El Truco de Symmetrix

El espacio es valioso, tanto en la arquitectura como en el diseño de automóviles. Sin embargo, un filtro de aire necesita tener un cierto volumen, que en función del motor puede llegar a ser importante, para purificar el caudal de aire de admisión requerido. Esto quiere decir que en un vehículo industrial el elemento filtrante puede alcanzar dimensiones considerables en correspondencia con el tamaño del vehículo y del motor.

Los motores con turbocompresor que trabajan con una mayor densidad de potencia y son más eficientes, por lo que se utilizan cada vez más, requieren un mayor volumen de aire para la combustión, y por ello un filtro de aire más voluminoso. Por esta razón hay cada vez menos espacio libre bajo el capot. El trabajo de los diseñadores de filtros de aire de Mahle consiste en maximizar la densidad funcional; es decir, conseguir una mayor retención de partículas extrañas con dimensiones más compactas y una menor necesidad de mantenimiento.

Por ello se recurrió a una solución completamente diferente: ya no se utilizan los conocidos elementos filtrantes con forma de estrella, sino un elemento bobinado. El flujo de aire pasa a través de este elemento en sentido axial, con lo que se consigue un rendimiento aerodinámico mucho mayor.

El filtro bobinado Symmetrix consta de un gran número de canales de filtración, cuyos cierres están dispuestos de forma alterna.

El filtro bobinado Symmetrix consta de un gran número de canales de filtración, cuyos cierres están dispuestos de forma alterna.

El filtro bobinado Symmetrix consta de un gran número de canales de filtración, cuyos cierres están dispuestos de forma alterna. El aire penetra dentro de un canal, pasa a través del material filtrante que retiene la suciedad y sale del elemento filtrante por el canal contiguo en el otro sentido.

Otra ventaja es que a diferencia de los filtros convencionales con forma de estrella, el elemento filtrante Symmetrix no necesita un volumen adicional para la entrada y la salida de aire de admisión, ya que el aire atraviesa el filtro en línea dentro de la carcasa. Gracias a ello la capacidad de retención de partículas a igualdad de dimensiones es más del doble. En los esquemas se puede visualizar el aumento de la capacidad de retención así como la reducción del volumen para la misma capacidad de retención.

El elemento filtrante no contiene componentes metálicos, de modo que los filtros usados se pueden incinerar completamente sin producir residuos contaminantes.

 

Innovación por nanotecnología

No sólo se aumentó el rendimiento del nuevo filtro bobinado Symmetrix por su diseño, sino que también se mejoró el material filtrante. Para satisfacer el actual nivel de exigencias se desarrolló un material filtrante muy delgado con una gran capacidad de retención. Esto fue posible gracias a la disposición nanométrica de las fibras, lo cual permite incrementar la sección libre de flujo de aire, reduciendo así la pérdida de carga en el filtro. En función de las necesidades y la aplicación en vehículos industriales, también es posible impregnar este material con un producto ignífugo especial.

El filtro bobinado también forma parte del sistema modular de filtración para determinadas aplicaciones, como por ejemplo, las máquinas agrícolas, vehículos industriales o automóviles. Por su parte se ofrecen diferentes soluciones para aplicaciones específicas, como por ejemplo, un elemento de seguridad que va instalado entre el propio elemento filtrante y el motor en las segadoras-trilladoras. Este elemento evita que durante un cambio de filtro en el campo, las impurezas puedan penetrar directamente en el motor a través del conducto de admisión, produciendo graves daños.

MAHLE_News_307_es.pdf MAHLE3 MAHLE4

Otra característica de este sistema de filtración es el así llamado colector de polvo del lado sucio. Este colector tiene varios ciclones que realizan una purificación preliminar del aire de admisión aplicando un principio tan simple como genial: el aire se desvía mediante pequeñas aletas que generan fuerzas centrífugas, de modo que las partículas más gruesas se separan del flujo de aire hacia el lado exterior. La suciedad que se va separando de esta manera sale continuamente a través de una abertura. El colector de polvo se puede lavar durante la inspección o el cambio de filtro.

Actualmente Mahle está preparando la instalación de filtros Symmetrix en serie en colaboración con renombrados fabricantes de automóviles en el marco de su participación en el diseño de automóviles y motores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.