La Starship de Shell

Un camión que puso a la eficiencia de combustible como su mayor prioridad. Ensayo técnico.

Un proyecto conjunto entre Shell y Airflow Truck Company, en el cual se buscó fabricar el camión más eficiente con las tecnologías disponibles.

Vivimos una época de importantes cambios en materia energética, donde las tecnologías clásicas buscan la máxima eficiencia, y las nuevas tecnologías buscan ser la opción elegida dentro de una matriz de energía cada vez más compleja.

El segmento de transporte tanto de pasajeros como de mercaderías no es la excepción, dado que representa el 25% del consumo de energía global y el 20% de las emisiones de dióxido de carbono. Además, el consumo en este sector se duplicó en los últimos 30 años, y en caso de no tomar acciones, para el año 2050 deberá incrementarse la energía dedicada al sector en un 70%. Toda esta situación es la que impulsa entre otras cosas, la introducción de normas medioambientales como Euro V en el país, y Euro VI en otros países.

Shell trabaja en entender y proponer soluciones a estos desafíos. Entre estas acciones, se encuentra un nuevo desarrollo en el sector de transporte, llamado Iniciativa Starship.

Iniciativa Starship

Este es un proyecto conjunto entre Shell y Airflow Truck Company, en el cual se buscó fabricar el camión más eficiente con las tecnologías disponibles actualmente. El enfoque fue integral, tomando en cuenta todas las partes del camión que juegan un papel en el ahorro energético, tanto en la unidad tractora como en el semirremolque. Mencionaremos cada uno de estos aspectos:

Especificaciones:

  • Motor: 2017 Cummins X15 – 6 cilindros – 15 litros
  • Potencia: 400 HP
  • Torque: 2500 N.m
  • Transmisión: Eaton 18 marchas AMT
  • Combustible: Diesel (378 litros de capacidad)
  • Frenos: Control de estabilidad y ABS, con discos de freno en 3 ejes
  • Seguridad: Cámaras retrovisoras, radares de proximidad por potenciales colisiones

Aerodinámica

Como puede apreciarse en las imágenes, el diseño aerodinámico del camión Starship busca reducir la resistencia con el aire o drag. La cabina es un claro ejemplo, fabricada 100% en fibra de carbono. La parrilla del camión cuenta con un mecanismo de apertura y cierre, que permite obturar el flujo de aire al radiador cuando no es requerido, reduciendo así el drag. Esto es útil en climas fríos, reduciendo el tiempo que toma calentar el motor. La parrilla luego se abre automáticamente permitiendo un flujo completo de aire al radiador cuando es necesario. Sobre la cola del semirremolque, y a lo largo de los laterales, se agregan paneles para mejorar la circulación de aire sobre la unidad y evitar la formación de vórtices.

Eficiencia

Se incorpora un sistema híbrido-eléctrico, con motores eléctricos en los ejes que utilizan energía recuperada del frenado y liberándola principalmente en pendientes, donde el consumo de combustible aumenta notablemente. Por otro lado, un sistema de inflado automático garantiza una presión óptima y constante en los neumáticos, evitando aumentos de combustible por baja presión. El techo del semirremolque cuenta con paneles solares con capacidad de 5000 watts. De esta forma se carga un banco de baterías de 48 volts, que alimenta el sistema de aire acondicionado y puede entregar 120 volts para uso zona de descanso en la cabina. Luego un convertidor a 12 volts alimenta los sistemas clásicos de luces, limpiaparabrisas, entre otros componentes. Finalmente, una transmisión automatizada de bajas RPM permite reducir las pérdidas en caja de cambios.

Tecnologías Shell

El motor utiliza un aceite 100% sintético, con básicos GTL (Gas-to-liquid) provenientes del gas natural. La viscosidad 5W-30 permite lograr un ahorro de combustible en comparación con las clásicas viscosidades 15W-40. Por otro lado, cumple normas API CK-4 de servicio pesado, y API SN de servicio liviano. La nueva especificación API CK-4 será superadora de la actual API CJ-4, y al igual que esta, será adecuada para motores Euro V y VI, que requieren lubricantes bajos en cenizas para proteger los sistemas de post-tratamiento de gases de escape como el DPF (filtro diesel de partículas) y catalizadores. Todo el tren de transmisión utiliza también distintos lubricantes sintéticos.

La unidad Starship comenzará un viaje de prueba en Estados Unidos, para demostrar la eficiencia energética esperada. El inicio del viaje será el 18 de mayo desde de San Diego, California, en la costa oeste, finalizando en la costa este en la ciudad de Jacksonville, Florida, el día 24 de mayo. El camión viajará con una carga total de 80000 libras (~36300 Kg), y el principal parámetro a tener en cuenta será el consumo de combustible por tonelada de mercadería transportada. Durante el recorrido realizará distintas paradas para dar a conocer el proyecto y todas estas nuevas tendencias en materia de ahorro energético en transporte.

Asesor Técnico – Shell Lubricantes

¿Sabías qué?

La carga que transportará el Starship será material provisto por la Asociación de Conservación Costera, para crear un arrecife artificial en la costa de Florida.

También te puede interesar...