El trébol de la buena suerte

El Mito es el auto más chico que Alfa Romeo haya fabricado en su historia. No sólo en término de dimensiones, sino también en materia de segmentos. Está basado en la plataforma del Fiat Punto y se presentó en marzo del 2008 con la idea de enfrentar al exitoso Mini desarrollado por BMW.

El Mito llegó a la Argentina en 2009, pero su versión deportiva tardó bastante más en arribar. Se comercializa en Europa desde hace cuatro años y, debido a demoras en los trámites de homologación, se vende en nuestro país desde el mes pasado, desde 197 mil pesos.

Por dimensiones, planteo y posicionamiento en precio, sus rivales directos en nuestro mercado son el Audi A1 S-Line (185 cv, desde 46.400 dólares), el Citroën DS3 (156 cv, 193.400 pesos) y el Mini Cooper S (184 cv, desde 222 mil pesos).

Se llama Mito Quadrifoglio Verde y lo manejamos durante una semana. La crítica completa se reproduce a continuación.

 

Por fuera

Hablar del diseño exterior del Mito es hablar también de un argentino. Su carrocería es obra del rosarino Juan Manuel Díaz, quien venció a otras propuestas del Centro Stile Alfa Romeo con su idea de hacer una 8C Competizione en escala. “Aquél deportivo era mi Alfa soñado”, le contó Díaz una vez a Lubri-Press, recordando la coupé de edición limitada del 2007.

“Me encargué del diseño del interior de la 8C, pero en mis ratos libres dibujé una alternativa accesible, que yo pudiera comprar. Guardé la idea en un cajón, hasta que surgió la propuesta de crear un Alfa para el segmento B. Así nació el Mito”, recordó.

La única modificación que recibió el diseño final del Mito frente a los dibujos originales de Díaz se hicieron en las formas del paragolpes delantero y en la caída de los faros, para cumplir con las normas de protección a peatones.

Díaz hoy diseña las próximas generaciones de Audi y Seat para el Grupo Volkswagen. Esto nos recuerda que las líneas del Mito ya tienen varios años a cuestas, con un restyling previsto para Europa en los próximos meses.

Pero, en el tránsito argentino, su estética sigue siendo toda una curiosidad: compacta, original y atractiva.

El diseño es obra del rosarino Juan Manuel Díaz. Soñaba con una “mini 8C”.

El diseño es obra del rosarino Juan Manuel Díaz. Soñaba con una “mini 8C”.

Las llantas de 18 pulgadas son opcionales, forman parte del Pack Premium.

Las llantas de 18 pulgadas son opcionales, forman parte del Pack Premium.

El Mito QV se diferencia de las versiones más tranquilas por detalles bien puntuales. Los más notorios son los tréboles de cuatro hojas (Quadrifoglios) ubicados sobre los guardabarros delanteros. También viene de serie con retrovisores externos cromados (opcional, en las otras versiones) y llantas específicas.

La versión base del Mito QV viene con llantas de aleación de 17 pulgadas, calzadas con Michelin Pilot Exalto 215/45ZR17. Pero la unidad probada por Lubri-Press tenía el Pack Premium opcional: por 8.536 dólares trae techo solar corredizo (con cortina parasol), faros de Xenón delanteros con lavafaros y llantas de aleación de 18 pulgadas, calzadas con Bridgestone Potenza 215/40R18.

Quien no quiera este pack completo, puede elegir el techo solar como un opcional libre, por 2.125 dólares.

 

Por dentro

El Mito tiene la plataforma del Punto, pero se ofrece sólo con carrocería de tres puertas. Además, en función de su diseño más deportivo, se sacrificó bastante espacio en el interior.

Hay cinturones de seguridad y apoyacabezas sólo para cuatro pasajeros. Y, en las plazas traseras, los adultos tendrán problemas para acomodar piernas y cabezas. Lo cierto es que, entre todos los competidores de este segmento, el único que ofrece espacio real atrás para dos adultos es el DS3.

Adelante, la historia es otra. El único inconveniente es que, con el techo solar, los conductores más altos tendremos que bajar la butaca casi hasta el piso, aunque el volante regulable en altura y profundidad ayuda a encontrar una buena posición de manejo.

Magnífica butaca con Cuero Milano. Atrás, sólo dos cinturones de seguridad.

Magnífica butaca con Cuero Milano. Atrás, sólo dos cinturones de seguridad.

El comando del DNA está delante de la palanca de cambios.

El comando del DNA está delante de la palanca de cambios.

Consola de instrumentos revestida en goma, con trama símil fibra de carbono.

Consola de instrumentos revestida en goma, con trama símil fibra de carbono.

El apoyabrazos central delantero tiene un guardacosas, pero hay que levantarlo para manejar.

El apoyabrazos central delantero tiene un guardacosas, pero hay que levantarlo para manejar.

El Mito QV viene de serie con tapizado en cuero, combinado con Alcántara. Pero hay que reconocer que la butaca en Cuero Milano de la versión Pack Premium es una obra maestra del diseño italiano: hermosa, además de cómoda y bien terminada, con filetes en goma blanca y costuras con hilo… ¡verde!

Sí, verde como el Quadrifoglio y la serpiente del logo. Suena extravagante, pero le sienta perfecto. Este mismo cuero, con esas costuras, también está presente en la palanca de cambios, el freno de mano y el volante. Otro detalle atractivo es la plancha de instrumentos de goma blanda, con un bonito entramado que simula la fibra de carbono.

Sin embargo, es como si en Alfa hubieran agotado todo el presupuesto en estos detalles puntuales. Sucede que estas terminaciones tan cuidadas contrastan de manera abrupta con los plásticos duros y ásperos presentes en los costados de la consola de instrumentos y en lo revestimientos de las puertas.

Es un contrapunto típico de la idiosincrasia italiana. Te sirven la mejor comida del mundo, pero con un mozo que te riega de parolaccias mientras te acerca el plato.

El equipamiento de serie incluye climatizador automático bizona, tablero de instrumentos Sport (con leyendas en italiano, “benzina”, “aqua”) y sistema Blue&Me con comandos en el volante, que cuenta con conectividad USB/Aux/Bluetooth.

La dotación es bastante completa si la comparamos con sus competidores. El A1 S-Line cuesta 46.400 dólares, pero si sumamos opcionales hasta llegar al mismo nivel de equipamiento del Mito QV Pack Premium, la factura final del belga llega hasta los 56.916 dólares.

El baúl, como es norma en este segmento, es chico. En el Mito QV tiene sólo 270 litros de capacidad. Y eso que se ahorró espacio colocando una rueda de auxilio temporaria, que no permite circular a más de 80 km/h.

 

Seguridad

Todos los Mito que se venden en la Argentina, desde el Junior de 29.379 dólares hasta el QV, vienen de serie con el equipamiento de seguridad más completo de su segmento: doble airbag frontal, doble airbag lateral delantero, doble airbag de cortina, airbag para las rodillas del conductor y apoyacabezas delanteros activos.

Entre las ayudas electrónicas al manejo, el QV cuenta con frenos ABS, asistencia al arranque en pendiente, control de estabilidad, control de frenada en curva y diferencial electrónico Q2.

A modo de referencia, un Mito 1.4 Turbo fue sometido a las pruebas de choque de EuroNCAP en 2008. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas en protección de adultos, tres estrellas en protección de niños y dos estrellas en protección de peatones.

 

Motor y transmisión

Sobre la base del motor del Grupo Fiat 1.4 16v MultiAir (admisión electrónica), Alfa Romeo ofrece en la Argentina tres variantes diferentes del Mito: una atmosférica de 105 caballos, una turbo con 135 cv y la Quadrifoglio Verde.

En todos los casos, se parte de la base del mismo block de hierro y aluminio con inyección directa de combustible. En el QV, la electrónica y el turbo con intercooler fueron trabajados para ofrecer 170 caballos de potencia a 5.500 rpm y 250 Nm de torque a 2.500 rpm.

El motor 1.4 MultiAir tiene turbo, intercooler y 170 caballos de potencia.

El motor 1.4 MultiAir tiene turbo, intercooler y 170 caballos de potencia.

El motor se combina con el sistema Start&Stop y el dispositivo DNA ya conocido de los otros Alfa, que cambia el mapeo de la electrónica del motor, varía la dureza de la dirección y altera el grado de intervención de las ayudas a la conducción para ofrecer tres personalidades bien diferentes: Dynamic (deportiva), Natural (normal) y All Weather (para nieve o terrenos deslizantes).

El Mito QV se ofrece sólo con caja manual de seis velocidades. Es tracción delantera y cuenta con el diferencial electrónico Q2. Es un sistema que aprovecha los sensores del control de estabilidad y el ABS para ofrecer mayor tracción y velocidad en curva. Cuando se acelera el auto con el volante doblado, los frenos delanteros actúan levemente sobre la rueda interna de la curva para ofrecerle una mayor motricidad a la rueda externa. De esta manera, se simula de manera electrónica el funcionamiento de un diferencial de deslizamiento limitado. No lo es, pero en la práctica el resultado se parece bastante.

 

Comportamiento

El Mito nació para ser el auto urbano de Alfa y no defrauda en ese sentido. Tiene dimensiones compactas y es muy maniobrable. Y eso se mantiene también en la versión Quadrifoglio Verde, que a pesar de su planteo deportivo no castiga al conductor con una suspensión excesivamente dura. La puesta a punto es más confortable que en los Mini Cooper S y Audi A1 S-Line, con un equilibrio más parecido al del Citroën DS3.

Las llantas de 18 pulgadas opcionales son bonitas y no molestan en el uso diario. Incluso se sienten bien en calles empedradas, aunque habrá que tener mucho cuidado con los baches: ahí golpea en seco y el dolor puede llegar hasta el bolsillo.

Es un deportivo para disfrutar todo los días, gracias a la magia del sistema DNA.

Es un deportivo para disfrutar todo los días, gracias a la magia del sistema DNA.

El QV se diferencia con rapidez de los otros Mito por el Trébol Verde en los costados.

El QV se diferencia con rapidez de los otros Mito por el Trébol Verde en los costados.

Pero vamos a ser sinceros: quien se compra un Mito QV busca algo más que un auto práctico para la ciudad.

El Quadrifoglio tiene mucho para ofrecerle a ese tipo de clientes. El motor suena ronco ya desde la puesta en marcha. Y la respuesta al acelerador es excelente. Todo eso, mientras el DNA está en modo Natural.

Cuando se pasa a Dynamic, comienza a la fiesta. El motor sigue siendo el mismo, pero al cambiar la respuesta del acelerador y el mapeo electrónico, se siente como si el pedal se hundiera sólo. Es como si, de repente, tuviera 30 caballos más.

Ya había probado este sistema DNA en la Giulietta 1.4 TBi y en la Giulietta Quadrifoglio Verde. Y en ninguna de las dos el cambio de Natural a Dynamic era tan brusco y notable.

Esto me llevó a realizar un experimento sociológico. Le cedí el volante durante un rato a tres personas diferentes, que nunca habían probado el DNA. Los hice manejar en Natural, en segunda velocidad, a 40 km/h y ahí activé el modo Dynamic sin avisarles.

Con el tiempo, me puedo llegar a olvidar la reacción del auto, pero siempre me voy a acordar de las caras que pusieron estos tres: se les iluminó el rostro en el acto y se empezaron a reír a como niños, entre sorprendidos y felices.

En otros Alfa, al apagar el motor, el DNA vuelve de manera automática al modo Natural. En el Mito QV esto no ocurre, porque el sistema memoriza el modo que venía usando el conductor.

El DNA repercute en los valores de aceleración (los brillantes 7,8 segundos de 0 a 100 se consiguen en Dynamic), pero no en la velocidad máxima, que es de unos más que respetables 223 km/h.

Aunque esto no es gratis y también afecta el consumo de combustible: gasta una media de 6,2 litros cada 100 kilómetros en modo Natural y trepa hasta 7,9 litros en Dynamic.

Si te lo comprás, será mejor que tomes este segundo valor como referencia. Creeme: no vas a querer desconectar nunca el modo Dynamic.

Cuando se lo exige a fondo, el comportamiento del Mito QV es incluso más salvaje que el de la Giulietta QV. Mientras su hermana mayor es una precisa máquina de velocidad, con un equilibrio más parecido al de un auto de tracción integral, el Mito QV tiene un eje trasero más alegre y juguetón.

La dirección es precisa y permite corregir con mucha seguridad cuando se llega al límite. Los frenos son ventilados en las cuatro ruedas y no se cansan nunca de trabajar.

En todas estas reacciones juega un rol fundamental la ligereza del auto. El Mito QV no es el más potente de su segmento, pero con apenas 1.105 kilos tiene la mejor relación peso potencia, con 6,5 kg/cv.

Sin embargo, me temo que no alcanza. En este segmento, el rey indiscutido en materia de diversión al volante sigue siendo el Mini Cooper S. El Mito se ubica un escalón por encima del A1 S-Line y del DS3, pero no llega a igualar la sensación de karting del inglés.

Ventaja italiana: la suspensión del Alfa no agota al conductor, como sí pasa con el Mini.

Lo único malo de salir a jugar con el Mito QV es que el control de estabilidad de no se puede desconectar. El sistema se vuelve más permisivo en modo Dynamic, pero Alfa tendría que ofrecer más libertades.

La marca no debe olvidar que los clientes de sus Quadrifoglio Verde llevan en la sangre un índice de inmadurez por encima de la media de la población.

 

Conclusión

Llamalos deportivos-chicos, GTIs, hot-hatchs o pocket rockets. Siempre tuve la idea de que este segmento es ideal para el mercado argentino. Se trata de autos importados, con buena calidad de construcción y tecnología moderna. A la vez, ofrecen muy buenas prestaciones y precios razonables. Se pueden usar en el tránsito cotidiano, toleran nuestros horribles pavimentos y no son tan ostentosos como otros deportivos.

En la última década, el Mini Cooper S reinó casi en solitario en este segmento. En los últimos años se sumaron el DS3 y el A1 S-Line. Ahora llegó el Mito QV y en los próximos meses arribarán el Peugeot 208 GTi y el Renault Clio RS IV, ambos con 200 caballos de potencia.

El Mito QV tiene menos potencia que la Giulietta QV, pero su comportamiento es más extremo.

El Mito QV tiene menos potencia que la Giulietta QV, pero su comportamiento es más extremo.

Con tanta oferta, ¿cuál elegir? El Mini ofrece la experiencia de manejo más pura, el DS3 tiene el interior más cómodo y el Audi se luce con la mejor calidad de fabricación. Peugeot y Renault van a apostar todo a la potencia pura.

¿Y el Mito QV? Tiene un precio base muy accesible, el mejor equipamiento de seguridad y es el único con garantía de cinco años.

Pero, no nos engañemos. Serán pocos los compradores racionales que se fijen en eso.

La mayoría abrazará con alegría su diseño de mini-8C, su comportamiento divertido, la magia del modo Dynamic, el bajo peso y la fuerte carga de la leyenda del Quadrifoglio Verde.

Son valores que, al menos a mí, me pueden.

 

Carlos Cristófalo

 

FICHA TECNICA

Modelo probado: Alfa Romeo Mito 1.4T Quadrifoglio Verde Pack Premium

Origen: Italia

Precio: 46.900 dólares (versión base a 38.368 dólares)

Garantía: Cinco años o 100 mil kilómetros.

Comercializa: Centro Milano (www.alfaromeo.com.ar)

 

MOTOR

Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, admisión electrónica MultiAir, inyección indirecta, turbocompresor e intercooler.

Cilindrada: 1.368 cc

Potencia: 170 cv a 5.500 rpm

Torque: 250 Nm a 2.500 rpm

 

TRANSMISIÓN

Tipo: delantera, con diferencial electrónico Q2.

Caja: manual, de seis velocidades.

 

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales.

Suspensión trasera: eje torsional, con resortes helicoidales.

Frenos delanteros: discos ventilados

Frenos traseros: discos ventilados

Dirección: de cremallera, con asistencia eléctrica y dureza variable por sistema DNA

Neumáticos: Bridgestone Potenza 215/40R18 en Pack premium (de serie, Michelin Pilot Exalto 215/45ZR17). Auxilio temporario.

 

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 223 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,8 segundos

Consumo urbano: 8,8 l/100km

Consumo extraurbano: 5,1 l/100km

Consumo medio: 6,2 l/100km

 

MEDICIONES

Largo / ancho / alto: 4.063 mm / 1-721 mm / 1-446 mm

Distancia entre ejes: 2.511 mm

Peso en orden de marcha: 1.105 kilos

Capacidad de baúl: 270 litros

Capacidad de combustible: 45 litros

 

EQUIPAMIENTO

Doble airbag frontal

Doble airbag lateral

Doble airbag de cortina

Airbag de rodillas para el conductor

Apoyacabezas activo

Control de estabilidad

Asistencia al arranque en pendiente

Selector de Manejo DNA

Faros antiniebla delanteros y traseros

Climatizador automatico bi-zona

Tapizados en cuero y Alcántara

Instrumentación Sport

Conectividad Blue and Me (Bluetooth/Aux/USB)

Volante multifunción, regulable en altura y profundidad

Sensor de estacionamiento trasero

Levantavidrios eléctricos delanteros

Espejos retrovisores eléctricos y calefaccionados con terminación cromada

Butacas delanteras con ajuste en altura

Butaca del conductor con ajuste lumbar

Llantas de aleación de 17 pulgadas

 

OPCIONALES

Tapizado en cuero Milano: 2.505 dólares

Techo solar eléctrico con cortina parasol: 2.125 dólares

Pack Premium: (cuero Milano, más techo solar, más llantas de 18 pulgadas, más faros de Xenón con lavafaros): 8.536 dólares.

 

 

Escribe Juan Manuel Díaz:

“Un orgullo inmenso”

 

MITOQV11

A pedido de Lubri-Press, el diseñador argentino del Alfa Mito redactó este texto especial.

 

En primer lugar, la Mito es para mí un orgullo inmenso. Es una sensación de satisfacción muy agradable, por lo que significó mi paso por el Centro de Diseño Alfa Romeo, lugar de Gigantes del diseño en aquella época. Y yo ahí.

La verdad, fue un grupo de personas que hoy recuerdo con un enorme cariño. Allí me formé, allí me formaron. Algunas de esas personas hoy en día dirigen y trazan las líneas de marcas muy importantes. Haber trabajado junto a ellos me dignifica aún más.

Quizás las justas sensaciones de lo que me produce ver a este automóvil en la calle es eso: volver a mis recuerdos más presentes y a aquellos más lejanos, donde también se encuentra mi infancia y mi adolecencia, en la que mi familia y amigos más íntimos me apoyaban incondicionalmente a seguir mis aspiraciones.

Mirándolo hoy, más allá de la retrospectiva emocional que me causa ver una Mito, una Giulietta, o una 8C. Entiendo que no hemos equivocado el camino: la exasperación de los volúmenes, la elegancia en los detalles, el uso racional de los materiales.

Sigo entendiendo y creyendo que el diseño es comunicación. Y el mensaje de los Alfa que hoy circulan en las calles es claro y definido, como el de sus antecesores: deportividad y elegancia definidas en la menor cantidad de líneas posibles, sin la necesidad de plásticos adosados o falsos cromados.

Creo en los autos que te roban la mirada con el tiempo, aún después de que dejan de ser una novedad.

Y eso aún hoy me sigue pasando con la -o el- Mito.

J.M.D.

Diseñador argentino, autor del Alfa Romeo Mito. En la actualidad trabaja para Seat y Audi.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.