Error vs. Oportunidad para mejorar

Por Néstor Setzes

SETZES

 

En los años de experiencia en el trabajo de consultoría junto a los empresarios, descubrí que existen solo dos posturas de las personas cada vez que se enfrentan a un problema:

A.           Se concentran en el error cometido

B.            Se concentran en encontrar una solución entendiendo lo sucedido como una oportunidad de mejorar

Ambas posturas consumen energías.

En el primer caso (A) serán energías desperdiciadas, ya que allí lo único que cabe es “buscar al culpable”, lo que nada resuelve y casi siempre agrava el problema original.

Esto se debe a que casi todas las personas tienen una reacción casi natural hacia:

a-            No hacerse cargo (la culpa es siempre de otro)

b-           Explicar lo ocurrido (comentarista externo omnisciente)

c-            Quedarse “patinando en el problema” y situaciones imaginarias como: que pena que no se hizo esto o aquello

En el segundo caso (B) serán energías aprovechadas al máximo, ya que se trata realmente de “hacerse cargo” y a pesar de emociones encontradas tratar de hallar una solución válida sin perder tiempo y energías en explicaciones no siempre acertadas, con el ánimo de ser mejores.

Lo curioso es que planteado así no resiste análisis: uno debiera siempre e inmediatamente ante cada problema tomar la postura B. Sin embargo, la gran mayoría de las veces tanto el personal de la base de la pirámide, como los mandos medios y el nivel gerencial inconscientemente y sin darse cuenta, optan por la postura A con el consiguiente desperdicio de energías y en la mayoría de los casos agravamiento del problema.

Tanto como dure el “quedarse patinando en el problema” será el desperdicio de tiempo y energía, ya que mientras se está en ese estado es casi imposible resolver efectivamente.

Será entonces una cuestión de cultura organizacional.

Lo recomendable es concientizar a todos los miembros de la empresa que ante un problema deben elegir: o se quedan en el problema y su historia o lo ven como una verdadera oportunidad para mejorar y se ponen a resolverlo.

En la aplicación de una verdadera filosofía de Mejora Continua podríamos decir que este precepto comunicado mediante carteles bien visibles en toda la empresa, será una herramienta adicional de invalorable importancia para resolver cada cuestión con mayor rapidez y eficacia.

 

* SICFIE, Asesoramiento y Control PyME – Coaching empresario / info@sicfie.com.ar / www.sicfie.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.