Hora de trabajar

Los lectores de Lubri-Press y Autoblog que son usuarios de utilitarios urbanos probaron la gama de modelos importados de China. Qué les gustó, qué no y una pregunta para jugarse: “¿Te lo comprarías?”

El Focus Group de los Foison se realizó el sábado pasado, en el concesionario oficial Nafil, de Francisco Álvarez.

Los participantes probaron el Foison Cargo.

El Foison Truck.

Y el Foison Box (semi-camuflado de Cargo, para confundir a los paparazzi).

Las opiniones de los participantes se publican acá abajo.

Los Focus Groups de Lubri-Press y Autoblog celebraron el mes pasado una nueva edición. El programa exclusivo de test drives -donde los lectores prueban y opinan sobre las novedades del mercado- tuvo como protagonistas a los tres utilitarios urbanos de Lifan: Foison Truck, Foison Cargo y Foison Box.

Los tres modelos importados de China se comercializan en la Argentina desde hace poco más de un año. En este tiempo, ya patentaron más de 1.100 unidades.

El Focus Group se realizó por gentileza de Lifcar, importador oficial de Lifan en la Argentina, quien cedió las unidades para las pruebas de manejo. Un agradecimiento especial a Nafil, concesionario Lifan de Moreno, que nos prestó las instalaciones para realizar el evento.

También colaboraron Garage Creativo y el Bar Mog de San Isidro, en la producción de imágenes y el desayuno que disfrutaron los participantes.

La prueba de manejo consistió en un recorrido mixto de media hora de duración, que combinó autopistas, rutas colectoras y calles de la localidad de Francisco Álvarez.

Los lectores pudieron elegir el modelo de Lifan Foison de su preferencia, entre los tres disponibles. Los más detallistas esperaron con paciencia su turno para manejar los tres modelos y así brindar una opinión más completa.

Desde esta edición, en todos los Focus Groups de Autoblog se agregará una pregunta final para los participantes, a modo de conclusión: “¿Te lo comprarías?”

El anfitrión del evento fue Roberto Alabés, responsable de Marketing y Comunicación de Lifan Argentina, quien le dio la bienvenida a los participantes con estas palabras: “Lifan creó un segmento de camiones urbanos con la familia Foison. Por eso, es un desafío ocupar en el mercado un lugar frente a los competidores, porque justamente no los tiene. Por un lado, tenés la ventaja de ser el único que cumple con las necesidades del segmento, pero por el otro, tenés que salir a hacerte conocer entre aquellos que están cerca del tipo de usuario al que le facilitarías las cosas, con esta gama de camiones. Este segundo plano es el caso del Focus Group. Pudimos intercambiar mucha información de producto con los participantes y también de la marca, que aún no es tan conocida y que tiene muchas intenciones para el mercado local, desde los productos y su servicio postventa”.

Las opiniones completas de los participantes de este Focus Group se reproducen acá abajo.

TESTIMONIO I

Nombre: Agustín Francisco Boggio (33 años)
Ocupación: Diseñador industrial (maneja 25 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Renault Kangoo Express (2016)
Carga habitual: Muebles de diseño.
Vehículos anteriores: Fiat Fiorino y Volkswagen Gol.

Me gustó: “Manejé el Lifan Foison Box y me gustó la agilidad del manejo: el motor responde muy bien en el uso urbano. La dirección es excelente, muy maniobrable. El radio de giro me sorprendió, es espectacular. La capacidad de carga del Box es muy buena, duplica al espacio de carga de mi Kangoo. El precio claramente es uno de sus puntos fuertes, tiene un valor excelente”.

No me gustó: “La habitabilidad de la cabina y la rusticidad del espacio interior no me gustaron. La suspensión es un poco dura, sobre todo en el caso de este test drive, donde la caja estaba vacía. Los pozos se sienten bastante. El pasarruedas delantero izquierdo hace que la posición de la pierna izquierda resulte incómoda. Además, el respaldo del asiento es muy recto y tiene pocas posibilidades de ajuste. El volante es fijo”.

¿Me lo compraría?: “Sí, me lo compraría, pero teniendo en cuenta que este es un vehículo netamente de trabajo. La Kangoo Express es más versátil: se puede usar también como vehículo particular”.

TESTIMONIO II

Nombre: Thomas Navarro (18 años)
Ocupación: Ferretero (maneja 10 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Renault Kangoo Express (2017)
Carga habitual: Herramientas, pintura y artículos de ferretería.
Vehículos anteriores: Volkswagen Suran.

Me gustó: “Manejé el Foison Truck y me gustó el motor y la caja de cambios. Tiene muy buena salida desde abajo, acelera bien desde pocas vueltas. El manejo es muy suave. La dirección es muy buena, bien sensible, con asistencia eléctrica. La caja tiene muy buena capacidad de carga y es muy sencilla de cargar, porque se rebaten los laterales”.

No me gustó: “La posición de manejo no es cómoda. El respaldo es muy recto y tiene pocos ajustes. Me costó acostumbrarme al capot tan corto, me da la sensación de que no tengo una buena visibilidad, porque no se ve dónde arranca la trompa. Sentí algunos ruidos al colocar la luz de giro y doblar, como un plastiquito que hace ruido en la dirección”.

¿Me lo compraría?: “Sí, el precio es muy accesible. Es un vehículo muy cómodo para cargar y la garantía que tiene también es muy buena: tres años o 60 mil kilómetros”.

TESTIMONIO III

Nombre: Miguel Angel Larraburu (46 años)
Ocupación: Venta online de muebles de pino y flota de vehículos de carga (tiene utilitarios que recorren un promedio anual de 125 mil kilómetros, cada uno)
Vehículo actual: Fiat Qubo Fiorino, Fiat Fiorino Fire, Fiat Strada e Iveco Daily.
Carga habitual: Muebles y medicamentos.
Vehículos anteriores: Renault Kangoo y varios utilitarios de Fiat y Ford.

Me gustó: “Manejé el Foison Box y me gustó el torque que tiene el motor a bajas vueltas. Por ejemplo, venía a 60 km/h en tercera, bajé la velocidad para pasar un lomo de burro y recuperó la velocidad sin problema, siempre en tercera. El motor es muy elástico y tiene buena potencia. El volumen de carga del Foison Box es el principal argumento de compra, no tiene rivales en este segmento de precios. El precio es muy bueno. Tenés casi la misma capacidad de carga de un Kia K2500 por casi la mitad de su precio. También probé el Foison Cargo y me pareció un vehículo mucho más liviano que el Box, por lo tanto el motor tiene mejor respuesta en baja. La maniobrabilidad también es mucho mejor, porque tiene menor distancia entre ejes. En ruta se nota que tiene mejor aerodinámica, es mucho más silencioso y ahí también se nota que es más liviano”.

No me gustó: “En la caja de cambios no me gustó el sincronizado de las marchas, sobre todo cuando apurás un poco un rebaje. La suspensión es bastante rebotadora, sobre todo cuando el vehículo viaja vacío. La posición de manejo es incómoda, el respaldo es muy recto y no se puede regular”.

¿Me lo compraría?: “Sí, totalmente. Tiene una relación costo-beneficio muy acertada. Sería muy interesante que ofrecieran una versión con doble cabina, para que la Truck resulte más versátil todavía. Del Foison Cargo también ofrecería una versión Mixta, con asientos traseros y buena capacidad de carga”.

TESTIMONIO IV

Nombre: Nicolás Daniel Errico (26 años)
Ocupación: Vendedor de baterías de autos (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Fiorino (2009) y Fiat Fiorino (2017)
Carga habitual: Baterías, herramientas, lámparas y accesorios para autos.
Vehículos anteriores: Renault Kangoo y Peugeot 206.

Me gustó: “Manejé el Foison Cargo y lo primero que me gustó fue el funcionamiento del equipo de aire acondicionado, enfría muy rápido. Las dos puertas laterales son muy prácticas. Otro detalle que me gustó fue que el interior tenga revestimiento hasta en el techo. El motor se siente muy ágil. En autopista viaja a 100 km/h en quinta y a poco más de 3.000 rpm. Es un vehículo netamente de trabajo”.

No me gustó: “No tiene descanso para el pie izquierdo. El lugar está ocupado por el paso de rueda y hace que el pie del embrague no tenga nunca descanso. La caja de cambios me pareció algo dura en el paso de marcha. En el tren delantero sentí algunos ruiditos, y eso que la unidad que manejé tenía sólo 5.000 kilómetros”.

¿Me lo compraría?: “El precio me parece bien, pero me gustaría hacer algunos números, conocer planes de financiación y romper algunos prejuicios que tengo con las marcas chinas”.

TESTIMONIO V

Nombre: Albano Petrucci (25 años)
Ocupación: Técnico en Comercio Exterior (maneja 20 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Strada Working (“con suspensión bajada al piso, llantas de Honda City y aún así sirve para trabajar”).
Carga habitual: Cajas sueltas, pallets y bultos sueltos.
Vehículos anteriores: Mazda 626.

Me gustó: “Manejé el Foison Truck y lo que más me gustó es la relación precio-producto-calidad que tiene. El motor tiene muy buena respuesta en todas las marchas. La capacidad de carga de 650 kilos declarada por Lifan es menor a la de mi Strada, pero sé que el Foison carga bastante más. Donde hace diferencia es en el volumen de carga: es enorme. El diseño me gustó también. El radio de giro es excepcional, muy destacable. Después manejé el Foison Box y me pareció que en ruta tiene mejor estabilidad, debe ser por el peso de la caja de carga. “.

No me gustó: “Las terminaciones del interior son muy simples y la posición de manejo no es cómoda: el respaldo es muy recto y no se regula. En el Foison Box, por el mismo peso de la caja de carga, también noté que las reacciones eran más lentas y los frenos no eran tan buenos. Además, la caja de cambios cantaba un poco en cada paso de marcha”. Creo que un defecto es la ausencia de motores diesel. Y otro defecto, que me saqué después de probarlo, es el prejuicio sobre las marcas chinas. Creo que son muy buenos estos test drives, porque Lifan todavía es una marca nueva y necesita hacerse conocer.

¿Me lo compraría?: “Sí, totalmente. Me cierra por todos lados, el precio, el producto y la funcionalidad. Si tuviera que elegir, me compraría el Truck, claramente por encima del Box”.

TESTIMONIO VI

Nombre: Guillermo Slepicki (58 años)
Ocupación: Viajante y comerciante textil (maneja 35 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Dobló Cargo (2014)
Carga habitual: Lencería y otros textiles.
Vehículos anteriores: Fiat Fiorino, Renault Trafic y Ford Falcon Rural.

Me gustó: “Manejé el Foison Cargo y me gustó el comportamiento que tiene en ciudad. El doble portón es algo muy útil y tiene buen espacio de carga. El motor responde bien en ciudad y tiene dirección muy liviana. La capacidad de carga no es tan grande como en la Dobló Cargo que tengo ahora, pero es claramente más amplia que la Fiorino que tuve antes. No le hice muchos kilómetros, pero el motor 1.3 debe gastar poco”.

No me gustó: “Yo hago viajes de tres mil kilómetros en una semana y creo que no es un vehículo para viajar tanto. Necesitaría un vehículo con más velocidad y potencia”.

¿Me lo compraría?: “Para mis viajes, no. Pero, para trabajar en la ciudad, sí: sin dudas”.

TESTIMONIO VII

Nombre: Ariel Argañaraz (36 años)
Ocupación: Comerciante de muebles de pino (maneja 10 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Ford F100 (1998) y Citroën C4 VTS
Carga habitual: Muebles.
Vehículos anteriores: Otras tres Ford F100.

Me gustó: “Manejé el Foison Box y me pareció un vehículo muy práctico para la ciudad. Diez puntos. El motor es muy ágil, se mueve bien, el espacio de carga es muy amplio y la dirección es buenísima. No tiene competencia para el uso en ciudad. Se comporta como si fuera un autito o incluso un karting, muy ágil. Es muy fácil de manejar. El aire acondicionado enfría bien. Pero, sobre todo, lo mejor es el espacio de carga. También manejé el Cargo y el Truck. El Cargo tiene una suspensión mucho más confortable y una caja de cambios mejor sincronizada. El revestimiento de la zona de carga está muy bien cuidado. Y lo que me encantó del Truck es la capacidad de carga: es enorme, cabe de todo, motos, cuatriciclos, cajas, pallets, cualquier tipo de mercadería. Los frenos de los tres responden muy bien, tienen ABS y la respuesta es buena. El diseño en general es simpático. Y lo mejor de todo: el precio”.

No me gustó: “Por mi altura, estoy muy justo en la posición de manejo. Sobre todo por el espacio para las piernas y rodillas. Está faltando un apoyapie del lado izquierdo. Los materiales no son lujosos, pero por el precio que tiene no se puede pedir mucho más. La suspensión me pareció saltarina, tal vez porque estaba sin carga. A los tres modelos les estarían faltando sensores de estacionamiento traseros, sobre todo en el Box, donde no se ve nada para atrás”.

¿Me lo compraría?: “Sinceramente, sí. El que me cierra más de los tres es el Cargo, aunque el Truck es el más cómodo para trabajar y cargar. Tengo un comerciante vecino que se compró un Foison Truck y estoy viendo de cerca cómo está aguantando el paso del tiempo. Ya le hizo 30 mil kilómetros y está perfecto. Son vehículos accesibles y muy prácticos”.

El Foison Truck.

TESTIMONIO VIII

Nombre: Matías Vereda (29 años)
Ocupación: Responsable de logística, que presta servicios de transporte para una empresa de productos de limpieza (maneja 180 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Fiorino (2017) y otras dos Fiorino de vieja generación, todas al servicio de la misma empresa.
Carga habitual: Líquidos y productos de limpiezas, en bidones de distintos tamaños.
Vehículos anteriores: Otras tres Fiorino.

Me gustó: “Manejé el Foison Truck y me gustó la respuesta que tiene el motor. Para ser 1.3 litros, sale muy bien desde abajo. Los frenos responden bien, pero me hubiera gustado probar el rendimiento con carga”.

No me gustó: “No tiene airbags, debería tener doble airbag frontal, por más que no sea obligatorio en su segmento. Durante la prueba, al piloto que me acompañaba se le desabrochó el cinturón de seguridad. No sé si fue una falla del cinturón o si él no lo ajustó bien. Para mí, la seguridad en un vehículo es fundamental. La calidad de los materiales es floja. La posición de manejo es incómoda. Hice el curso de seguridad de Cesvi y no es posible encontrar la posición de manejo más indicada para manejar como corresponde. No hay apoyo para el pie izquierdo, lo ocupa el guardabarros izquierdo. El espejo central estaba flojo y se desacomodaba a los pocos kilómetros. La posición de manejo es muy alta. Por ejemplo, cuando abrís el parasol te obstaculiza la visión. Los espejos externos tienen poca regulación en altura. Probé los limpiaparabrisas, el sapito moja muy abajo y el brazo tiene poca superficie de barrido. La caja de cambios me pareció que tiene una relación muy corta y no es precisa, es bastante tosca. En ruta a 100 km/h, el motor trabaja 3.500 rpm en quinta velocidad y es bastante ruidoso. La suspensión trasera es muy saltarina al circular sin carga. El tren delantero transmite también muchos ruidos del exterior, no se siente robusto en nuestras calles”.

¿Me lo compraría?: “No lo sé. La Fiorino me parece un producto mejor terminado y de mejor calidad. La única gran ventaja es que los Lifan tienen mucho más volumen de carga, casi el doble.”

Y el Foison Box (semi-camuflado de Cargo, para confundir a los paparazzi).

TESTIMONIO IX

Nombre: Pablo Fernández Vela (33 años)
Ocupación: Empresa familiar de abastecimiento de comedores escolares (maneja 12 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Fiorino Qubo (2012) y Fiat Fiorino (2015)
Carga habitual: Cajas y botellas con alimentos.
Vehículos anteriores: Fiat Fiorino de generación anterior.

Me gustó: “Manejé el Foison Box y me pareció un vehículo de comportamiento ágil. Se maneja como un auto. El aire acondicionado enfría muy bien. Tiene muy buena relación entre capacidad de carga y precio. Puede transportar casi el doble de carga que mi Qubo. La dirección es liviana, pero me pareció que hay que corregirla todo el tiempo, demasiado blanda. La suspensión es correcta, un poco saltarina, nada más”.

No me gustó: “Además de lo que mencioné de la dirección y la suspensión, la calidad no me pareció muy buena, y eso que el nivel de los fabricantes locales tampoco es una maravilla. El levantavidrios eléctrico sentí que se trababa un poco en el recorrido, al subir y bajar. No tiene airbags, debería tener dos frontales”.

¿Me lo compraría?: “Por espacio y precio, sin dudas. Carga casi lo mismo de una Mercedes-Benz Vito, por exactamente la mitad de su valor. No tiene competencia en ese sentido”.

participantes

TESTIMONIO X

Nombre: Alejandro Florio (31 años)
Ocupación: Reparto de insumos odontológicos y de látex (maneja 13 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Fiat Qubo Fiorino (2013)
Carga habitual: Cajas de cartón con productos odontológicos y de látex.
Vehículos anteriores: Volkswagen 1500 y varias motos.

Me gustó: “Manejé el Foison Cargo y me gustó la respuesta del motor en baja, con muy buenas relaciones de caja, bien cortas. Se nota que es un vehículo pensado para trabajar. El comportamiento dinámico es bueno, aunque las suspensiones son un poco duras. El volumen de carga es muy bueno, caben dos pallets mientras que en mi Qubo entra uno solo. La dirección de asistencia eléctrica es muy buena, genial para la ciudad. El precio es muy competitivo, incluso más barata que una Peugeot Partner, que es el otro vehículo que estoy viendo en este momento. El consumo, por lo poco que anduve, gasta menos que en la Qubo, que le ves en vivo cómo baja la aguja del tanque. En el Foison la aguja ni se movió durante todo el recorrido”.

No me gustó: “El tacto de la caja de cambios es áspero. Las tercera y cuarta velocidades cuesta engranarlas. El motor se nota que pierde empuje y elasticidad en ruta. Hay que estirar mucho los cambios para tener respuesta. La dirección tan liviana en ciudad, que es genial, te complica un poco la precisión del manejo en ruta. Hay que estar bien atento. A partir de 80 km/h se sienten los ruidos de viento y la inclinación de la carrocería. Le estarían faltando los sensores de estacionamiento, para facilitar las maniobras. Además, el habitáculo es muy estrecho y el respaldo del asiento no se reclina”.

¿Me lo compraría?: “Es una buena opción, por precio y volumen de carga. La Qubo la uso para trabajar y también para salidas personales. Los Foison son exclusivamente para trabajo, necesitaría otro auto particular”.

 

También te puede interesar...