La destrucción del mito de las equivalencias

Por Antonio J. Ciancio

Ante la globalización y sus derivados, como lo es el ambiente cada vez más competitivo, las compañías deben adaptarse con una evolución permanente, optimizando su eficiencia…

De su capacidad para implementar los cambios necesarios, en forma rápida y segura, dependerá en muchos casos su supervivencia o su crecimiento.

* Los sistemas de mantenimiento juegan un papel muy importante en la producción y las *peraciones de las empresas. Ellos garantizan la continuidad en los procesos productivos y asimismo aseguran una calidad satisfactoria del producto final o servicio entregado a los clientes.

Así a las definiciones tradicionales de los distintos tipos de mantenimiento (Correctivo, Preventivo, Predictivo, Proactivo) se han agregado el TPM (Mantenimiento Productivo Total) con su decisiva interacción entre todos los sectores de la empresa, el RCM (Mantenimiento Centrado en la Confiabilidad) con su monitoreo de condición y estudio científico sistemático de las bases de datos obtenidos en la gestión, etc.

Un comentario aparte merece el “6 Sigma” porque muchos siguen discutiendo su aplicabilidad al mantenimiento. De un sitio “Lean 6 Sigma On-Line”, de los más conocidos, uno puede leer: “La implementación de los conceptos Lean (esbelto, liviano, ágil) en los procesos de mantenimiento no es fácil porque, en la mayoría de las compañías, estas actividades son llevadas a cabo por personal relativamente menos capacitado, quienes podrían no tener la habilidad suficiente para entender las complejidades y metodologías de los conceptos Lean”.

Por si esto no fuera objetable y demostrativo de un cabal desconocimiento del nivel de mantenimiento actual, sigue así: “Adicionalmente, el personal de mantenimiento está muy a menudo tan abstraído en su actividad diaria que es muy difícil para ellos tomarse el tiempo para entender los conceptos ‘Lean’ y por lo tanto para dejarlos solos en determinar el “timing” que define la implementación de los mismos”.

Se usó para las pruebas una excavadora disponible comercialmente, operando en una serie de movimientos prescriptos.

Se usó para las pruebas una excavadora disponible comercialmente, operando en una serie de movimientos prescriptos.

¿Qué responder a esto? Me viene a la memoria la definición de un viejo y querido maestro: a las máquinas no las conocen tan bien aquéllos que las diseñan o fabrican tanto como lo hacen quienes las “gastan” (es decir los que sienten todo el tiempo de la vida útil del equipo como funcionan, como emiten señales de problemas incipientes y como se rompen, siendo los responsables “naturales” de determinar las causas de falla).

Esto es suficiente para conferir el poder de decisión al personal de mantenimiento.

Por otro lado existen, como regla general, controversias entre las gerencias de Mantenimiento y Suministros… por precio suelen modificarse las decisiones de los técnicos y especialistas y se elige al proveedor más barato: todo parece convertirse en un “commoditie”. Esa es la manera clásica de despreciar todo el desarrollo que han realizado los especialistas en mantenimiento y sus equipos de trabajo.

Ejemplos de tales sobre-simplificaciones son las “Tablas de Equivalencias” de lubricantes (las comparaciones siempre adolecen de una total rigurosidad, no contemplan pruebas de campo, de la vida real) —Otro caso es la utilización de Sistemas de Análisis de Aceite Usado, para el que surge la frase: “pero fulanito también me analiza el lubricante”… y en general no se incursiona en el “detalle” de la estructura o nivel tecnológico del laboratorio que brinda el servicio, ni la calidad del soporte técnico asociado.

Mantenimiento debe demostrar los beneficios obtenidos a partir de sus decisiones, con reportes y presentaciones que insumen bastante tiempo.

Veamos un caso sencillo para romper el criterio de “Equivalencias”, como es la opción por los Fluidos Hidráulicos HVI, sintéticos Grupo III de Alto Indice de Viscosidad y libres de cinc (es decir que utilizan Aditivos Antidesgaste que soportan mejor las altas temperaturas)

La serie Mobil DTE 10 Excel tiene excepcional estabilidad a la oxidación y estabilidad térmica, lo que permite garantizar una vida útil prolongada del aceite (hasta 3 veces más que los fluidos hidráulicos “Premium”usuales)

Minimiza la formación de depósitos en sistemas hidráulicos sometidos a trabajos severos, que utilizan bombas de alta presión y desarrollan alta potencia. Su innovadora capacidad para mantener el sistema ultralimpio protege los componentes críticos de los sistemas hidráulicos contra las averías (tales como las servoválvulas de tolerancia ajustada y las válvulas proporcionales que se pueden encontrar en muchos de los sistemas hidráulicos de alta productividad).

En pruebas controladas de eficiencia, se midió que la serie Mobil DTE 10 Excel proporciona hasta seis por ciento de mejora en la eficiencia hidráulica de las bombas en comparación con la serie Mobil DTE 20 operando en aplicaciones hidráulicas estándar Economía de combustible o de energía eléctrica en el caso de sistemas hidráulicos fijos.

CIANCIO2

La serie Mobil DTE 10 Excel también demostró el valor de su alto índice de viscosidad al operar exitosamente en temperaturas de hasta -34°C y de su excepcional estabilidad ante los esfuerzos mecánicos, manteniendo el grado de viscosidad ISO durante todo el tiempo de uso.

Se puede trabajar en forma segura en un amplio rango de temperaturas, facilitando el arranque en frío y manteniendo una adecuada velocidad de accionamiento de los émbolos.

También se evitan las sobrepresiones en el arranque que pueden generar fisuras en mangueras y conexiones, o hacerlas progresar hasta el punto que se produzca una fuga de fluido en forma de chorro o fino “spray”—Esto es una de las causa más frecuentes de incendio, al tocar ese spray a los motores eléctricos o puntos calientes de la máquina.

Los aceites Mobil DTE 10 Excel también han sido comparados directamente contra otros productos de la competencia en pruebas hechas en bombas estándar de paletas, bajo condiciones controladas. Al final de una prueba de 30 minutos, el uso de Mobil DTE 10 Excel resultó en una menor generación de calor en el sistema y se midió que las temperaturas del mismo estaban 7°C por debajo que en el caso de ciertos productos de la competencia operados bajo condiciones idénticas. Sistema más frío se traduce también en vida más larga de los componentes.

Si se efectúan los cálculos de costos totales de explotación, a largo plazo (economía bien entendida) y teniendo en cuenta todos estos beneficios, se entenderán las razones por las cuales los especialistas de mantenimiento solicitan este tipo de productos, para nada comparables con otros fluidos hidráulicos.

Se destruye así el mito de las Tablas de Equivalencia.

 

* Ingeniero de Lubricación. Axion Energy (Mobil en Argentina).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.