La limousine más veloz del mundo

Bentley Continental Supersports

Ningún otro auto con cuatro plazas acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos ni alcanza una velocidad máxima de 336 km/h. Sólo Bentley lo consiguió.

Inspirado en los Bentley que corren en las competencias de GT3 nació el Continental Supersports.

 

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos y una velocidad máxima de 336 km/h es, sin duda, el Bentley con mayor capacidad de aceleración.Sus 710 CV con 1.017 Nm de par lo convierten en el Bentley más potente.Su insuperable agilidad se fusiona con una conducción marcada por el refinamiento y el lujo.Su diseño único, en las versiones cupé o descapotable, da testimonio del rendimiento que aguarda en su interior.

Bentley presentó así el modelo de serie más rápido y potente hasta el momento: el nuevo Bentley Continental Supersports.

Por su parte, su hermano, el Continental Supersports Convertible, es el descapotable de cuatro plazas más rápido de todo el sector al ser capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos hasta culminar en una velocidad máxima de 330 km/h.

El potentísimo motor W12 de Bentley, renovado para el Supersports y equipado con nuevos turbocompresores y componentes de alto rendimiento, se asocia con un sistema de vectorización del par para insuflar vida a un Continental Supersports que proporciona agilidad y potencia a partes iguales. Los detalles únicos de su diseño, tanto en su interior como en su exterior, confieren una mayor presencia robusta a este nuevo modelo en sintonía con todo el rendimiento que le caracteriza.

Y lo más asombroso es que ofrece la potencia de un supercoche y una experiencia pensada exclusivamente para las sensaciones al volante sin sacrificar el refinamiento que define el estilo de conducción del Continental. Teniendo en cuenta este choque de dosis extremas de lujo y rendimiento, no es de extrañar que el Supersports sea la última versión de un modelo que ha irrumpido en el sector para definir y dominar la categoría de los gran turismos.

Wolfgang Dürheimer, presidente y director ejecutivo de Bentley Motors, comenta: “El nombre Supersports forma parte de la leyenda de Bentley. Desde el primer Supersports de los años veinte hasta el Continental Supersports del 2009, y ahora con la tercera versión de este emblemático modelo, su nombre sigue levantando pasiones. Solamente Bentley podía crear un automóvil que conjugara de esta forma un rendimiento espectacular con un lujo insuperable”.

Su exclusiva transmisión viene equipada con un motor Bentley W12 para proporcionar una potencia y un par superiores con un rendimiento vertiginoso.

Además, con el fin de elevar aún más las capacidades del Supersports, se han rediseñado los turbocompresores de mayor eficiencia y se ha revisado el sistema intercooler, logrando así más impulso y mayor potencia. Y para aprovechar todas estas capacidades adicionales, se han introducido también mejoras en el cigüeñal del Continental, entre otras, nuevos cojinetes principales y de bielas.

Estas extensas modificaciones han dado como fruto 80 cv y 217 Nm más con respeto al Supersports de 2009, es decir, una mejora del 10% en la relación potencia/peso y de un 25% en la relación par/peso. La velocidad máxima alcanza ocho kilómetros por hora más y, por su parte, baja en 0,4 segundos el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h.

El Supersports viene además equipado con un nuevo convertidor de par que se desactiva con más rapidez para que el automóvil aproveche mejor su elevado par de 1.017 Nm y acelere con mayor velocidad.

Sin embargo, para doblegar este formidable rendimiento, el nuevo Supersports incluye frenos de cerámica de carbono de alto rendimiento con un sistema mejorado de refrigeración. No hay discos de freno de su clase que los superen en tamaño en todo el mundo, por lo que ofrecen un funcionamiento excepcional con un desgaste mínimo en condiciones extremas.

Esta maravilla de la ingeniería se esconde tras unas llantas ligeras forjadas de aleación de 21 pulgadas, creando un conjunto que ahorra 20 kg en masa no suspendida. Y gracias a un sistema de escape de titanio opcional se consigue ahorrar otros 5 kg de peso. El nuevo Supersports es en la versión más ligera del Continental GT actual, con un peso a su vez más reducido que su predecesor de cuatro plazas del 2009.

Y con el fin de que el conductor viva una experiencia aún mejor, se ha rediseñado el sistema de escape para que respire con mayor libertad y regale el característico rugido de Bentley, mientras que la reducción de marchas produce un chasquido como el de una descarga de fusil.

Todo este rendimiento está a la altura de su robusta manejabilidad. Y es que dispone de una versión actualizada del sistema de vectorización del par que ha sido calibrada especialmente para el Supersports y que se incorporó por primera vez en el Continental GT3-R.

Ambiente con materiales de lujo, propio de Bentley. Pero con un toque “racing”.

Este sistema dinámico frena las ruedas traseras y delanteras de forma individual durante la aceleración en la salida de las curvas para elevar el rendimiento, a la vez que mantiene toda la potencia en las ruedas cuando se levanta el freno, y frena el interior de las ruedas traseras en el trazado de curvas con el fin de ganar agilidad. Además, cuenta con una calibración exclusiva del control de estabilidad menos invasiva con la que la respuesta del chasis resulta más precisa.

El nuevo Supersports conserva la distribución del par con preferencia en las ruedas traseras que caracteriza a los sistemas de tracción total de Bentley. De esta forma, transmite el 60% de la potencia del motor a las ruedas traseras de forma general. Así, logra un mejor equilibrio con una personalidad más deportiva, pero con la capacidad de ajustar esta distribución de la potencia entre la parte delantera y trasera en función de la tracción disponible.

Sin embargo, pese a todos los esfuerzos realizados con vistas a mejorar la dinámica de conducción del Supersports, la configuración de la suspensión dinámica, la cual es más baja y rígida, conserva una experiencia a bordo refinada para que los pasajeros disfruten de largos trayectos con un confort inmejorable.

El nuevo Continental Supersports luce un diseño único tanto en su interior como su exterior que refleja las mejoras significativas en el rendimiento de este gran turismo insignia.

Las modificaciones introducidas en el exterior incluyen la remodelación de los parachoques delantero y trasero con un elemento divisor y un difusor de fibra de carbono respectivamente, nuevas extensiones de los estribos laterales y tomas de aire en el capó, también con acabado en fibra de carbono, tomas de aire delanteras en negro brillante y, por último, un nuevo diseño estriado del tubo de escape en negro brillante. Y para culminar el aspecto espectacular de su exterior, viene equipado con faros delanteros y traseros de tinte oscuro, además de componentes metálicos con acabado en negro en las rejillas frontales, las luces, el parachoques trasero, los tiradores de las puertas y los marcos de las ventanillas.

Asimismo, ofrece la opción de incorporar una combinación de alerón trasero y elemento divisor delantero con un diseño aerodinámico en la versión cupé, una nueva insignia del Supersports, un novedoso acabado mecanizado brillante en negro para las llantas de aleación forjadas de 21 pulgadas y emblemas laterales opcionales. También se puede encargar de forma opcional la cubierta del motor de fibra de carbono de Supersports con un acabado brillante con que se realza aún más el rendimiento mejorado que aguarda en su interior.

Un deportivo exótico para cuatro pasajeros y 710 caballos de potencia.

También te puede interesar...