedes-AMG E 63 S, outdoor shot; Fuel consumption combined: 9,2 – 8,9 l/100 km; Combined CO2 emissions: 209 – 203 g/km

Todo el equipamiento del Clase E en un deportivo pura sangre.

El expresivo diseño exterior, constituido por una nueva parrilla y un capó característico de coupé, subraya las prestaciones del vehículo. La nueva generación del E 63 alcanza por tanto un nivel completamente nuevo de deportividad combinada con una conducción confortable en largos recorridos.

La última generación del E 63 S 4MATIC+ de Mercedes-AMG introduce un gran número de nuevos desarrollos tecnológicos que redefinen el concepto de sedán de altas prestaciones. Innovadora ingeniería y las máximas prestaciones se combinan con un diseño único, equipamiento exclusivo y lo último en telemática y conectividad.

El valor del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC es de 196.000 dólares

Por primera vez en un sedán AMG, el capó está rodeado como en un coupé por las aletas y el paragolpes. Un paso de rueda 17 mm más ancho dota al vehículo de un aspecto más poderoso y dan cabida a un ancho de vía mayor en el eje delantero.

El diseño del faldón delantero inspirado en el ala de un jet, con sus flics negros y el largo splitter frontal muestran la sofisticada tecnología de refrigeración, una característica típica del mundo de la competición y una clara referencia a la potencia de su mecánica.

El motor versátil AMG del E 63 S 4MATIC+ eleva las cotas de potencia a un nuevo nivel de 450 kW (612 CV) con un par máximo de 850 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h lleva tan solo 3,4 segundos.

El avanzado motor V8 AMG de 4,0 litros utiliza el ya probado montaje biturbo incluidos entre las bancadas en V de los cilindros. Las ventajas de este diseño son una arquitectura más compacta, una respuesta inmediata de los turbocompresores y unas bajas emisiones gracias a la optimización del flujo de aire que va hacia los catalizadores acoplados en una posición próxima.

La nueva gestión del flujo a través de los turbocompresores permite elevar las prestaciones y mejorar la respuesta, gracias al diseño de dos pasos paralelos en el flujo. Dos conductos separados en el colector de escape hacen posible controlar los gases en la turbina de manera independiente. Los gases de escape del primer y cuarto cilindro de la bancada alimentan uno de los conductos mientras que el otro es alimentado por los gases de escape del segundo y tercer cilindro. El objetivo es prevenir efectos adversos en el ciclo del gas entre los distintos cilindros. Se reducen así las presiones de retorno en el escape y mejora el intercambio de los gases.

El resultado es un incremento en la potencia gracias a la mejora de la alimentación del cilindro con aire fresco, mayor par a bajas revoluciones y una respuesta inmediata.

Para una máxima eficiencia, Mercedes-AMG ha equipado a este motor V8 con el sistema de desconexión selectiva de cilindros AMG Cylinder Management. Este sistema que ya ayudó al SLK 55 a alcanzar unas cotas de emisiones impresionantemente bajas, es ahora utilizado en combinación con un motor turboalimentado AMG por primera vez. En situaciones de baja demanda de prestaciones, los cilindros dos, tres, cinco y ocho se desactivan, lo que reduce drásticamente el consumo. La transición de 4 a 8 cilindros es inmediata e imperceptible para que los pasajeros no sufran ninguna pérdida en el confort.

El E63 está disponible con la innovadora tracción integral variable AMG Performance 4MATIC+. La distribución del par hacia el eje delantero y trasero es completamente variable por primera vez, asegurando una tracción óptima en todas las superficies hasta alcanzar los límites físicos. La transición entre propulsión trasera y tracción integral es imperceptible gracias al sistema de control inteligente integrado como un todo en la arquitectura del vehículo.

Un acoplamiento controlado electromecánicamente conecta el eje trasero de tracción permanente al eje delantero de forma variable. La mejor distribución de par es calculada continuamente tomando en cuenta las condiciones de conducción y la acción del conductor.

Así, este sedán de altas prestaciones pasa de manera continua y variable de tracción integral a propulsión trasera pura. Las transiciones son imperceptibles. Adicionalmente a la tracción y el dinamismo lateral, el sistema de tracción integral también mejora el dinamismo longitudinal.

Cuesta 196 mil dólares. Uno de los Mercedes-Benz más caro de Argentina.

Para obtener sensaciones más propias de circuito se ofrece un programa de conducción radical llamado “drift mode”  que permite derrapar gracias a esta distribución variable del par. Este programa que forma parte del equipo de serie para el E 63 S 4 MATIC+ puede ser activado en el programa “Race” usando las levas, teniendo en cuenta que el ESP® se desactiva y el cambio pasa a modo manual. Cuando el “drift mode” está activado, el E 63 S 4MATIC+ se transforma en un vehículo de propulsión trasera.

El control de tracción RACESTART se ha simplificado considerablemente. Con los programas de conducción Sport, Sport Plus o RACE, todo lo que el conductor tiene que hacer es presionar el pedal del freno a fondo con su pie izquierdo y simultáneamente presionar a fondo el pedal del acelerador con su pie derecho.

Para mejorar la tracción y el dinamismo el E 63 4MATIC+ incluye un bloqueo de diferencial trasero mecánico y el E 63 S 4MATIC+ un bloqueo de diferencial trasero electrónico. Ambos diferenciales reducen el deslizamiento en la rueda interior al tomar las curvas, sin intervenir en el sistema de frenos.

El sistema ESP® que cuenta con tres modos de conducción (“ESP ON”, “ESP SPORT Handling Mode” y “ESP OFF”) trabaja en perfecta sintonía con el bloque de diferencial trasero y la tracción integral variable AMG 4MATIC+.

También te puede interesar...